Se encuentra usted aquí

De la casa: “El hip hop no estaba muerto, andaba aprendiendo español”

Por
Redacción Shock

POR: Nadia Orozco M @Cornfake 

Esta es la primera entrega de una sección que tendrá el ojo bien puesto en los lanzamientos de todas las bandas nacionales, las bandas de esta, su casa. Por un lado, un acercamiento al trabajo debut de Elsa y Elmar, una propuesta para escuchar a ojo cerrado y con el corazón en la mano; por otro lado un video recomendado, que hace parte de una campaña gestada en Colombia y que junta raperos de todo el continente para alzar la voz y decir que “El hip hop no estaba muerto, estaba aprendiendo español”. 

ELSA Y ELMAR - @Elsayelmar 

Sentirnos bien 

Cuentan sus abuelos que cuando estaba en preescolar Elsa se paró frente a todos los niños, les advirtió que iba a cantar y sin ninguna clase de vergüenza empezó a hacerlo. Ese fue quizá su primer acercamiento cara a cara con la música , la misma que terminó por convertirse en una constante en su vida; por eso hace tres años cogió sus maletas y se embarcó, desde Santander, en la expedición de su vida con parada directa en Boston, para estudiar música y musicoterapia. Llevaba un buen tiempo acumulando cuadernos con composiciones pero solo fue hasta el año pasado que decidió darle vida a esas letras para convertirlas en canciones; nunca había pensado en ponerse frente a su proyecto, pero cuando lo empezó a imaginar su mente dibujaba música tranquila, tal vez acústica y sonidos ambientales que fueran y vinieran … ideas revueltas que al final Mateo Lewis entendió y supo plasmar al producir Sentirnos bien, el primer EP de Elsa y Elmar. 

Seis tracks quedaron plasmados en este EP, canciones que se enchufan instantáneamente con el gusto de Elsa por las “canciones para viejitos” como les dice ella, pues se arropan con un sonido que parece sacado de la época de cantantes como Jeanette con su grandiosa Por qué te vas; Sentirnos bien es un trabajo orgánico, atmosférico, femenino y sutil, que está cubierto a propósito de un tinte infantil. “quise que a propósito sonaran “infantilescas” porque devolviéndote a lo más simple puedes decir las cosas más fácil, deje de escribir metáforas porque cuando halle mi sonido me devolví a lo básico”. Sin embargo, sus letras se mueven entre una etapa adolescente y otra maduras que hablan de amor, de miedos y de dudas, que son capaces de mover fibras, pero también de hacer zarandear la cabeza de lado a lado; cada una de sus canciones es una excusa para sumergirse en los detalles sonoros que las componen. Ella es Elsa y Elmar, un proyecto que se suma al selecto grupo  de chicas cantantes con cojones y sentimientos de sobra. Oído, mucho oído. 

 

Temas relacionados: 
Publicidad