Se encuentra usted aquí

Desde Pasto, el Metal CampesiNoise y Jazz Agropecuario de AcidYesit

Así es la música de la nueva joya sonora de Pasto.
Por
Redacción Shock

Imagínese un campesino papero que llega a su casa al final de la jornada a oír Pantera. Imagine un potrero lleno de vacas, en medio de un festival de música experimental en Noruega o Dinamarca. Así es la música de la nueva joya sonora de Pasto, Acid Yesit.

Por: Jenny Cifuentes // @Jenny_Cifu // Foto: Darkpro Fotografía.

Desde Pasto el grupo AcidYesit, anda resoplando fuego. Ácidos y frenéticos,  arrasan con una vorágine de “Metal CampesiNoise y Jazz Agropecuario”, como describen su estilo. Tienen un disco homónimo  en el que los músicos, armados de guitarra, bajo, batería y saxos, alían el free jazz, el noise, el punk, lo experimental, el rap, hardcore, lo progresivo, la salsa, el merengue y  la música tradicional campesina en títulos como Bazucumbia, Cuando pienso en Free o Pedro Doble Bombo.

El bajista Yesit Ipuján es el líder de este experimento genético-sonoro, que completan el guitarrista (y literato) Jaime Salazar, el baterista Andrés “Papo” Flórez (oriundo del municipio nariñense Pupiales, capital blackera de Colombia según Ipuján), el saxofonista José Díaz (quien hacía parte de reconocidos proyectos de blues en Pasto pero quien, por pedido de Ipuján, le empezó a dar más duro al noise) y la cantante y saxofonista Yancy Ibarra. Juntos ya han mostrado su propuesta ruidosamente campesina en Festivales como el Galeras Rock,   Rockarnaval, Nariño Underground,  Pastojazz,  Unirock en Cali y en Bogotá en un encuentro de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño. Con un desafiante disco en su hoja de vida, grabado en bloque en dos días y producido por Ernesto Santos (el mismo que ha estado detrás de trabajos de Puerto Candelaria, Asdrúbal, Odio a Botero, los Gaiteros de San Jacinto o Choquibtown), AcidYesit se postula como una de las propuestas más vanguardistas y experimentales de la música colombiana.

Pero dejando de lado las introducciones, le damos la palabra a Yesit Ipuján para que explique de dónde vienen los títulos y las historias de canciones con nombres tan caseros como A las 11 le echas las papas o tan tragicómicos como Quesadilla on Elm Street.  

Bazucumbia

“Era un tema con un ‘aire tradicional’, por ponerlo de alguna forma, con un desenlace más progresivo y free. El título lo pusimos pensando en cómo unos chirris tienen una traba al son de una cumbia, con muchos estados sonoros.”  

Temas relacionados: