Se encuentra usted aquí

¿Dispensadores de condones para el manoseo en Transmilenio?

Por
Redacción Shock

Por: Omar Gamboa - @OmarGamboa

No sé si sabían pero el Gobierno aprobó un proyecto para instalar dispensadores de condones en el Distrito Capital. Me parece muy buena la medida (y no estoy hablando en doble sentido), porque con eso se busca reducir la cantidad de embarazos no deseados, y la transmisión de enfermedades. Se van a ubicar en baños de bares, restaurantes, discotecas y portales de Transmilenio. Lo que no me queda claro del todo es por qué en Transmilenio. ¿Será tan incontrolable la necesidad de los favorecidos pasajeros? ¿O tanto el afán?

Quizás algunos argumenten que es lógico, igual en Transmilenio hay tanto “manoseo" que ya "tocaba”. Otros dirán que será la mejor manera de pasar los trancones o los cada vez más frecuentes “paros” y que a las marchas les dé por bloquear la Caracas.

Personalmente, no creo que duren mucho tiempo en buen estado, los bogotanos no somos precisamente los más cuidadosos con el bien público. Además nunca faltará el afanado que agarre a pata la máquina y le grite que por su culpa se quedó sin polvo. Quizás toque aplicar la medida de ponerle protección policial a la protección de látex. 

Pero bueno, si somos cuidadosos y nos duran un buen tiempo, digamos 9 meses, además de que notaremos una disminución de esos índices de enfermedades de transmisión sexual y embarazos, nos cambiará un poco la cultura: No será raro ver que las citas románticas empiecen a suceder en los acordeones de los articulados donde mirada va y mirada viene. Ya no se dirá “tu casa o la mía” sino “¿Qué? ¿Portal del Norte o Tunal?”, ahí supongo que dependerá de lo largo del trayecto o de las ganas. A las parejas de los parques les gritaremos “Uish, ¡páguele transmilenio!”, “Esa vieja aguanta un F28” y así.

Los nombres de los servicios adquirirán nuevas dimensiones. Si alguien se sube a un expreso lo tildarán de precoz, y ni hablar de los que se suben a los lecheros. Aún no sé en cuál me subiría yo, pero seguro propondría vagones para parejas, así todos contentos y sin tanto tapujo. 

Y como los colombianos somos especialistas en volver fiesta lo que no nos cuesta, literalmente haremos fiesta con los condones, y en los vagones de parejas empezarán a flotar condones inflados y, quién quita, hasta piñatas tipo despedida de soltero. “Bienvenidos a mi fiesta". Transmichiva.

Al final todo se trata de prestar un servicio a la comunidad y que todos pongamos de nuestra parte (unos pondrán más que otros, estoy seguro). Pero creo que el mayor esfuerzo debe venir del Gobierno y armar unos buenos planes de educación, porque ante la ignorancia no hay condón que valga.

Temas relacionados: