Se encuentra usted aquí

Doctor Krápula y Colectivo Jaguar unidos para salvar el Amazonas

Por
Redacción Shock

Por Mariangela Rubbini @bilirubbini

“Ama-Zonas es, de lejos, el proyecto más bonito en el que el grupo ha participado. Fue hecho sin ninguna pretensión y tampoco tiene la intención de que lo suenen en la radio. Es por este tipo de iniciativas por las que uno arma un grupo. Por hacer buena música, crear y transmitir un mensaje que sea inolvidable en la historia de nuestras generaciones y de los que vengan después”. Mario Muñoz (Doctor Krápula)

Se lanzó en las plataformas digitales el disco Ama-Zonas, proyecto en el que durante un año y medio trabajaron Doctor Krápula y cerca de 30 artistas invitados, entre músicos, ilustradores, diseñadores gráficos y fotógrafos. Todo comenzó cuando los Krápula decidieron desde la música, poner su granito de arena por la preservación de la Sierra Nevada de Santa Marta, y lanzaron el proyecto Abre Sierra, que incluso presentaron en una edición de Rock al Parque. Preocupados, como muchos de nosotros (que en cambio nos quedamos de brazos cruzados), por las problemáticas que agobian y agreden al que es considerado el pulmón del mundo, la Amazonía, los chicos decidieron embarcarse en este proyecto artístico y colectivo de 26 tracks, que contó con la participación de algunos de los líderes musicales más importantes de Iberoamérica, y entre quienes se cuentan Rubén de Café Tacvba, Roco de Maldita Vecindad, Manu Chao, Moyenei de Sonidero Mestizo, Emliano de No Te Va a Gustar, Superlitio, Catalina García de Monsieur Periné, Héctor Buitrago, Gustavo Cordera, fundador de Bersuit, Celso Piña y hasta Santiago Cruz, entre muchísimo otros.

Hablamos con Mario Muñoz, vocalista líder de los Krápula, sobre este proyecto, que como él mismo lo asegura es lo más bonito en lo que el grupo ha participado hasta ahora y con cuyas ganancias, que serán todas destinadas a la Fundación Terra Nova, dedicada a trabajar por la preservación de las comunidades indígenas, la cultura  y el territorio amazónico, esperan entre otras cosas poder construir un barco biblioteca que recorra la región.

Volvamos al momento en el que Doctor Krápula se conecta con la problemática del Amazonas.

El primer trabajo de este tipo que el grupo hizo fue el disco por la Sierra Nevada. Este proyecto fue liderado por David (bajista de Doctor Krápula), por la conexión directa que él tenía con la Sierra, y en donde participó un poquito el grupo. Viajando por el mundo nos dimos cuenta de que otros grupos habían tomado ese ejemplo para hacer colectivos en otros países. Y luego, después de hacer Viva El Planeta por primera vez, pensamos que lo más preocupante y lo más urgente para Colombia, para esa trifrontera que comparte el Amazonas, y para el mundo en general, era la Amazonía. Se hablaba en ese momento de las locomotoras mineras y se declararon unas zonas de explotación dentro de la Amazonía. La problemática de la región es algo que ha ido avanzando todos los días en silencio y la gente nada que reacciona frente a semejante atropello.

¿Cómo se acercaron los Krápula a las problemáticas de la zona?

Antes de hacer el disco y de salir a decir cualquier palabra, decidimos viajar, de la mano siempre de la Fundación Terra Nova, que lleva 12 años rescatando los cantos y las costumbres de la región. Primero fuimos David y yo y luego, en una segunda visita, el grupo completo. Quisimos asesorarnos y también ir bien acompañados, porque hemos sabido de casos de antropólogos, fotógrafos y de los mismos políticos, que van a las comunidades, los filman, se toman fotos, les sacan provecho y por supuesto, ellos se sienten usados. El grupo dijo: “vamos a hacer un trabajo serio desde el principio”. Era muy importante para nosotros entender realmente la problemática y la importancia de ese territorio. Estar allá es otra película. Cada noche la dormimos en una comunidad diferente, navegamos el río, nos conectamos con ellos.  Escuchamos de puertos y carreteras que quieren hacerse y que van a destruir ese trapecio amazónico, del contrabando y de tráfico ilegal de madera, de especies, del paramilitarismo que hubo en la zona, y del olvido también del Estado. Tantas cosas cosas que uno ni se imagina.

¿De qué manera asumieron el compromiso con las comunidades para que estas no se sintieran usadas una vez más?

Nosotros firmamos un documento en la oficina de la ACITAM (Asociación de Cabildos Indígenas del Trapecio Amazónico) en el que nos comprometemos a difundir las problemáticas de esa zona. Ellos aprobaron el proyecto que les propusimos,  y también hicimos un convenio con la Fundación Terra Nova, que fue la que nos sirvió de puente para llegar a la Amazonía. Asumimos también el compromiso de que cualquier dinero que llegue a recaudar este álbum, va directamente a la Fundación Terra Nova. Nosotros no queremos tocar ningún dinero porque supimos precisamente del caso del gran concierto que hubo en México, al que de hecho nos invitaron a participar, y que se hizo en defensa del  Cerro Wirikuta. Ahí estuvieron Calle 13, Caifanes, Zach De La Rocha (Rage Against The Machine) y gracias a todos se recogió un montón de dinero, que se ha ido embolatando. Los artistas  por supuesto se sienten usados, así que nosotros no queremos que aquí pase eso.

¿Qué va a venir después de la salida del disco?

La idea , ya con el disco en mano, es hacer gestiones en otros países, en embajadas y en organizaciones para conseguir dinero porque la idea con Terra Nova, es construir un barco teatro, biblioteca, salón cultural, que vaya por el río de comunidad en comunidad. Ese es el segundo plan. La primera acción es este disco, hecho por puro amor a la causa, al arte.

Sé que a la gran mayoría ya los conocen y que son amigos, pero ¿cómo hicieron para convencer a los otros artistas de que este era un proyecto realmente serio del que debían hacer parte?

Nunca hubo un intermediario para hablar con otro artista. Nunca hubo un manager ni una disquera de por medio. De hecho, este disco duramos haciéndolo un año y medio o tal vez un poco más, precisamente por eso. Porque queríamos encontrarnos con cada artista en persona, dialogar con él y echarle toda la carreta, contarle del proyecto. Con el 90% de los invitados somos amigos. A la única persona que no pudimos hablarle de primera mano fue a Gustavo Cordera (músico fundador de Bersuit Vergarabat), pero él se enteró del proyecto y quiso participar por iniciativa propia. De hecho fue de los primeros invitados en entregar su colaboración. Las redes sociales también nos ayudaron mucho porque cada vez que poníamos un tuit acerca de Ama-Zonas, aparecía algún músico que decía que quería ser parte. Así fue con Goy Karamelo, de Karamelo Santo.

¿Cómo se escogieron las temáticas de las que se iba a hablar en el disco?

Cuando decidimos hacer este álbum, dijimos que si bien tenían que participar artistas de todo el mundo, era muy importante que los músicos de la Amazonía estuvieran involucrados y fueran protagonistas. Por eso están esos cantos que aparecen entre canción y canción y que ha ido recopilando Terra Nova en su trabajo con las comunidades. Yendo allá fue que nosotros nos dimos cuenta sobre qué teníamos que cantar. Hay canciones dedicadas al río, hay canciones rechazando la construcción del puerto y de la carretera, hay canciones que hablan de la Amazonía como un paisaje inigualable. Lo más curioso de todo es que cada vez que iba saliendo un tema, de una vez se nos ocurría un artista para que participara. Hay percusionistas como Moska de los Auténticos Decadentes, bajistas como Chucho Merchán y bateristas como Alfonso André de Caifanes, invitados. No solo cantantes. Incluso Nico, el baterista de Krápula canta una canción. También David, el bajista y Germán el guitarrista, que nunca canta lo hizo. Mi labor fue escribir. Yo me dediqué a eso. El mensaje siempre fue: esto es de todos. Es un trabajo colectivo en el que, de hecho, utilizamos la tecnología a favor del arte porque muchas cosas se hicieron y se concretaron a través de internet. Incluso logramos tener la voz de Vandana Shiva (activista en favor del Ecofeminismo y Premio Nobel) y armar una canción con algunos apartes de un encuentro en el que un líder krishna le habló del proyecto.

¿Hay, a futuro, ideas de hacer un gran concierto con algunos, si no todos, los artistas que participaron en el proyecto?

Lo primero que vamos a hacer con Ama-Zonas en vivo será en Rock Al Parque. Vienen Cordera, Rubén de Cafeta, Emiliano de No Te Va A Gustar y Roco de La Maldita, para hacer varias canciones juntos dentro del show. De hecho, aprovechando que se trata de los 20 años del Festival, ese escenario se concibió como el gran lanzamiento del proyecto. Vamos a tener a 80 o 100 mil personas al frente descubriendo Ama-Zonas por primera vez. Estamos viendo también de qué manera logramos hacer una distribución gratuita del disco, para que alguna gente se lo lleve. Eso sería lindísimo. Y también estamos empezando a trabajar en otros países. Ahora que vamos a Europa estamos viendo cómo logramos prensarlo para poder entregárselo allá a personas influyentes e interesadas en el tema. La idea es también, que cada artista que participó haga su labor y se apropie del proyecto. El que quiera oír este disco lo va a tener que buscar. No vamos a salir a la calle a regalarlo simplemente porque sí.

Otra buena idea es que se convierta en material útil para talleres y procesos de formación.

Con Viva El Planeta pasó algo muy curioso, y es que muchas personas en Europa enseñan español con ese disco. Es interesante que acudan a temáticas y contenidos diferentes. Si nosotros logramos que muchas escuelas utilicen este disco para acercarse no solamente al idioma español, sino también a la problemática de la Amazonía y que conozcan de su importancia, estaría muy pero muy bien. Sería muy bonito que eso pase.