Se encuentra usted aquí

Dr. Dre: la nueva monedita de oro del rap

Por
Redacción Shock

Dr. Dre se burla en la cara de toda la industria del rap y se proclama el rapero más rico.

Por: Nadia Orozco M @Cornfake

En el año 2006 se hizo oficial el anuncio: Compton había sido clasificada la ciudad más caliente de Estados Unidos. La guerra pandillera era uno de los lastres de esta comunidad y ese trapito al sol ya venía siendo expuesto muchos años atrás al mundo gracias a un grupo de raperos dedicados a escupir líricas violentas. El grupo bautizado como N.W.A (niggaz with attitude, en spanish negros con actitud) sacó a la luz pública su disco debut  en 1988. "Straight Outta Compton” era una placa discográfica que destilaba rabia, rabia de la más visceral. Por eso, hasta el mismo FBI tomó cartas en el asunto (si es que a eso se le puede llamar “tomar cartas en el asunto”) y envío a una comunicado al sello y a la distribuidora:"defender la violencia y el asalto no es correcto y nosotros, en el ejercicio de las leyes de la comunidad, tomaremos acciones contra esas diatribas". La policía dejó entonces de darle seguridad al grupo en sus giras y conciertos pero como siempre pasa, ese trozo de papel catapultó al grupo y le adhirió más fieles. Arabian Prince, DJ Yella, Dr. Dre, Eazy-E, Ice Cube y MC Ren fueron los genios  detrás de este grupo que duró hasta 1991 formalmente. 

Los miembros originales tomaron distintos caminos y tal vez para Andre Romelle Young, más conocido como Dr. Dre, esta fue la mejor decisión que pudo tomar en toda su vida; un año después de haber salido por la puerta de atrás Dre dio a luz su primogénito sonoro, uno de los discos más transcendentales en la historia del hip hop: The Chronic. 

El doctor en cuestión no solo había lanzado una bomba sonora que detonó en los tops más importantes, sino que había creado un estilo musical tan rudo como bailable, tan oscuro como colorido, el G-Funk (o por lo menos de eso se ha jactado él, pues Cold 187um, rapero de un grupo llamado Above the Law, afirmó  que Dre le robó la idea tras escuchar su trabajo). Le había dado vida a un estilo funkero, suave, bailable, casi que hipnótico que se basaba en un tempo muy bajo, la voz suya y la del incomparable Snoop Dogg, coros de chicas y teclados de fondo, contrastado con líricas no aptas para menores de edad, ni tímpanos sensibles. (Nuthin' but a 'G' Thang es quizá el track que puede describir todo esa disparidad). Después de lanzar en 1999 su segunda placa sonora en solitario “2001” Dre se dedicó a producir artistas. 

 

Temas relacionados: