Se encuentra usted aquí

Ed Sheeran, bienvenido siempre a Colombia

Por
Redacción Shock

Por: Jessica Luchini @JessiLuchini // Foto: David Micolta

Desde el momento que confirmaron el concierto de uno de los cantantes británicos más influyentes de los últimos años, las redes sociales del país colapsaron. El nombre de Ed Sheeran se convirtió en trending topic en pocos minutos y la página de inicio de Facebook se comenzó a llenar de avisos clasificados de aquellos que no logaron conseguir una boleta y que se mordían hasta el codo por hacer parte de uno de los shows más esperados en el país.

Con la boletería agotada y el escenario del Outlet Centro Comercial Bima a reventar, por fin había llegado aquel esperado 19 de abril, la fecha en donde los fans de este pelirrojo de 24 años nos enamoraríamos en vivo y en directo con el corpus de canciones con la que “Teddy” ha musicalizado países como Australia, India y Francia, rincones del globo por donde el ‘X Tour’ ya había dejado huella en días pasados.

A las 6 en punto la tarima le dio la bienvenida al artista telonero Manuel Medrano, aquel músico por el que apostamos en este 2015 y que recientemente firmó con Warner. Durante media hora, su voz ronca y sus letras perfectas para enamorar comenzaron a ponerle el toque melancólico a la noche y sus sencillos ‘Afuera del planeta’ y ‘Bajo el agua’ fueron coreados al unísono por todos los asistentes que sin importar las adversidades climáticas de Bogotá estaban ahí, firmes esperando la hora en la que Sheeran saliera a el escenario.

Pasaron pocos minutos para que el ambiente en el lugar cambiara completamente. A las 7 en punto se apagaron las luces, el público alzó bombas naranjas y verdes (cada una haciendo alusión al color de la carátula de sus dos trabajos discográficos: ‘+’ y ‘X’) creando así un momento mágico con el cual sus fans le daban la bienvenida a él por primera vez a nuestro país, a aquel cantante que ha trabajado de la mano de Pharrel Williams, que ha compartido escenario con Beyoncé, Taylor Swift y John Mayer, que recientemente arrasó en la entrega de los Premios Grammy 2015,  y que para esta presentación decidió salir al escenario luciendo la nueva camiseta de la Selección Colombia que una emisora juvenil le había regalado minutos antes y un digno sombrero vueltiao.

Hora y media fueron perfectas, y muy precisas, para que todos cantáramos a todo pulmón, y me incluyo dentro de este grupo de personas que cerraron hasta los ojos a la hora de entonar a grito herido sencillos como ‘All of the stars’, ‘Photograph’, ‘I'm a mess, ‘Kiss me’ y ‘Give me love’, o bailar de manera desenfrenada con ‘Sing’, ‘Don’t’ y hasta con el cover que hizo de la canción ‘Fancy’ de Iggy Azalea.

También pudimos gozar con aquellos momentos en los que él comenzaba a rapear en la mitad de sus canciones, en las cuales aprovechaba para pararse encima de los parlantes, bailar un poco e interactuar con el público animándolos a alzar los brazos o ayudarlo en los coros a cantar.

Sin lugar a dudas, aquel momento que nos puso la piel de gallina fue cuando este pelirrojo cantó su romántico tema ‘Thinking out loud. En ese instante la voz de los asistentes se alzó sin piedad y al unísono interpretamos la frase: “Kiss me under the light of a thousand stars… I'm thinking out loud. That maybe we found love right where we are” sin importar si teníamos el inglés más perfecto del mundo.

Por mí parte debo decir que son muy pocos los conciertos, o cantantes, que logran que yo haga cualquier clase de catarsis emocional, pero siendo lo más sincera posible debo confesar que gracias a esta mágica presentación en Bogotá Ed Sheeran logró que sacara a flote mi lado cursi, ese que creía extinto hace mucho tiempo. Su poder en el escenario, la manera en la que simplemente con la ayuda de una guitarra acústica interpreta cada una de sus canciones y su conexión con el público son los elementos que hacen que hoy sin pena alguna pueda decir que me le quito literalmente el sombrero a este joven cantante, aquel que tímidamente llamó mi atención hace unos años con el video de su sencillo Lego House, y que aunque muchos creen que es simplemente un cantante de un ‘one hit wonder’, me cautivó con sus sencillos perfectos para musicalizar cualquier momento de la vida.

Algunos medios de comunicación seguramente hablarán de la pésima organización del evento, de la falta de logística y policía, y resaltarán los testimonios de los papás enojados que alegaban porqué, según ellos, sus hijos no se encontraban “en un reciento seguro”, sin embargo no podemos ser ajenos a que éste fue un show espléndido, de esos espectáculos de talla y calidad internacional que aclamamos a gritos en el país y que rogamos se repitan mucho más seguido.

‘X’ tour fue tan fiel a sus versiones en otros lugares del globo (los visuales exactos, el setlist similar, los mismos momentos de interacción con el público y hasta el escenario idéntico), que solo nos queda esperar que Ed Sheeran cumpla la promesa que hizo sobre la tarima, aquella en la que dijo que volvería tantas veces como pudiera a nuestro país y que nos brindaría muchos más conciertos como estos a todos sus fans.

Tú, Ed, serás bienvenido cuantas veces quieras a nuestro país. Gracias infinitas.

Publicidad