Se encuentra usted aquí

El Agua Maldita de Molotov bendice al rock latinoamericano

Por
Redacción Shock

Por Mariangela Rubbini Q. @bilirubbini

La más reciente placa discográfica de la banda mexicana Molotov sale este martes a la venta. Su título (Agua Maldita) y su imagen (la de un cura apagando un fuego arrebatado) ha generado todo tipo de polémicas desde que se develó por primera vez a través de las redes sociales del grupo.  Tito, Miky, Randy y Paco se han caracterizado por hacer, no solo temblar el piso del lugar en el que se presentan con su poderosa descarga en vivo, sino por sus líricas contestatarias y directas contra el sistema, la religión y los inmigrantes en Estados Unidos, entre muchas otras cosas. En esta oportunidad, los fanáticos de Molotov, encontrarán también letras que hacen referencia al consumo de drogas en menores de edad, el racismo y la discriminación.

Para combatir la piratería, la banda decidió también desarrollar una estrategia que le da a quien compre el álbum en físico, la posibilidad de tener también una boleta para poder asistir al concierto que darán en uno de los escenarios más imponentes de la capital mexicana, el Auditorio Nacional. Pero también en Toluca y Cuernavaca.

En el auditorio Blackberry en Ciudad de México, Molotov atendió el jueves pasado a los medios de su país para presentar este nuevo álbum y nosotros, con la ayuda de Julito Correal, que conoce a la banda desde la época en la que él manejaba a los Atercio, logramos colarnos al backstage para entrevistarlos. También aprovechamos para echarles la cuñita de que esperamos que visiten pronto Colombia de nuevo, porque la verdad es que “Agua Maldita” es un disco que está tremendo y que estamos seguros suena muy poderoso en vivo y en directo.

Shock: Muchas de las letras de Molotov los ha hecho lucir siempre como emputados con la sociedad.

Molotov: No es que estés todo el tiempo emputado, lo que pasa es que si nunca ves una respuesta o un avance en algo por lo que estás protestando pues sí se siente esa agresividad de alguna manera. Tal vez no todas las cosas nos toquen o nos afecten directamente a nosotros, pero si estás en esto y eres músico y tienes la atención permanente de la gente, que te dice a mí sí me pasa esto, ayúdeme usted que sí tiene voz a transmitir esa inconformidad, pues tienes que ayudar. Lo que nosotros hacemos en realidad, es canalizar muchas ideas, convertirlas en música y hacer buenas rolas, pero divertirnos también. Y es que cuestionar también es un derecho y hay que ejercerlo. Pero al mismo tiempo, también hay que entender que lo nuestro es una expresión artística. Nosotros no ofrecemos una solución a nada y tampoco creemos que seamos líderes de opinión. Lo que hemos entendido con el tiempo es que la gente se desahoga con nuestras canciones y para ellos, es una catarsis ir a un concierto de Molotov. Eso para nosotros es poca madre. Es nuestro aporte.

Muchos opinan que los grupos de rock que se están formando hoy son mucho más light en sus contenidos y en sus letras. ¿Cómo ven ustedes la movida?

Eso tampoco puede ser juzgado tan así, porque por ejemplo nosotros sí conocemos mucha gente que tiene un compromiso real con algo que afecta a la sociedad, pero que no necesariamente hace canciones sobre eso. También es válido que hables de amor si esa es tu forma de manifestarte, de hacer tu propuesta creativa. Si ese es tu desahogo ¿por qué no?. Es tan relativo. No es que nos valga madre, pero los demás también pueden expresarse como quieran. Y bueno, también es cierto que hay muchas bandas nuevas que están haciendo letras cagadas, pero hay otros que están haciendo cosas divertidas que también valen la pena. Los De Nalgas por ejemplo, que hacen muy buen punk/rock.

Ya casi empieza el Mundial, y ustedes en el pasado habían hecho canciones a propósito de. ¿Por qué esta vez no participaron de ninguna manera?

Del Mundial la verdad es que no nos invitaron a hacer ni madre. Y con esa Selección está bien cabrón que nos vaya bien. La Selección es una cortina de humo para que no nos demos cuenta de muchas cosas y de muchas leyes que se van a aprobar por estos días. Quieren que estemos en la pendeja, pero si ya sabemos que eso es lo que quieren, distraernos, pues mejor no estemos en la pendeja ¿no? Y así como no nos dejan tocar nuestro petróleo, pues porque vamos a tener un nacionalismo falso. Por qué no apoyar a otra selección, como España o Alemania, por ejemplo.

¿Ustedes siguen comprando discos en físico?

Claro que sí, y está muy bueno ahora eso de que puedes comprar tus vinilos y además vienen con un código para que puedas bajar la música a tu computadora. Nosotros defendemos mucho la calidad del disco físico porque, igual que nosotros, hay gente que los sigue comprando. De hecho, intencionalmente queríamos que este fuera un álbum con 10 temas que quieras escuchar de comienzo a fin. Que no sea un disco de dos o tres sencillos y lo demás puro relleno. Hay mucho cariño puesto el Agua Maldita y ha sido muy cuidado todo, tanto por la banda como por los productores.

¿Qué tan difícil es sonar la música que ustedes hacen en los medios y los espacios tradicionales?

Aprovechamos muchos espacios para decir lo que queremos decir. Cada vez que nos dan la oportunidad, aprovechamos las megainfraestructuras y los medios masivos, porque igual siguen teniendo mucho impacto. Si tú apareces un segundo en la tele, te reconocen hasta en la esquina. O por lo menos así pasa en México. Pero también es cierto que hay que entrarle a todo. Nosotros venimos de una época en la que se grababa todavía en cinta y el formato que tenías para difundir tu música, eran el casete y el CD. Después vinieron otras herramientas del tipo MySpace, Itunes, y ahora están Deezer, Spotify. Está todo como en una etapa de transición pero nosotros aprendimos a que hay que entrarle a todas. Llevamos casi 20 años dedicándonos a esto. Sabemos que tenemos que aprovechar esas plataformas para llegarle a otra gente. Un chavito no sabe lo que es un CD, y mucho menos lo que es un CD Player. Sin embargo, a nosotros sí nos gusta siempre tener piezas que ya son como de museo de nuestras obras.

¿Qué tal recibe la radio en México a Molotov?

Veremos cómo reciben este disco, pero si no nos pone la radio igual tenemos toda la energía para ir a tocar en dónde sea, y pues nuestra música también se puede conocer gracias a las redes sociales y a estas nuevas plataformas de las que hablábamos. Nunca hemos tenido que cambiar nuestro discurso para que nos suenen. Siempre hemos sido unos convencidos de que hay que ser honesto con lo que eres y con lo que quieres decir.

¿Cómo llegaron a la conceptualización de Agua Maldita?

El título del disco habla de un álbum completo como concepto. No de un tema en específico. Aunque hay por ejemplo, un tema que se llama Santo niño de atocha, que habla de que en vez de que te cuiden los santos mejor tú conviértete en alguien que piense y luego si ves cómo le entregas toda tu devoción a algo. En general lo que queríamos decir es que el rock and roll siempre ha sido satanizado. En México, por ejemplo, hay una moral que a veces es como antigua, y nosotros, los roqueros somos como el diablo, entonces en vez de agua bendita ahí les va el agua maldita.

¿Cómo sienten la movida roquera en México en la actualidad?

Hay un buen circuito y los clubes son muy importantes para que estas nuevas bandas existan. Hay bastantes que están jalando pero la percepción que tenemos es que ahora, a nivel global, hay tanta oferta tan accesible que ya no hay ni filtros y eso hace que se deslave un poco el rock and roll. Tienes que seguir blogs o páginas especializadas que te recomienden para que encuentres lo que realmente vale la pena.

Hay una crisis muy fuerte de líderes políticos en la región y ve uno que quienes pueden ser los voceros en el continente son los músicos. Son quienes están hablando por quienes no tienen voz. ¿Ven eso ustedes como una responsabilidad que deben asumir sí o sí?

No quisiéramos sentirnos parte de eso, porque muchas veces puedes hasta defraudar a tus fans si no eres realmente un activista o si no tienes un compromiso real con ciertas problemáticas sociales. Sin embargo, la gente que escucha tus canciones con esa necesidad de que amplifiques lo que a veces la gente marginada no puede decir, es un compromiso bien fuerte. Nosotros por supuesto apoyamos y cantamos en nombre de todas las injusticias que pasan, y finalmente creemos que la música tiene una penetración mediática tan importante que es una herramienta que hay que saber usar muy bien. No puedes tirar un mensaje a favor del pueblo y andar en un Porsch. Si pasa eso, defraudas a tu público y tu carrera se va al carajo.

¿Qué bandas nuevas mexicanas recomiendan?

Insistimos en De Nalgas. Son unos chavitos de 20 años que hacen punk y en sus letras hablan de problemas evidentemente sociales, de la calle, pero con un humor bastante particular. Nosotros sentimos que ahora es más fácil hacer con tu música algo que repercuta a nivel mediático que antes, cuando dependías solamente de lo que hiciera por ti tu compañía discográfica.

Temas relacionados: 
Publicidad