Se encuentra usted aquí

El día que Jungle aterrizó en Bogotá y nos concedió una charla

Por
Redacción Shock

Wellcome to the real Jungle

Por: Antonio “Rolo” Alarcón  @elroleins // Fotos: Gustavo Martínez 

Si bien es claro que el circuito de música inglesa, tanto en el costado underground como el mainstream, prolifera día a día con resonancias exquisitas para los oídos del mundo, de cuando en vez surgentítulos que en muy poco tiempo consiguen superar el radio shuffle para constituirse como promesas sonoras que sí o sí deben hacer parte del playlist de cualquier reproductor. Fue así que -con no más que un nombre, una sobria imagen y una finísima canción en sus plataformas- en 2013 se dio a conocer el proyecto que hoy por hoy es considerado como una de las mayores revelaciones de la música alternativa londinense en los últimos dos años. Poco tiempo, sí; sin embargo ha sido suficiente para causar gran curiosidad en miles de oyentes que desde distintos rincones del planeta encuentran en ellos la dosis justa de elegancia, flow, reminiscencia y distinción.

Jungle es el nombre del fenómeno viral que en un inicio tuvo rostro gracias a dos chicos de color -protagonistas del video The Heat, uno de los primeros de la banda y el cual ya cuenta con más de tres millones de views- pero el cual hoy cuenta con siete músicos en tarima liderados por un par de rubios con sangre negra corriendo por sus venas: Joshua Lloyd-Watson y Tom McFarland (J y T), dos amigos de adolescencia que oyendo hip hop británico, algo de rock contemporáneo y los discos viejos de sus padres consiguieron -luego de haber hecho parte de bandas con poco éxito como Born Blonde- darle vida a una marca que ahora encontramos en chaquetas, camisetas, gorras, llaveros y solo ellos sabrán qué más productos, además de sus discos claramente.

J, T y compañía arribaron hace apenas pocos días a Colombia luego de haber tenido un casual pero fructífero encuentro con Bomba Estéreo en el Festival Lollapalooza en Chicago para ofrecer un concierto bellísimo -organizado con lujo de detalles por T310, los mismos duros creadores del Festival Estéreo Picnic- que sin lugar a dudas enmarca el buen momento que pasa nuestro país cuando de visitas internacionales refiere.

Hablamos con ellos, horas posteriores al parrandón de la noche anterior y con la adrenalina aún muy bien puesta encima.

Gran fiesta la de anoche…

Estuvo en realidad increíble. Obtuvimos una gran respuesta por parte del público y le cumplimos la cita a quienes amablemente nos invitaron a venir. La cosa fue muy bonita. Conocimos a Bomba Estéreo el pasado verano en Lollapalooza Chicago; tuvimos muy buen feeling con ellos y nos invitaron a tocar en Colombia. Nos hablaron de lo bien que se siente presentarse en este país, de la energía que entrega la gente y nos convencieron de que era una experiencia que debíamos conocer; así que bueno… lo hicimos y estamos muy contentos de haber llegado tan lejos para hacer parte de esto.

Estuvieron dando una vuelta por este costado del continente. Bogotá fue la última fecha en Sudamérica ¿Cómo lo vivieron desde el escenario?

Fue muy loco en realidad. Cinco noches seguidas tocando sin parar. Sao Paulo, Río, Buenos Aires, Santiago y Bogotá. Los cinco días más intensos que hemos vivido en mucho tiempo (risas). Estuvimos rodando y tocando, durmiendo tres horas al día pero nos encanta tocar y hacer muy buenos conciertos. La gente que fue a vernos también nos permitió pasarla muy bien y permitirnos hacer lo que más nos gusta. Fue una respuesta muy gratificante y sí, la energía de la que nos hablaba Bomba Estéreo es realmente increíble.

Ahora vamos a hacer algunos shows en Norteamérica pero estamos recargados luego de pasar este tiempo en Sudamérica.

¿Cómo fue ese encuentro con la gente? Cómo lo sienten desde arriba viendo a miles de personas saltando, gritando y cantando para ustedes?

Fuetodo muy emotivo. Es algo que no pudimos predecir antes de llegar a cada ciudad a la que llegamos. Fue una gran sorpresa que nos permite llenarnos de fuerza para seguir haciéndolo.

¿Lo imaginaron?

Es muy importante que sepas que todo esto para nosotros es un gran sueño.Las expectativas se pueden ver como una forma de arrogancia. Tener la oportunidad de estar tan lejos de casa y ver lo que conseguimos con nuestra música nos recuerda lo afortunados que somos, por eso no esperamos nada, solo disfrutamos y respetamos lo que nos llega cada día.

Son amigos de infancia. Intercambiaban casetes igual que muchos a esa edad.  ¿Cómo eran esos días de barrio en que aún no había una etiqueta tan grande como lo es hoy Jungle?

Para nosotros la música es una de las razones por las cuales somos amigos. Fue el lazo que nos permitió encontrarnos y acercarnos. Cuando eres joven tienes amigos que juegan fútbol, videojuegos y amigos con los que simplemente te conectas oyendo música y de una forma muy natural te encuentras creándola. De un momento a otro te vez detrás de un micrófono, con un computador viejo y jugando por primera vez con herramientas como Fruity Loops… es algo que no te puedo explicar en realidad. Es solo algo que se da de una forma muy natural y así es nuestro caso.

¿Qué oían en ese entonces?

¡Wow! es difícil pensarlo. El tiempo ha pasado y siempre tienes cada vez más bandas por nombrar. Además todo cambia mucho. Pero recuerdo que en ese momento estábamos viendo lo que pasaba con The Strokes y con The Libertines que estaban muy fuertes en UK. Estábamos oyendo mucho hip hop británico cuando teníamos 15 o 16 años. Londres es muy ecléctico. Hay muy buenas cosas que pasan todo el tiempo y puedes ver que hay para todos. Hay cosas para gustos selectivos y para mucha gente igual. Hay cosas que pasan de ser “cool” a “dejar de serlo” porque ya mucha gente lo conoce pero así funciona este mundo y estamos muy conscientes de ello por eso también nos permeamos desde chicos con música que trascendiera en el tiempo.  Oíamos todo lo nuevo pero además también oíamos cosas muy interesantes de nuestros padres.

 "Hay cosas que pasan de ser “cool” a “dejar de serlo” porque ya mucha gente lo conoce pero así funciona este mundo y estamos muy conscientes de ello"

Siento que la música de Jungle es un homenaje muy respetuoso a los sonidos clásicos, a raíces rítmicas de años pasados a su propia generación. Es como una traducción del pasado hoy…

Para nosotros Jungle es una combinación de todo lo que hemos oído y lo que hemos aprendido. Cuando eres joven y empiezas a hacer música tratas de acercarte al sonido de lo que estás oyendo y de la gente que te inspira pero a medida que pasa el tiempo y creces entras en estados mucho más creativos que te permiten extraer elementos de lo que sientes, lo que piensas y lo que quieres expresar. Entiendes mejor tus emociones y cuál es el modo en que quieres vivir tu vida. Es una forma de ser honesto y cuando eres honesto con tu creatividad dejas que las influencias salgan naturalmente; no lo estás forzando. Es ahí cuando haces música que te hace sentir bien contigo mismo y eso permite que la gente lo perciba y le guste… o que no le guste, lo importante es que lo estás haciendo.

Temas relacionados: