Se encuentra usted aquí

El Lobo de Wall Street y El círculo de amor se rompe, recomendados Shock

El Lobo de Wall Street
El Lobo de Wall Street
Por
Redacción Shock

Comenzó el año y con él esa sed insaciable de cine, que aumenta por las vacaciones de nuestras series de televisión favoritas y la impaciencia por ver los títulos ganadores de los Globos de Oro y los nominados a los Premios Oscar. Películas que estuvieron en todos los listados de fin de año más importantes del planeta, pero que lamentablemente en Colombia sólo comenzaremos a ver su mayoría en este 2014.

Por: Luis Fernando Mayolo - @mayolito

En este diario les iré contando semana tras semanas las historias que capturaron mi atención dentro de todo ese mar de posibilidades.

Las dos primeras del año: 'El Lobo de Wall Street' de Martin Scorsese y 'El círculo de amor se rompe' de Felix Van Groeningen. Dos historias opuestas en espíritu de principio a fin, que buscan este año arañarle una que otra estatuilla a las grandes favoritas 'American Hustle' y '12 years a slave' . 

La primera, que estará en cartelera a partir de este viernes 24 de enero, parte de la idea del éxito y el fracaso en términos del dinero, la ambición desmedida y la satisfacción sin control de los pláceres, a partir de una historia real de un corredor de bolsa que se convirtió en millonario a costa de los demás. Y la segunda, que ronda por sus últimos días en salas colombianas, se centra en la riqueza de la cotidianidad y las relaciones, las alegrías y tristezas que pueden surgir de ellas, y cómo cada uno de los personajes tiene que vivir con esos designios que están fuera del entendimiento humano, en una historia que habla sobre la vida de dos músicos común y corrientes.

Pero primero profundicemos en la obra de Scorsese, que como nos tiene acostumbrados apuesta de nuevo por Leonardo Dicaprio, quien hace su mejor esfuerzo por mostrarnos matices distintos. Por momentos lo logra, pero está lejos de ser camaleónico como Christian Bale.

Diálogos largos, poderosos y divertidos, escenas y personajes memorables que logran una recordación importante por su misma excentricidad o cuestionable moral. Por eso Jonah Hill sorprende en su papel de compañero de aventuras de DiCaprio, haciéndonos olvidar con sus ocurrencias referentes como el de 'Superbad'. Por su parte Jon Bernthal deja atrás su conflictos apocalípticos en The Walking Dead para interpretar a un malandro fanático del ejercicio con ciertos tintes fashionistas.

Una cinta de sexo, drogas y rock and roll, llena de orgías, fiestas, autos, jets privados y mujeres, con una musicalización que rompe con el simple acompañamiento y por momentos nos hace pensar ¿qué estaba pensando Scorsese al incluirla en una u otra escena?.

De lejos los mejores momentos podrían ser la charla del comienzo en el restaurante, en la que Mark Hanna (Matthew McConaughey) le enseña a Jordan Belfort (Leonardo DiCaprio) lo necesario para triunfar en Wall Street; con canto salvaje incluido que queda en la memoria. 

Otra escena podría ser, ojo, alerta de spoiler, cuando Belfort llega al máximo punto de su decadencia luego de meterse unas Lemmon 714, a tal punto que nos hace reír a carcajadas de su tragedia. 

Seguramente las suyas serán otras, pero lo interesante es que las tres horas de duración se pasan volando, con un humor negro que nos hace sentir culpables a todos por burlarnos del mal ajeno.

Temas relacionados: