Se encuentra usted aquí

'El Sorprendente Hombre Araña 2' desde la mirada de sus protagonistas

Por
Lina Cepero

Andrew Garfield protagoniza junto a Emma Stone y Jamie Foxx la segunda parte de 'The Amazing Spiderman', en la que el mayor conflicto de Peter Parker ya no es la lucha entre sus obligaciones de una vida común y las del superhéroe, sino una nueva batalla contra un villano mucho más poderoso que él. Su director Marc Webb explicó que al pensar en esta secuela buscaron “crear un universo cerrado que también pudiera sostener y anticipar eventos futuros de la trama”. La película estrenada el pasado 27 de marzo es la producción cinematográfica más grande que ha visto la ciudad de Nueva York hasta el momento. Hablamos con sus protagonistas.

Por: Lina Cepero // @lamusique

¿Qué es lo más interesante de interpretar a Spider-Man?

Andrew Garfield: Creo que radica en que el actor que interprete el rol puede fácilmente perderse en el personaje. Cubierto de la cabeza a los pies, quien encarne el personaje tiene el único propósito de hacerlo bien, de honrar el legado y el símbolo de Spider-Man. A nivel más personal, interpretar el papel me llevó a pensar en una generación de niños cuya primera experiencia con este superhéroe será a través de las películas que estamos haciendo, y esto lo considero una gran responsabilidad, porque cuando era niño siempre fue un símbolo de protección, de esperanza y de coraje.

¿Cuáles fueron los nuevos retos al interpretar estos personajes por segunda vez?

A.G. Creo que en la primera película estábamos más limitados porque teníamos que recuperar el terreno que había estado ocupado por Tobey Maguire y Kirsten Dunst.  En esta segunda película estábamos muy emocionados, porque ya habíamos dejado eso atrás, y tuvimos la oportunidad de introducir nuevos personajes como Electro, con actores del mejor calibre, y vivir ese imaginario únicamente nosotros. Llegamos a esta película con una nueva confianza después de ver cómo la gente podía reaccionar y en esa medida también pudimos apropiarnos mejor de los personajes y de todo el universo de Spider-Man.

Emma Stone: La presión sobre mi personaje fue un poco diferente, interpretando a Gwen y no a Mary Jane. No tuve que lidiar con los mismos retos. Lo interesante de mi papel en esta película es que podemos profundizar más en una historia que desde el principio en el cómic es relevante para otros personajes, pero que hasta este momento no había cobrado tanta importancia, y ahora permite avanzar en la historia general del superhéroe.

¿Cuál fue la mayor ganancia de interpretar a Electro?

Jamie Foxx: Quise asegurarme que Electro fuera rudo y que estuviera listo para irse a la guerra con Spider-Man, porque es lo que el personaje tiene que superar, lo que hace que el espectador lo apoye. Lo interesante de Max convirtiéndose en Electro es que puedo interpretar la delgada línea entre el amor y el odio, cuando Max se obsesiona con Spider-Man y luego cuando siente que las cosas no salen bien o a su favor, quiere hacerle mucho daño. Lograr establecer una dualidad en un personaje es un gran terreno para el desarrollo actoral. Lo mejor de ser el villano es todo el proceso para buscar convertirme en un malvado que la gente no olvide fácilmente. Quise hacer que fuera lo más amenazador posible, hubo algunas líneas del guión que buscaban ser graciosas y las evité porque quería que mi personaje fuera totalmente serio. Preparándome para el papel vi muchas películas de Clint Eastwood, especialmente por la voz, y también tomé algo de los gestos del gran susurrador de Alec Baldwin. Más allá del personaje, hemos tenido mucho tiempo para promover esta película en Singapur en el que 1500 niños vinieron a visitarnos, y reconozco que sin importar lo que haya pasado en mi carrera, nada se compara con recibir este apoyo de las personas.

Hay quienes consideran que hay una similitud creciente entre las nuevas películas de superhéroes como Spider-Man y la experiencia de jugar sus videojuegos, ¿consideran que esto es así y tiene algún encanto particular?

A.G. Personalmente no lo veo así, creo que el ideal de estas películas de superhéroes es que la gente sienta que está viendo una realidad y el objetivo de quienes hacen los efectos especiales, el vestuario y de los actores es que la audiencia sienta que lo que están viendo es la realidad, incluso si son realidades grotescas. Creo que lo que Marc Webb hace muy bien es aterrizar estas imágenes mientras te involucras con los personajes, de otra manera esas secuencias de acción no tendrían sentido. Si no te preocupas por los personajes y por sus vidas a fondo, realmente tampoco te preocupan sus peleas desde el punto de vista cinematográfico.

¿Cree que la idea general de que este tipo de películas es que interesan más a los hombres que a las mujeres?

E.S. Creo que las historias de amor y de acción interesan tanto a las mujeres como a los hombres. Definitivamente esta película combina muchos elementos y hay algo para cada persona, si el espectador busca increíbles secuencias de acción, si busca una historia de amor tumultuosa pero orgánica, si busca las luchas de un hombre asumiendo sus pérdidas y creciendo y convirtiéndose en el hombre que está destinado a ser, lo puede encontrar, independientemente de su sexo o de su género.

¿Cómo es la experiencia de estar trabajando más de la mitad del tiempo con pantallas verdes?

J.F. Creo que se reduce a lo que hacíamos cuando éramos niños, nos mirábamos al espejo y dialogábamos e inventábamos historias. Hemos practicado eso toda nuestra vida, encontrarnos con una pantalla verde es lo mismo que enfrentarnos a ese mismo gran espejo en el baño al que nos hemos enfrentado desde que elegimos esta profesión.

¿Qué implica ser una celebridad hoy en día?

J. F. Definitivamente es cada vez más difícil velar por la privacidad debido al fácil acceso a la información y su difusión en las redes sociales. Se tiene que ser más cuidadoso ahora cuando se está en el ojo público. Pero esta visibilidad también permite cosas interesantes como salirse del propio oficio para conectarse con otros por causas globales. Un ejemplo es la campaña que ahora ayuda a liderar Spider-Man como primer embajador superhéroe por la Hora del Planeta para promover la protección de nuestros recursos naturales. Es algo muy valioso.

A.G. Tan pronto un actor firma un contrato para hacer una película abre la posibilidad del escrutinio de su vida personal, y es una opción que puede tomar o dejar, como actor es necesario decidir qué tan seriamente se toman las acciones de los medios. A mí realmente no me interesa si hablan de mí a menos que, como afirmó Jamie, me interese utilizar esta visibilidad para unirme a una causa más grande que yo, una causa a la que pueda prestar mi voz, mi imagen y mi corazón porque crea que vale la pena.

E.S.: Yo estoy de acuerdo con la noción de que a mayor poder mayor responsabilidad, he pasado por un largo proceso de reflexión acerca de ser una mujer joven en esta industria, y tengo sentimientos encontrados al querer establecer un ejemplo positivo y al tiempo reconocer que sólo puedo influenciar a otras mujeres hasta cierto punto. Es una posición interesante saber que la gente puede estar escuchando lo que dices, es un regalo poder dar una voz a causas que nos importan y al tiempo poder ser un modelo para gente de nuestra generación, pero también es una gran presión al tener que lidiar simultáneamente con nuestras propias luchas personales frente al ojo público.

Temas relacionados: 
Publicidad