Se encuentra usted aquí

Fanáticos dementes que jodieron a sus ídolos hasta la muerte

John Lennon, Björk y Selena tuvieron que lidiar con la locura mortífera que le provocó su éxito a algunos de sus fanáticos.
Por
Redacción Shock

Por: Fabián Páez López @Davidchaka 

Hay personajes que despiertan tanta admiración que han hecho que sus fanáticos lleguen a adoptar comportamientos extremos que rayan con la insania. Estos tres músicos fueron víctimas de su éxito y de los ataques de seguidores obsesos. 

El asesino de John Lennon  

El 8 de diciembre de 1980 el ex Beatle, ícono del rock y activista político, John Lennon, murió tras recibir cinco disparos de revolver. ¿Quién cometió ese crimen que estremeció la industria musical y, sobre todo, a los seguidores de los Beatles? El nombre del culpable era Mark David Chapman, y los periódicos lo describían como un fanático desequilibrado. Chapman viajó desde Hawái a Nueva York y esperó  todo un día frente a la residencia del músico para pedirle un autógrafo y después cometer el acto que lo vincularía para siempre con su ídolo. 

Si bien Chapman era fanático de Lennon, seguramente no lo mató por su afición, sino por algún tipo de trastorno obsesivo compulsivo. En una de las entrevistas que le hicieron para tratar de entender las causas del asesinato, dijo que pensaba que matando a su ídolo podría ser alguien. También dijo alguna vez que en su cabeza oía una voz que le decía insistentemente que cometiera el asesinato. Y a la larga, logró pasar a la historia.  Dejó de ser un desconocido para convertirse en “el asesino de John Lennon”. En 2005 el documentalista irlandés David Harvey recopiló más de 40 horas de entrevistas con este hombre para realizar la película titulada "Yo maté a John Lennon”. No sabemos si ese era el tipo de visibilidad que quería. 

Ricardo López: el stalker de Björk

La lista de artistas que han sido víctimas de sus fans enfermizos es larga, pero el caso más insólito es, tal vez, el de Ricardo López, mejor conocido como el stalker de la cantante islandesa Björk. López sufría un trastorno esquizotípico de la personalidad, algo que hasta los mismos psicólogos definen como un “desorden excéntrico”.  Como para que no quede duda de lo aberrante del caso.

Este sujeto, igual que el asesino de John Lennon, quiso pasar a la historia por ser la persona que cambiara la vida de su ídolo. A sus 21 años empezó a hacer un videodiario  en el que aparecía desnudo hablando de la carrera de Björk, de la relación de la cantante con Goldie y de lo miserable que era su vida. El 12 de septiembre de 1996, López envió un libro bomba a la residencia de Björk en Londres, y filmó el último de sus vídeos, llamado "El último día - Ricardo López". En él, se afeita su cabeza, se pinta el cuerpo de color rojo, verde y negro, y se suicida pegándose un tiro en el paladar con una pistola frente a un cartel que decía "Lo mejor de mí".

Se cree que López quería que el cartel se ensuciase con su sangre y sus sesos al dispararse, pero la bala no le atravesó la cabeza y cayo de frente. Mientras López preparaba su suicidio, de fondo sonaba la canción “I remember you”, de Björk. La cámara siguió grabando por un buen tiempo hasta que un vecino reportó un mal olor que provenía de la casa del fanático fatal y la policía forcejeo la puerta para ingresar. Curiosamente, una semana después de que Ricardo enviara el dispositivo y se suicidara, Björk terminó su relación con Goldie. 

Si no les causa impresión, en internet todavía circula el video sin censura del suicidio de Ricardo López. Pueden buscarlo. 

La telenovela de Selena

La vida de “la reina del tex-mex” estuvo rodeada de un drama de proporciones telenovelescas. A los 23 años ya había sido nombrada la artista latina más influyente y de mayores ventas de la década de los 90´s por Billboard. Su matrimonio con el guitarrista de heavy metal, Chris Pérez, causó controversia porque el padre de la cantante se opuso todo el tiempo a la relación. Pero fue su ascenso musical el que, en cierto modo, se convirtió en su némesis. 

En 1990, después del lanzamiento del álbum Ven conmigo, que incluía la reconocida canción Baila esta cumbia, su popularidad creció en México. Por ese mismo tiempo, la familia de Selena conoció a Yolanda Saldívar, quien pidió autorización al padre de la cantante para formar un club de fans en San Antonio. Su petición fue aprobada y Saldívar pronto se convirtió en la amiga de Selena y presidenta del club.

La versión oficial cuenta que la mañana del 31 de marzo de 1995, Selena y Saldivar tuvieron una discusión que terminó con la muerte de Selena a balazos. Las razones del altercado son difusas: durante años se especuló que había un amor lésbico entre la cantante y su fan, pero según el diario National Enquirer, señalan que ella mantenía una relación secreta con el papá de la cantante, lo que desató la pelea.

Temas relacionados: 
Publicidad