Se encuentra usted aquí

Festival Centro 2015: así se llevó a cabo el día Señal Radiónica

Por
Redacción Shock

A las 8:20 p.m. Daniel Restrepo, líder de la agrupación FatsO puso a resonar su contrabajo. La banda se montó a la tarima acompañada de los aplausos del público que disfrutó desde las 2 de la tarde de una jornada con variedad de música con un cartel diseñado por Señal Radio Colombia y Radiónica. En el escenario hizo su aparición una buena cuota del  inagotable manantial de los sonidos nacionales que ayer se desbordó y envolvió al público en vibraciones llaneras, emisiones pop pastusas, brasas de negritudes rítmicas del pacífico untadas de urbe, surcos de pop local, vuelos guitarreros delirantes de blues y evocaciones jazzeras.

Franja Señal Radio Colombia

Una aureola de buena energía rodeó el día que despegó con  Canaguaro cargando consigo injertos de la tradición llanera de Colombia y Venezuela, y visos de ciudad. El grupo armado de contrabajo, guitarra, cuatro y flauta traversa arrancó hace dos años bajo la batuta de Leonardo Gómez. “Es un proyecto con características urbanas que puede estar inserto en un festival de jazz o de world music, y que también tiene cabida dentro del espectro de lo tradicional aunque toquemos con instrumentos no tradicionales” dijeron los músicos, que en tarima ejecutaron bellísimas composiciones, entre ellas el pasaje llanero Cómo no voy a Quererte, temas instrumentales como el pasillo/bambuco La Piedra en el Zapato o Bambucojo -con mucha experimentación sobre el bambuco- y piezas recias que destacaron su track Décimas de la Ausencia. Vimos con ellos el alto vuelo del joropo.

La comunión de la audiencia con las agrupaciones de la tarde se ha dado entre otras maneras por la programación de su trabajo en la radio pública. Luisa Piñeros del staff de Señal Radio Colombia nos contó: “llegar a sonar allí, parte de la iniciativa del grupo, ellos nos envían su música, nosotros lo escuchamos, tenemos un equipo de música y hacemos una curaduría especial.  Obviamente nuestra emisora no es de reggaeton, ni de pop comercial, ni de rock.  Le apostamos más a los sonidos nacionales que impliquen la fusión o a cosas tradicionales, al folclor. Lo importante es que suene bien, que tenga calidad y espíritu, que busquen desarrollarse y no quedarse en una canción. Un tema en alta rotación dura sonando fuerte aproximadamente 2 meses”.

El show siguió su curso y los colores cálidos del pop y el sentimiento de Pasto arribaron con Lucio Feullet, quien en  marzo de 2014 publicó su primer trabajo llamado Indicio, del que ha grabado seis videos. Sus temas Cancioncita y Locura mía han rodado fuerte en la programación de Señal Radio Colombia. “Sonando en la radio pública he podido llegar a muchos lados, por emitir en todo el país he logrado arribar a bastantes sitios. La retroalimentación me ha llegado por las redes. Estar en esas frecuencias genera un reto para hacer buena música, es un espaldarazo y un privilegio”, comentó Feullet, que refiere a  Latinoamérica como punto de inspiración, toma elementos de aires como la cumbia, la salsa, son, bolero, bossa nova para su obra, y a toda esa mixtura que es su sonido, le llama pop artesanal.   

El turno fue para Afrotumbao que despegó en 2009, piloteado por el versátil Lawey Segura quien ha estado en filas de las agrupaciones La Mojarra Eléctrica, Tumbacatre, La Revuelta, Kilombo, Pambil, etc. El grupo lució nueve músicos en escena: batería, conga y percusión tradicional del pacífico con el bombo, guitarra eléctrica, teclado, saxofón, bajo, marimba y  tres cantantes que incluído  Lawey. “Para referirnos a nuestro estilo decimos: Pacífico, Timba y Flow, porque apelamos mucho a esos tres géneros. Hacemos folclor del pacífico fusionado con la timba cubana y nos recargamos de hip hop y groove” afirmó Segura. La tarima ostentó ejecutores duros, matices perfectos y las voces de la banda sonaron magníficas. “Con la garganta afinada de tanto viche” dijo en el escenario Rede,  el encargado del Flow. Puro desfogue de sabor que le subió la temperatura al público y que durante su show no bajó el voltaje fue Afrotumbao, que entre otros interpretó los cortes  Ayoi, insigne de la banda,   o Pacífico Soy, que alía hip hop, funk y timba.  Todos poseídos ante el piano de la selva y una presentación contundente.

Franja Señal Radiónica

Daniel López en la voz y teclados, Santiago Uribe en la guitarra, el baterista Juan Felipe UribeBatería, el bajista  Santiago Camacho y Carlos Palma en los teclados y secuencias de la banda bogotana Danicattack inauguraron la franja Radiónica, y coparon el teatro con emisiones pop que incluyeron cortes de su EP My First Single que latieron con bonitas imágenes de fondo en pantalla.

El grupo hace parte de los sonidos a los que les apuesta la emisora. “Las bandas que tienen sus demos le escriben a Iván Samudio, le envían la música a su correo o a la emisora, él hace la selección y luego ese material va para el programa Demo Estéreo.  Después de este primer filtro pasa al comité de programación con un tándem más depurado de bandas y este decide si entran a la programación y de qué forma se van a rotar, si van a tener rotación alta, media o baja, o si entran a nuestro top. Depende de la trayectoria de las bandas, de la calidad de la propuesta musical, de la grabación y de la originalidad de la propuesta. Una canción de un grupo independiente en alta rotación puede durar entre tres o cuatro semanas”, contó Iván Gracía del equipo de Radiónica.   

La música no paró. Garante de un masaje a los sentidos del público con blues hipnótico apareció Carlos Elliot Jr. virtuoso guitarrista siamés de su instrumento, quien ha vivido la verdadera escena del blues norteamericana y quien ha plasmado su devoción hacia el ritmo en tres producciones en su expediente. Elliot lanzó hace poco su nuevo álbum  Raise the Fire America en formato power blues dúo, un álbum que fue nominado a Premios Shock 2014 y que ha sido muy sonado en Radiónica.  “Vengo de la escena de Pereira, llevo haciendo 14 años de música y  soy reconocido ahora como blusero del Otún al Mississippi. Exhibir mis temas en Radiónica me ha permitido llegar a más gente de la que hubiera imaginado, llegar a este festival es parte del respaldo de la emisora a los artistas colombianos emergentes o de sonidos alternos, es un gran impulso” resumió Carlos. El guitarrista ofreció una gran presentación al lado de su baterista, puso de pie a público y lo hizo delirar con cortes como Dance with me o Raise the Fire America. 

La noche finalizó con FatsO, músicos de escuela con larga trayectoria y diestros en su tarea,  anteriormente en distintas agrupaciones,  que pusieron todas  sus herramientas para responder con gran interpretación a todo tipo de público que se congregó para verlos. Tuvo momentos instrumentales deliciosos, diferentes atmósferas,  invocaron fantasmas del pasado del jazz y viajes hacia lo contemporáneo. Canciones en inglés y español que hicieron levitar a la audiencia de la sala: I'ts Getting Bad, Brain Candy, Oye Pelao, Movie Star por citar algunos, se oyeron con profundidad.  Bellísimo cierre. 

Temas relacionados: