Se encuentra usted aquí

¿Fue un montaje el video de la mujer que desnudó a un ladrón?

Los likes se volvieron más valiosos que la creciente y peligrosa ola de gente que está haciendo justicia por su cuenta
Por
Redacción Shock

Ahora los likes son valiosos y todo lo que tenga éxito viral en Internet genera ruido. Ya hemos visto como cualquiera que, frente a una cámara, suelte un ‘Usted no sabe quién soy yo’, una payasada borracho, o una cara chistosa puede terminar convirtiéndose, tal cual, en un meme, en ‘influencer’ o en el enemigo público del ciberespacio. El caso más reciente fue atípico y sospechoso.

Como seguro habrán visto rodar la historia por Internet, una mujer al parecer atrapó a un joven que supuestamente la quería robar; lo desarmó, lo sometió y lo mandó desnudó corriendo por la calle. No hubo videos del intento de robo, pero fue una penitencia como sacada de los castigos de ficción religiosa de la serie Game of Thrones, o un caso de ejecución de la justicia propia del tipo paramilitar. Solo que la mujer que obligó al joven a desnudarse no era ningún Gorrión supremo. Y el joven, dicen muchos en internet, puede que tampoco fuera un ladrón, sino un actor. En ese caso si tendría algo en común con Cersei Lannister.

Fue un video atípico porque nunca antes cuando alguien había dicho ‘usted no sabe quién soy yo’  (en este caso la mujer dijó ‘Usted no sabe con quién se metió’) se había vuelto un héroe. Internet convirtió a la mujer en una especie de ejemplo de valentía justificándola con el argumento de la ineptitud institucional.

No habrán pasado más de dos días desde que la mujer fue protagonista en Internet para que empezara a tener seguidores. Seguidores que ella supo materializar en likes de inmediato, pues creó un perfil público en Facebook en el que ya suma casi unos diez mil seguidores, la página se llama Angie Olarte oficial. Después del hecho empezó a subir fotos y a gestionar su “fama” como una figura pública.

Las teorías conspirativas de Internet empezaron a especular con la posibilidad de que el video fuera un montaje para que Angie Olarte se promocionara como modelo. ¿Por qué dudarlo?

Primero, por la ausencia de la policía, que se supone que es la entidad encargada de atender estos casos. Pareciera ser que ninguno se interesó en llamarla o en avisar. Incluso cuando el joven hubiera podido ser víctima de un linchamiento.

Además, muchos dicen que era sospechoso que el supuesto ladrón no pusiera resistencia, ni que hubiera intentado escapar.  Y sumémosle que la actividad en redes sociales de la mujer pareciera tener un afanoso interés por sumar popularidad. Aunque ella, desde luego, dice lo contrario. Todo son especulaciones. 

Temas relacionados: