Se encuentra usted aquí

'Gente de bien': nuestra apuesta de cine colombiano para el 2015

Por
Juan Pablo Castiblanco Ricaurte

A destapar los recuerdos de sus paseos familiares, de sus primos montadores, de las peleas por el turno para jugar videojuegos. Franco Lolli revive estos momentos de la infancia en una de las promesas del cine colombiano con “Gente de bien”.

Por: Juan Pablo Castiblanco Ricaurte // @KidCasti

El encuentro entre el universo de la clase media baja con el refinado gomelo bogotano es el eje de Gente de bien del director colombiano Franco Lolli. Aunque no ganó en la Competencia Oficial de Cine Colombiano del FICCI que concluyó este martes, es nuestra apuesta cinematográfica nacional del 2015 por ser una película fresca, divertida y emotiva. Lolli ha mostrado su película por más de 50 festivales durante el último año, incluyendo Cannes, San Sebastián y Chicago, pero eso no quiere decir que sea un filme mamerto, lento y soporífero,  sino uno alegre que recuerda entrañables imágenes de infancia como los paseos a piscina en tierra caliente, la montadera entre niños, las tías que rezan de memoria los gozos de la novena y los partidos de fútbol que se juegan en la calle.

Lolli, que ya venía haciendo ruido y generando buenos comentarios por sus cortometrajes Como todo el mundo” (2007) y Rodri (2012), lleva haciendo Gente de bien desde hace más de cinco años y en mayo su película por fin llegará a salas comerciales. Irónicamente, hace poco aterrizó desde Hollywood otra película que justamente se llamó Gente de bien y que, además, tenía su propio Franco, James Franco. Pero nada que hacer: ni siquiera la aplanadora publicidad y mercadeo cinematográfico gringo tapan los méritos de esta producción que se convierte en uno de los mejores estrenos cinematográficos de este año. Anótela en su lista de pendientes.

Hablamos con Lolli.