Se encuentra usted aquí

Grammy Latino 2014: aciertos y sinsabores de la versión quinceañera

Por

Por @bilirubbini desde Las Vegas. Si bien Colombia fue protagonista en la versión quinceañera de los Grammy Latino gracias a galardonados como Carlos Vives, Andrés Castro, Fonseca y Juanes, nos quedan varios sinsabores de la ceremonia.

El primero de ellos es que Doctor Krápula y el Colectivo Jaguar no se hayan quedado con el gramófono en la categoría Mejor Álbum de Rock por Ama-Zonas. El disco realmente se lo merecía por el trabajo que significó juntar a este tremendo combo de artistas latinoamericanos que participaron en él. El otro que es que con el boom mediático, y entendiendo también el fenómeno en el que se ha convertido J Balvin entre el público latino en Estados Unidos, para muchos fue una sorpresa que no resultara ganador. Aunque, de todas maneras, varios coincidimos en afirmar que el artista paisa la tenía bien dura frente a grandes contendores como Enrique iglesias y Calle 13.

Iglesias resultó ser uno de los personajes más aplaudidos de la noche gracias al palo radial que este año terminó siendo su canción Bailando. Lo otro es que hubo una sobreexposición de Marc Anthony en la ceremonia que no era necesaria, con todo y el respeto que sentimos por él y que se merece. A Magic le sobró. Verlo con Carlos Vives en el escenario era lo que todo el mundo esperaba, así que eso estuvo perfecto. Por otra parte, las críticas en redes sociales no se hicieron esperar por la interpretación tanguera que Rubén Blades hizo de Pedro Navaja. Sin embargo, el respeto por el artista panameño es tal que el público lo aplaudió y se levantó de sus sillas apenas terminó su presentación en el escenario.

El espectáculo de Pitbull y de Chris Brown fue tan engallado y estuvo tan perfectamente diseñado para un contexto bling bling, luminoso y recargado como el de Las Vegas, y la canción de Enrique iglesias es tan, pero tan poderosa que hasta hizo retumbar todo el MGM, que el show de J Balvin se vio chiquito. Igual, es entendible para un artista que tiene apenas su primera aparición en unos Grammy Latino. Estamos seguros de que camino y cancha es lo que le queda por delante a este artista.

Bien por Juanes, porque aunque muchos digan que tuvo que recurrir a sus éxitos para ganarse los aplausos del público, hizo uno de los shows más impecables de la noche. El diseño de luces y visuales para su espectáculo se vio tremendo y la banda sonó realmente muy bien.

Creo que a los Grammy Latino les hace falta un poco de rock and roll. Varios de los shows hicieron que el público se mantuviera pasmado buena parte de las tres horas y media que duró el espectáculo. No podemos olvidar tampoco que al latino le encanta la fiesta y pararse de las sillas a bailar. Anoche vimos poco de eso.

Bien por Jorge Drexler, que dedicó su gramófono a la Grabación del Año a Colombia. Y felicitaciones a todos nuestros nominados, porque en la Alfombra fueron protagonistas, porque el nombre de nuestro país fue el más sonado todos estos días y porque esas nominaciones pusieron en el mapa a varios que merecen trascender fronteras, como Juan Pablo Vega por ejemplo.

Gracias TNT por la invitación. Siempre será un gusto asistir a un show musical en el que se reúnen tantos artistas diferentes en una misma tarima.