Se encuentra usted aquí

Guía para entender qué es Gilmore Girls y por qué es la serie de moda

¿Quiénes son las Gilmore Girls y por qué volvieron?
Por
Redacción Shock

Si no fue adolescente en los 2000, el apellido Gilmore no significa nada para usted y ha estado leyendo posts sobre Rory y Lorelai sin saber de qué carajos le hablan, le hacemos una radiografía exprés para que intente parecer un especialista.

Por Lorena Machado Fiorillo @lorenamafi

Seré sincera: Sé qué temporada de Gilmore Girls es por el corte de pelo de Rory y llevo anotadas en una libreta las películas que han mencionado desde el primer episodio para saber cuáles he visto y cuáles no. También he discutido con amigas que sienten la serie muy “girly” o creen que Emily es un personaje malvado (es uno de mis favoritos).

Con estos antecedentes es claro que hago parte del grupo que hiperventiló cuando Netflix anunció que este año subía la nueva temporada de Gilmore Girls y, con ella, el verdadero final que su creadora imaginó para sus personajes. Y aunque para mí la noticia fuese de las mejores del año, me di cuenta con el equipo editorial de este portal que muchos no tienen ni idea de qué carajos les estoy hablando.

Así que después de haber visto, reído, maldecido y llorado los cuatro capítulos de Gilmore Girls: un nuevo año, escribo esta guía para quienes se inician en el mundo Gilmore o tienen intenciones de hacerlo.

Contexto

Gilmore Girls fue una serie de televisión de 7 temporadas (153 capítulos) emitida entre el 2000 y 2007, primero por la cadena CW y luego por Warner Channel, y en ambas lideraba el rating de las chicas entre 18 y 25 años aunque compitiera en la misma franja horaria con Buffy: la cazavampiros.

Si bien hoy es una serie de culto, en ese entonces cuando el consumo de TV era distinto y no había redes sociales, era un producto de nicho favorito de las adolescentes. En Colombia era difícil encontrarse con gente que la devorara a la par porque estaban pendientes del final de Yo soy Betty, la fea, acababa de arrancar una serie juvenil –Francisco el Matemático- que sería muy exitosa y todos trataban de imitar el baile del pirulino de Pedro, El Escamoso. A eso hay que sumarle que la transmisión de Gilmore Girls en el país era por cable y que en Latinoamérica no nos daban capítulos nuevos como en Estados Unidos si no que nos repetían la primera y segunda temporada una y otra vez.

Serie

Creada, dirigida y escrita por Amy Sherman-Palladino, Gilmore Girls ha sido uno de los pocos shows que ha enfocado toda su narrativa en las mujeres y en retratar sus diferentes matices a través de la relación madre-hija. Muchas televidentes quedaron enganchadas porque era la primera vez que veían un programa de televisión que las hacía sentirse identificadas con lo que eran sus mamás, así que si no tienen mommy issues todavía están a tiempo de ponerse al corriente.

Al centrarse en la vida de Lorelai Gilmore (Lauren Graham), una mujer fuerte e independiente que queda embarazada a los 16 años y se va de su casa para criar a su hija Rory (Alexis Bledel), Gilmore Girls nos habla de la dinámica familiar que se establece entre ambas: antes que todo, son amigas.

Es esa amistad la que nos permite ver a las mujeres lejos de los estereotipos propios de la televisión. Ya la mujer no se define por medio de su relación con los hombres sino que construye una identidad y toma sus propias decisiones para saber qué quiere y qué no.

En Gilmore Girls es refrescante que sus protagonistas sean tan libres como desean y se muevan en gustos tan puntuales como el café, la comida, los libros, la música y las maratones de películas. Además, el guión es supremamente inteligente con referencias constantes a la cultura pop (lo que la hace una biblioteca para generaciones posteriores), tiene buen ritmo y personajes secundarios igual de fuertes.

Personajes

El común denominador de los personajes de Gilmore Girls es que hablan mucho y muy rápido. Amy Sherman-Palladino y su esposo, Daniel Palladino, coguionista de la serie, se inspiraron en unas comedias de los años cuarenta en las que el número de palabras por frase eran señal de la agudeza superior de los personajes. Era tal la obsesión que contrataron a un entrenador de diálogos que le enseñara al reparto a aumentar la velocidad; y los guiones, que normalmente tienen entre 40 y 50 páginas para un capítulo de una hora, tenían 80.

Lo complicado era darles voz a los más de 75 personajes que tenían sub-tramas tan interesantes como las de las protagonistas.

Stars Hollow

Todavía no hemos mencionado a la tercera Gilmore, Emily (Kelly Bishop), la mamá de Lorelai y la abuela de Rory. Ella, la ama de casa de clase alta que organiza fiestas para su círculo social y tiene una actitud pasivo-agresiva, es de quien huye Lorelai cuando queda embarazada y termina trabajando como mucama en la posada de un pequeño pueblo (ficticio) de Connecticut: Stars Hollow.

Aunque sabemos que Lorelai y Rory son la serie misma, el cuadro no estaría completo sin los excéntricos personajes que habitan Stars Hollow y que le agregan el absurdo y parte del humor a Gilmore Girls. Empezando por Taylor Doose, quien es la persona con mayor poder político y se inventa cuantas festividades quiera para atraer turistas; o Kirk Gleason, el hombre más extraño del pueblo y el que más trabajos tiene (desde exterminador de termitas hasta diseñador de camisetas con frases ingeniosas); o Miss Patty, la bailarina y cantante de Broadway que es profesora de danza y la mujer con más historias de amor para contar.

En Stars Hollow también viven personajes con un vínculo más estrecho con las Gilmore como los dos primeros novios de Rory, Dean Forester y Jess Mariano; las mejores amigas de Lorelai y Rory, Sookie St.James y Lane Kim; o el hombre gruñón y dueño de una cafetería que le robó el corazón a Lorelai, Luke Danes.

25 de noviembre de 2016

Todo fanático de Gilmore Girls (y por todo fanático quiero decir yo) puso una alerta en Google Calendar en esta fecha porque las chicas regresaron para darnos el verdadero final de la serie. Resulta que por conflictos con Warner, los Palladino no participaron en la última temporada y sus personajes se convirtieron en la versión más light de ellos mismos, sin los diálogos que los había caracterizado durante años. Como el final fue mediocre, muchos quedaron tristes y manifestaron la necesidad de que Amy Sherman-Palladino volviera al mando.

Gracias a Netflix y su estrategia de mercadeo de la nostalgia - Fuller House, Stranger Things- una nueva temporada de Gilmore Girls se subió a la plataforma el 25 de noviembre con la mayoría del elenco original (con la triste ausencia de Edward Herrmann, quien murió de cáncer en 2014) y el final que Amy Sherman-Palladino había pensado para sus personajes.

El regreso

Gilmore Girls: un nuevo año es una miniserie dividida en cuatro episodios - Invierno, Primavera, Verano y Otoño- de 90 minutos cada uno, creada para hacerle justicia a Gilmore Girls. Aquí vemos a Emily, Lorelai y Rory lidiar con la muerte de Richard Gilmore, el patriarca de la familia, y cómo cada una de ellas asume su dolor mientras se enfrentan a sus múltiples dramas personales.

Por un lado, Emily batalla con su soledad y la idea de que el hombre con quien llevaba 50 años de matrimonio ya no está. Lorelai, quien finalmente está tranquila emocionalmente, sigue teniendo fricciones con Emily y no se acostumbra a la idea de que Sookie, su socia y mejor amiga, haya dejado la cocina del Drangofly Inn para irse al bosque. Y Rory, luego de una exitosa carrera como periodista, no sabe qué hacer con su vida profesional ni amorosa.

En Gilmore Girls: un nuevo año también vemos de qué manera han cambiado los otros personajes (algunos, como Gypsy, no lo han hecho), vemos a un Stars Hollow que permanece en una burbuja sin que le entre la señal de celular y vemos que las referencias a la cultura pop, como los caminantes blancos de Game of Thrones, permanecen en el aire.

Lo cierto es que – para no lanzarles spoilers – es un final medianamente feliz, que completa el círculo de la vida y le da a Lorelai la historia de amor que tanto había frenado en las siete temporadas anteriores. El fanático que diga que no sollozó es un mentiroso.

P.D.: Recuérdennos en las últimas palabras que le dice Rory a Lorelai y apostemos si habrá o no otra temporada.

Recomendación

Háganse el favor de no ver Gilmore Girls: un nuevo año si no han visto los 153 capítulos de Gilmore Girls en pijama y comiendo pizza. No la entenderán y, para los más fans, será una traición.

Microgestos que harán cuando la vean