Se encuentra usted aquí

Henry Cavanzo, el tipo que va a revivir los vinilos 'Made in Colombia'

Lo que pudo terminar convertido en chatarra es hoy una mina de oro musical
Por
Redacción Shock

Henry Cavanzo es un compositor y productor musical de vieja data. Ha trabajado con una larga lista de músicos y empresas en Colombia y ha girado por Europa Totó la Momposina. Fue justo en uno de esos viajes, hace seis años, que vio como los vinilos resucitaban y se obsecionó con reconstruir unas viejas máquinas que tenían guardadas en su parqueadero.

¿Cómo llegaron a él? Al productor musical Jorge Carreño le encargaron deshacerse de todo lo que había en el lote original en el que estaban las prensas y venderlo como chatarra. Aún es incierto si perteecían a Codiscos o a Discos Fuentes. Lo cierto es que cuando la industria discográfica se mudó a los CD´S, Henry terminó arrendándole su garaje a Jorge y las maquinas duraron allí unos 8 años arrumadas y en desuso.

La mayoría fueron destinadas a ser chatarra. Otras, terminaron modificadas para utilizarse en la producción de frenos para carros. Henry conservó un par sabiendo la mina musical que podría tener en sus manos. Ahora son las únicas de este tipo que quedan vivas en Latinoamérica.

¿Cómo revivieron? Las prensas no hubieran podido caer en otras manos. Henry, además de ser productor musical y tener de todos los juguetes en su estudio, ubicado en el barrio San Jorge de Bogotá, sabía de electrónica y de diseño industrial. Tuvo que desarmarlas primero para conocerlas. Viajó a varios países para ver cómo funcionaban las pocas prensas que quedaban y, aunque no consiguió unos planos, se las ingenió para reconstruirla y enchularla para que funcione con tecnología moderna.

Ahora tiene en sus manos una máquina de los 80 que puede funcionar con un panel de control digital y será completamente automática. Además, tuvo que construir todos los sistemas que alimentan la prensa.  

¿Cuándo van a grabar el primer vinilo del nuevo milenio en Colombia? La prensa aún no ha sido utilizada, pero ya se puede decir que está trabajando. En el stamper (la pieza que almacena el registro sonoro) que tiene desde que la apagaron, muy seguramente en los noventa, hay música, pero como no lo han estrenado no se sabe con seguridad qué va a sonar cuando graben el primer disco. Por los labels (rosca) que aún conserva la máquina, parece ser un viejo vinilo de Discos Fuentes.

¿Y quién va a estrenar la prensa? “Pedidos para vinilos es lo que hay. Los más interesados son las disqueras y editoras grandes. Diario me llaman unas cinco veces para preguntarme. Hay artistas que quieren hacer sus vinilos, pero guardo el secreto para no dañarles la promesa. Eso sí, grabar en vinilo es bien complicado, hay que seguir muchos requerimientos para que salga un buen sonido”. 

Publicidad