Se encuentra usted aquí

Juancho De La Espriella: "Se está perdiendo el corazón en el vallenato"

Por
Redacción Shock

Juancho De La Espriella gigante acordeonero que ha atrapado miles de oídos con su toque, fuerte  influencia de nuevas generaciones ejecutantes del instrumento y actual compañero de fórmula del gran Martín Elías despegó con el fuelle a los 13 años.  Inspirado por juglares y por el estilo  del Cocha Molina alzó su carrera tocando al lado de Miguel Cabrera, Peter Manjarrés, Silvestre Dangond, y grabó con Diomedes Díaz el disco Pidiendo Vía durante la estancia del Cacique en la cárcel. De La Espriella, es ídolo, desata furor entre sus fans que se autodenominan Juanchistas y ha registrado famosos “pases” que tararean fervientes parranderos y que se han quedado en la memoria del público joven. El acordeonero, al lado de Martín Elías, Carlos Vives y Silvestre Dangond será de los encargados del cierre del Festival de la Leyenda Vallenata 2014.

Hablamos con él.

Por: Jenny Cifuentes - @Jenny_Cifu - Foto: Alejandra Mar.

Cuéntenos sobre su nuevo trabajo

Nuestro nuevo disco se llama La Historia Continúa, lo estaremos lanzando el 15 de mayo. Estuvimos ocho meses trabajando en él, y el resultado fueron  15 canciones. En el álbum buscamos lograr un equilibrio entre el estilo de vallenato joven que traía nuestra anterior producción, El Boom del Momento,  y la poesía de compositores de renombre como Yeyo Núñez, Jorge Valbuena o Chiche Maestre.

Con la muerte de Diomedes Díaz una gran porción del público queda huérfana y vuelca la atención hacia sus hijos, uno de los herederos del legado musical del Cacique es Martín Elías, por eso, y con más razones de peso, nuestra idea es ofrecerles a los oyentes un trabajo con calidad.

Hace unos días ustedes publicaron el tema Siempre Contigo, que grabó Diomedes décadas atrás, cuéntenos sobre la canción...

Es un adelanto de aire parrandero de nuestro nuevo material como regalo musical para el Festival de la Leyenda Vallenata  homenaje al Cacique de La Junta, es de la autoría del clásico compositor Máximo Movil, en ella participaron músicos reconocidos como el cajero Pablo López, y el guitarrista y productor Carlos Huertas Jr.

¿Qué opina sobre el vallenato en la actualidad?

Preocupación sobre todo por las nuevas figuras, se está perdiendo el corazón y el sentido musical. Se fijan en otras cosas diferentes al sentimiento y a la pasión y se desvían del camino. Yo no digo que haya que tocar como los Hermanos Zuleta en los 70, no hay que ir a extremos. El vallenato se ha vuelto más desechable.

¿Usted cree que los medios han incidido en esta situación?

Hace seis o siete años se percibía un poco que lo que más se programaba era lo “romántico”, eso pasó, pero ahora se fueron al otro extremo, y entonces lo que no tiene estribillo pegajoso y es extremadamente alegre no les funciona, no hablo de todos los medios. Pienso que los medios no deberían incidir en esto, lo que debe primar para el músico es la calidad.

Usted grabó con Diomedes Díaz el disco Pidiendo Vía, cuéntenos ¿cómo fue esa experiencia?

Ha sido lo más grande que me ha pasado. Es un gran orgullo que llevo en el alma, porque para mí, Diomedes es la mayor figura no solo del folclor vallenato, sino de la música en Colombia. Haber sido su acordeonero hizo que la gente me viera diferente, me dio otro nivel.

El disco se grabó el último año que Diomedes estuvo preso, yo iba a la cárcel y allí compartíamos ideas, arreglos, me mostraba composiciones, etc. Trabajábamos ahí. Luego yo pasaba al estudio que quedaba unas cuadras del centro penitenciario.  Diomedes grabó las voces en un salón que habilitaron en la cárcel durante tres días.  Nunca me cambió ningún arreglo, ni me puso un pero, se emocionaba cuando yo tocaba y me decía:”mire cómo se me ponen los vellitos”. En ese entonces (2002) la idea era hacer un proyecto con varios acordeoneros, pero finalmente terminó escogiéndome a mí. Me dijo “Yo le pongo mis 29 años de vida artística en sus manos”.

¿Qué recomienda escuchar para iniciarse en el vallenato?

Para no pasar a extremos recomiendo que escuchen el vallenato que se hizo entre los  80 y 90, los temas que grabaron en esos años Diomedes Díaz, Jorge Oñate, Los Betos, Iván Villazón, Poncho Zuleta y El Binomio de Oro.  Que se fijen en los compositores y lo músicos de los registros de la época.

Ustedes son de los artistas que más tocan en el país, ¿cuántas presentaciones hacen al año?

Tenemos entre 15 y 20 shows al mes, pero hay temporadas en las que las presentaciones se incrementan, por ejemplo durante celebraciones como Carnaval de Barranquilla o Feria de la Flores hacemos 15, en diciembre hacemos 30,  así puedes ir sacando la cuenta…

¿Y cuántos toques hacen durante los días Festival?

Entre 13 y 15, públicas y privadas.

Un adelanto sobre su show en el Parque de La  Leyenda...

Con mucho cariño y muy buena energía para el público tenemos preparadas canciones de nuestro repertorio,  y obviamente un homenaje al Cacique de La Junta en la voz de su hijo Martín Elías, siempre hemos interpretado las canciones de Diomedes, pero esta vez  es una ocasión muy especial.

Tres canciones favoritas del repertorio de Diomedes Díaz

La suerte está echada, Mi primera cana y El inventario.

Publicidad