Se encuentra usted aquí

La celulitis también merece ser expuesta. El lado B de Andrea Echeverri

Por
Redacción Shock

Por Mariangela Rubbini Q. / @bilirubbini
Ilustración: Zamir Bermeo Rodas

Del 15 de febrero al 15 de marzo, en el Museo de Artes Visuales de la Universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá, estará abierta la exposición "Ruiseñora: fuego y canto". La artista creadora de cada una de las obras es nada más y nada menos que Andrea Echeverri.

Una retrospectiva de su trabajo como ceramista, desde que estudiaba Artes en la Universidad de Los Andes, es lo que los asistentes podrán ver en el museo. A lo largo de su recorrido por el salón, van a encontrarse con piezas como "Los platos adelgazantes", una serie de 4 piezas, que se convertiría en la tesis de grado de Andrea por allá en 1987. De una u otra manera, varias de las obras critican todos esos prototipos que nos han vendido como los ideales en el cuerpo de la mujer. Crítica que en canciones como El Estuche, de la época dorada de los Atercio, e incluso en otras más recientes como Métetelo, que Andrea incluyó en su álbum en solitario Ruiseñora, hace resistencia y protesta contra la belleza 90-60-90; contra las apariencias y absurdeces a las que muchas veces nos sometemos las mujeres para cuidar nuestro cuerpo y mostrarlo al mundo como perfecto.

Se trata de una exposición muy colorida, enmarcada sin duda alguna en lo que exhibe y representa la cultura popular latinoamericana. De un significativo homenaje a la mujer. Una muestra que recorre más de 20 años en la carrera creativa de Andrea como ceramista y como pintora. Pero también es un tributo a la que ha sido sin duda alguna, una de las agrupaciones más importantes e influyentes del rock latinoamericano: Aterciopelados. Ahí, al interior del museo, se encontrarán con piezas maravillosas que algunos seguramente recordarán haber visto en videos o siendo parte de la escenografía de algún live act de la banda de Andrea y Héctor. Pero también podrán disfrutar de una tira de más de tres horas de imágenes que nos recuerdan los momentos más significativos en la carrera de la banda y de Andrea en solitario.

Inclusive un homenaje al gran Gustavo Cerati aparecerá en el camino en una obra llamada Té para tres. También habrá letras de canciones como Florence estampadas en las paredes. La entrada es gratuita, así que no se pierdan la oportunidad de sacar un ratico para ir y ver esta expo. Quién sabe cuándo logrará Andrea volver a reunir en un solo lugar lo mejor de su vida como artista.

 

Temas relacionados: