Se encuentra usted aquí

La cruzada de Héctor Buitrago y Mario Muñoz contra la Tauromaquia

Por
Redacción Shock

Desde la noche de este martes los cimientos mismos de la sociedad capitalina volvieron a temblar con el fallo de la Corte Constitucional a favor de la fiesta brava en la ciudad, ausente desde hace dos años por políticas de la administración de Gustavo Petro y un fuerte respaldo de la opinión pública.

Por: Luis Fernando Mayolo @Mayolito

Las reacciones en redes sociales no se hicieron esperar y la indignación de una amplia mayoría que cataloga las corridas de toros como un acto brutal se hizo sentir con contundencia sumando cientos y cientos de caracteres. Y es que la discusión aquí es de fondo y cuestiona la conciencia misma de una sociedad que quiere erradicar la violencia de su ADN, pero por otra parte celebra 'rituales' que tienen como eje la muerte.

Pero no todo el mundo lo ve así y ahí radica el debate. Los adeptos a la tauromaquia argumentan que su práctica es un arte y una cultura arraigada en nuestra comunidad desde hace muchísimos años. Hoy la ley les dio la razón protegiendo su derecho a la libre expresión artística y obliga a la administración distrital a la “restitución inmediata” de la plaza de toros de La Santamaría para la realización de “espectáculos taurinos”.

La discusión vuelve y se abre. Por eso nos pareció interesante abordar el tema hablando con Héctor Buitrago de Aterciopelados y Mario Muñoz de Doctor Krápula, reconocidos músicos colombianos que desde su arte vienen luchando por los derechos de la naturaleza.

¿Por qué condenar las corridas de toros y cómo pasar de la indignación a los hechos en un tema tan sensible como este? Esta es su postura.

**Héctor Buitrago (Aterciopelados y Conector)**

Shock: ¿Por qué oponerse a las corridas de toros en Bogotá?

Héctor Buitrago (Aterciopelados): El ser humano siempre aboga por sus derechos y tradiciones, pero no tiene en cuenta los de los animales. Tenemos que entender que no somos el centro del mundo, y que la discusión va más allá de los toros y está en el derecho de la naturaleza.

Shock: La Corte Constitucional afirma que deben restituirse las corridas de toros en Bogotá, porque se vulneró el libre derecho a la expresión artística de algunas personas y debe preservarse ese arraigo cultural.

Es el momento de revaluar las tradiciones y sólo el tiempo lo puede hacer, porque es algo de conciencia. Cada día aumenta en el mundo entero el rechazo a prácticas como las corridas de toros. Seguramente en 30 o 40 años esa tradición desaparezca. Por el momento tenemos que seguir trabajando para que eso suceda. Nuestro empeño no se verá afectado porque en este momento la ley en Bogotá no nos respalde. Seguiremos defendiendo nuestra posición y lograremos que las leyes cambien.

¿Qué hacer ahora?

Hoy tenemos que atenernos a la ley y buscar consenso. ¿De eso se trata la vida no?

¿Cómo pasar de la indignación en las redes sociales a las acciones?

Hay que seguir haciendo actividades pacíficas y sobre todo brindando información. Acciones desde la música y los performance. Eso es lo que se viene.

El oponerse a las corridas debe ser parte de una actitud de vida que incluye otros aspectos más allá de los toros. ¿Está de acuerdo?

Soy más animalista que antitaurino. No voy a salir a decir arengas en contra de los amantes de los toros, ellos tienen sus derechos y hay que respetarlos. Pero desde el arte seguiremos buscando que se acaben para siempre las corridas de toros.

¿Qué otras batallas hay que dar en esta sociedad?

Son tantas las cosas que en el mundo hay que cambiar, por eso desde hace tiempo soy activista. Las personas no pueden luchar por todas las cosas, por eso cada uno escoge con las que se siente más afín. La mentalidad tendrá que evolucionar de esta manera.

**Mario Muñoz (Doctor Krápula)**

Shock: ¿Por qué oponerse a las corridas de toros en Bogotá?

Mario Muñoz (Doctor Krápula): Nosotros estamos buscando construir un país en paz, por eso no podemos promover un espectáculo violento, un asesinato sangriento con una sevicia tan áspera. La fiesta brava es un mal llamado arte promovido por un pequeño grupo de la oligarquía. Más que oponernos lo que realmente queremos y por lo que estamos luchando es que un escenario como la Santamaría sea un espacio cultural y no de muerte.

Cómo pasar de la indignación en las redes sociales a las acciones

Ya que afilaron las garras y pasaron por encima de la opinión pública, lo que sigue es una consulta popular y no solo en Bogotá, sino en todo el país. Queremos que se prohíba en todas partes  y que no siga sucediendo que los niños se acostumbren desde pequeños a que las fiestas de Colombia estén ligadas a las corridas de toros.

La Corte Constitucional afirma que deben restituirse las corridas de toros en Bogotá, porque se vulneró el libre derecho a la expresión artística de algunas personas y debe preservarse ese arraigo cultural.

Seguimos siendo esclavos de la cultura española, las corridas son una tradición impuesta. Tampoco es un arte destrozar a un animal.

¿Qué hacer ahora? ¿Qué otras batallas hay que dar en esta sociedad?

Estamos tarde para hacer una reforma constitucional en donde se reconozcan los derechos de la naturaleza y se castigue a los que la destruyan. Nuestra banda está dispuesta  a apoyar esta campaña incluso tocando por todo el país.