Se encuentra usted aquí

La cuota colombiana en el Vive Latino 2014

Por
Redacción Shock

El pasado jueves 27 de marzo, a las dos de la tarde, se abrieron las puertas al público en el Foro Sol de Ciudad de México para dar inicio a una nueva versión del Vive Latino, que organiza la compañía Ocesa. Este 2014, uno de los festivales musicales más importantes de Latinoamérica celebra 15 años de historia por todo lo alto: 173 artistas y bandas, entre nacionales e internacionales, presentándose en los 5 escenarios dispuestos en el lugar.

Este año, Colombia tiene una de las cuotas más grandes de talento artístico invitado. ChocQuibTown, Doctor Krápula, Kraken, Diamante Eléctrico, Alerta Kamarada, Consulado Popular, Freaky Colectivo y Seis Peatones hacen parte del cartel del Festival. En el backstage del Vive, zona codiciada por los fans que asisten cada año y por la que por estos días circulan cerca de 5 mil personas que trabajan para que la experiencia de estos cuatro días sea maravillosa para el público, hablamos con Andrés Sánchez, cabeza de esta gran fiesta que celebra la música Latinoamericana, sobre el por qué la representación colombiana es tan significativa, especialmente este 2014.

¿A qué debemos el honor de tener una representación tan grande este año en un festival tan importante como el Vive?

No es esta la primera vez que tenemos en el Vive Latino a varias bandas de Colombia invitadas. En los dos festivales anteriores hemos tenido entre 4 y 6 como parte del cartel. Sin embargo, este año la representación es bien significativa porque ha ido incrementándose cada año, y creo que eso se debe principalmente a que he tenido la gran fortuna de asistir a varios mercados musicales en ese país, como Circulart por ejemplo. Y a Rock al Parque también. Eso me ha dado la posibilidad de conocer y de acercarme mucho más a lo que está pasando con la música allá. Aquí nos llegan siempre muchos discos de artistas y bandas colombianas pero eso nunca será lo mismo a tener la posibilidad de verlas en vivo. Poder ver en tarima a grupos como Diamante Eléctrico, Monsieur Periné, Doctor Krápula o Puerto Candelaria siempre será muy distinto. Ya cuando los ves en vivo, como me pasó a mi, piensas inmediatamente en que esos shows estarían perfectos para el Vive. Este es un festival que este año ya cumple 15 años haciéndose y, por lo mismo, ya tenemos muy claro qué es lo que quiere ver el público. Para nosotros es muy importante ver a las bandas antes de traerlas acá porque eso nos da una garantía de lo que vamos a mostrar y cómo va a reaccionar la gente. Bueno, y aparte de eso, tenemos una gran relación con medios de Colombia como Shock y Radiónica, que nos apoyan cada vez más y que ayudan a que lo que pasa con estos artistas acá también tenga repercusión en su país. Eso está bien padre también.

¿Cómo deciden en qué escenario se presenta cada artista o banda?

En qué tarima se ubique cada banda depende un poco de cómo tengamos armado el cartel ese año. En las versiones anteriores, en un escenario podías ver primero a una banda de rock y luego a una de ska y luego a una electrónica, pero ahora hay bloquecitos. Por ejemplo el de metal, donde estará Kraken cerrando después de De La Tierra en el escenario Unión Indio, que tiene capacidad para unas 13 mil personas. Así armamos la programación, por bloques de género musical y dependiendo de eso es dónde vamos metiendo a cada banda o artista.

Esta es una producción monstruosa que está en cabeza suya. Y lo que más sorprende es que todo funciona como un relojito.

Todo fluye porque cada quién sabe qué es lo que tiene que hacer y cuál es su responsabilidad. Es tan grande el festival y tanto el tiempo que llevamos haciéndolo que todo debe rodar perfecto, con cada quién haciendo lo que le corresponde. Eso ahora ya me da la posibilidad de salir de la oficina de producción cada tanto y asomarme a checar bandas. Antes me la pasaba encerrado entregando pulseras, boletos, estacionamientos, foto pases.

Después de el voleo de estos días, ¿ya empiezan a planear el que sigue?

Una vez termina el Festival, a la semana siguiente ya estamos reuniéndonos en comité para planear el siguiente. En esa primera reunión estamos 10 personas, pero en el camino va creciendo el equipo y terminamos en el Foro Sol trabajando cerca de 5 mil personas.

Temas relacionados: