Se encuentra usted aquí

La Etnnia: hip hop, religión y testamento en su disco “5-27 Internacional"

No nos cansaremos de decirlo: La Etnnia comanda las grandes ligas del rap nacional.
Por
Redacción Shock

No nos cansaremos de decirlo: La Etnnia comanda las grandes ligas del rap nacional. Sus cargas de denuncia social, sus himnos al hip hop, y un all-star internacional, se reúnen en su nuevo álbum.

Por: Jenny Cifuentes // @Jenny_Cifu

Kany, Ata y Kaiser, engrosan el escuadrón de los más buscados por los adeptos del hip hop nacional. Son los cabecillas de La Etnnia,  “warriors del microphone, bestias sobre cualquier beat”, que, desde hace décadas, como parlantes de la urbe han movido hordas de raperos en Colombia.

Contagiados de salsa, vallenato viejo, funk, disco, soul, blues, jazz, reggae, y marcados por películas como Breakin’,  Beat Street o Electric Boogaloo, llegaron en el año 84 al Teatro Embajador de Bogotá, decidieron armar el grupo New Rappers Breakers y hacer sus primeras presentaciones bailando break dance en discotecas y parques. 

“Recordamos una coreografía de un tema de Michael Jackson.  En 1986 Ata tenía seis años y un DJ, Mao Mix,  lo escogió para que bailara bajando de un rodadero. Esa fue de las primeras apariciones. Más adelante llegaron las pistas, la improvisación en discotecas. Después montamos El Ataque del Metano y todo despegó. Dimos el primer concierto de La Etnnia en  RapCruces en el 93, una época en la que eran pocos los raperos.  Después hicimos un show en un bar de Héctor Buitrago (Aterciopelados) llamado Kalimán. Cuando armamos el grupo tratamos de establecer nuestra identidad.  En Norteamérica grandes hiphoperos  estaban en Brooklyn, nosotros estábamos en Las Cruces, y dijimos: vamos a cantarle a Las Cruces, no a  Brooklyn. Así creamos una identidad propia, nuestra huella.  La Etnnia es la voz de las calles  y siempre habrá una historia que contar”. 

Como fieles narradores de la realidad, los músicos de La Etnnia son responsables de grandes discos –incluso atemporales por su temática–, que han  elevado al trío  bogotano a los altos peldaños de la poesía del gueto. Firme, el grupo ha mantenido la independencia desde su primera producción El Ataque del Metano, grabada en 1994, publicada en casete inicialmente como Etnnia Records,  que luego se convirtió en su sello 5-27 Records, bajo el que han maniobrado desde entonces.  

5-27 Internacional

Finalizando el 2015 La Etnnia publicó su álbum 5-27 Internacional, una placa con la colaboración  de reconocidos MC norteamericanos, como lo pregonan en una de sus canciones, Un pacto de dos infanterías, que los alza con fuerza hacia otros territorios.

“Cada uno de los proyectos realizados ha sido un escalón más.  Éste es la consolidación del grupo a escala internacional con productores de primer nivel como Domingo, Spkilla y Hazardis Soundz, quienes constantemente han tenido sus ojos y oídos con nosotros. Domingo  siempre había querido desarrollar un proyecto con La Etnnia y artistas de Estados Unidos, y se hizo realidad.”

“En el disco participan: The Game, uno de los raperos de la nueva generación de la costa oeste, específicamente de Comptom, abanderado del legado de N.W.A.; Kool G Rap, de los raperos más influyentes y expertos MC de todos los tiempos, pionero del mafioso rap/street/hardcore, creador de las rimas multi-silábicas e influencia de figuras del hip-hop universal  como The Notorious B.I.G., Nas, Eminem y Jay-Z; Cormega, quien empezó su carrera al lado de Nas y además hizo parte del colectivo The Firm ( grupo conformado por Nas, Foxy Brown, AZ y Nature); Sean Price, fallecido recientemente, miembro del grupo Heltah Skeltah y del colectivo Boot Camp Clik; y Chris River, gran promesa del rap neoyorkino  (hijo de Big Pun, gigante para muchos en el mundo del hip hop), que conserva el estilo y la versatilidad de su padre.  Estos artistas accedieron a trabajar en nuestro disco  de manera inmediata, sin ningún tipo de reparo. Fue una gran satisfacción porque son figuras que eligen muy bien sus feats o invitados y siempre cuidan muy bien este tipo de alianzas.”

“Inicialmente Domingo nos dejó saber con qué personajes contaba y nosotros escogimos los beats acorde al estilo de cada uno de los invitados.  También elegimos las temáticas a tratar.  Luego, cada artista hizo su trabajo de manera independiente pero todo estuvo muy bien articulado de acuerdo con lo que se quería lograr. Por ejemplo, que lo que se cantara en inglés tuviese coherencia con lo que se cantaba en español.  Que todo tuviera un mismo sentido”. 

La Etnnia no abandona la denuncia en su nuevo disco,  resalta su pluma diestra, sigue escupiendo fuego y encendiendo la llama como en anteriores producciones.   “El track De costa a costa hace un paralelo entre problemáticas sociales latinoamericanas y norteamericanas.  Latin Konecta, junto a Chris River, trata temas de los latinos por el mundo dejando claro que se puede salir adelante, y Mundo Material tiene una letra con contenido crítico para una sociedad consumista y superficial. Aunque no sólo hay temáticas sociales, también incluimos  canciones como Elementos, que es un himno a la  cultura del hip hop.  Pronto estrenaremos su video  y con él una marca de aerosoles conmemorativos de La Etnnia.”

“El primer sencillo que presentamos fue Un Brindis. Luego vino Desconectado, nuestro cortometraje, con el que se  buscó hacer algo diferente, no convencional,  con un resultado óptimo. El proyecto estuvo dirigido por Ata junto a Michael Cotrino Sossa de Multimedia Concept Works, en el que se unen dos canciones por medio de una historia. La primera canción,  Bandido Virtual,  habla de las personas que se esconden tras un computador para atacar a los demás. La segunda, Quítate la máscara, es una nueva remezcla de un tema publicado en nuestro álbum Universal (2014),  que alude a  la envidia y la falsedad que vemos en la actual sociedad política, policial, etc.”. 

“MC, Dj, breaking y graffiti, La Etnnia llenando de arte y hip hop cada rincón de la city”, es una de las frases de 5-27 Internacional. La agrupación, curtida lidiando tarimas y con mucho trabajo a su espalda tiene también una mirada hacia el hip hop local: “Creemos que falta profesionalizar varias cosas como las producciones, los shows, etc. Muchas personas estigmatizan al rapero porque algunos venden porno miseria y quien los observa se imagina que todo es así.  Muchos ven también los dineros del estado como el salvavidas económico.  Las redes sociales permiten la visualización de algunos proyectos nuevos, con bastantes  likes y demás, pero no es garantía de que sea un buen material. De lo que estamos seguros es que hay  gente trabajando de forma honesta y con amor al arte, al hip hop.”

La Etnnia coloniza. Tiene una larga fila de adeptos que consume su merchandising y captura cada vez más oyentes que  escuchan sus registros  en todos los formatos. “El mercado del vinilo ha venido retomando el camino que antes había perdido.  La gente busca desde nuestro primer vinilo de 2004  Stress Dolor & Adrenalina pasando por Historia y Leyenda, hasta el último, 5-27 Internacional.  Parte del público reconoce los trabajos y sabe que son piezas de colección”.

Con 5-27 Internacional La Etnnia evoluciona. Viene recargada. Se engrandece de rap. Como ellos lo dicen: “hip hop, religión y testamento”. 

Temas relacionados: