Se encuentra usted aquí

La resurrección de Sidestepper

Por
Redacción Shock

Por: Juan Pablo Castiblanco @KidCasti // Nadia Orozco @Cornfake

Fotos por: David Schwarz 

Hace 12 años Sidestepper estaba ungiendo todas las pistas de baile del circuito alternativo bogotano, con un venenoso, adictivo e inolvidable coro que, en la voz de Goyo, rezaba:

Mira que la gente /Ya no se calla

No vale la pena / Dar más papaya.

Desde entonces, de la mano del productor inglés-candelariano Richard Blair (porque más que bogotano, Blair es un hijo excelso de este céntrico y colonial barrio) se convirtieron en una de las instituciones más sólidas de la nueva música colombiana, llevando la fusión entre sonidos folclóricos, tropicales y autóctonos con los beats del universo electrónico a un nivel poco antes visto en nuestro país. Fueron comandantes de una movida que dio paso a agrupaciones de la talla de Bomba Estéreo o ChocQuibTown. Fue casa temporal de artistas como la mencionada Goyo, Iván Benavides, Andrea Echeverry, Kike Egurrola (Bomba Estéreo) o Janio Coronado (. Fue autora de otro puñado de himnos sagrados del baile como “Hoy tenemos”, “Logozo” o “Deja”.

Hace 7 años Sidestepper no lanzaba un disco. Esta pausa tenía una razón de ser diferente a la de otras bandas en medio de un receso creativo. Blair y sus muchachos, que hoy son la compacta pandilla integrada por Teto Ocampo, Juan Puello “Chongo”, Edgardo Garcés ‘Guajiro’ y Erika Muñoz “Eka”, estaban en un viaje profundo a la raíz de la música. No estaban buscando un sonido en particular, sino un sentir espiritual. Senderos indigenistas, experiencias místicas y una búsqueda al interior de sí mismos, los llevaron al camino donde están hoy. Un camino que puede que les cueste muchos fanáticos de vieja guardia, del beat, de la noche, pero los acerque a otros que, como ellos, estén en búsqueda de respuestas sobre los tiempos en los que vivimos.

Hace un mes exactamente Sidestepper presentó en exclusiva para los primeros patrocinadores de su crowdfunding, el resultado de este viaje cósmico espiritual: el “Supernatural Love”. Un disco que, de entrada, renuncia al beat y a la batería, y busca generar ritmo a través de tambores y del cuerpo. Un disco revolucionario que se olvida de fórmulas comerciales y se acerca a los rituales, a celebrar la vida, a conectar al hombre con la magia misma de la música. Un disco que consolida a Sidestepper como un cuerpo donde todos sus integrantes son órganos vitales, pero en el que Blair es la boca que resume este largo trayecto espiritual. 

De este trabajo ya pudimos corroborar todo lo prometido a través del primer sencillo ‘Come See Us Play’. Presentada a través de un video dirigido por Jorge Navas, le rinde honores a esos elementos que hicieron parte del viaje que desemboca en este disco.

Esta nueva face de Sidestepper viene acompañada de una revolución que  quieren sacudir las estructuras de la industria musical tal y como las conocemos, haciendo que permitiendo que sus oyentes financien sin intermediarios este disco (si usted quiere hacer parte de esta revolución haga clic aquí). Antes de que termine la campaña hablamos con Richard, Chongo y Guajiro.

Faltan 15 días  para que usted también sea parte de esta revolución, para ser parte del grupo de aquellos que quieren sacudir las estructuras de la industria musical tal y como las conocemos, apoye aquí y siga a nuestro home para escuchar el "Supernatural Love".