Se encuentra usted aquí

La verdadera historia de Los Prisioneros contada por Claudio Narea

El chileno exguitarrista de la legendaria banda de rock en español, tiene tres proyectos independientes, y quiere dejar atrás su pasado con Los Prisioneros
Por
Alfred Lord

Hablar de Los Prisioneros en Colombia es remembrar las grandes bandas del rock en español de los años 80 y principios de los 90, sin duda los chilenos escribieron gran parte de la historia de la banda sonora latinoamericana. Sus canciones han trascendido entre generaciones y se convirtieron en himnos por la similitud con la situación social latinoamericana.  Canciones como:  El baile de los que sobran, Porque no se van, Sexo, Tren al sur, entre muchas otras aún se escuchan en bares y en los remates de las fiestas.

Por Alfred Lord // @AlfredLord    Fotos: David Schwarz @davidmschwarz

Claudio Narea, ex guitarrista de Los Prisioneros, llegó a Colombia para hacer dos shows y presentar el libro Biografía de una amistad, que muestra cómo fue la separación del grupo y de su viaje sin regreso a Los Prisioneros.

Claudio, franco y directo, nos contó que está pasando con su música y con un pasado que, aunque para él está superado, se lo hacen recordar los huérfanos que dejaron sus exitosas canciones.

¿En qué momento decide publicar un libro para contar la verdadera historia sobre la ruptura de Los Prisioneros?

A mí nunca se me hubiera ocurrido escribir un libro con esta temática, si antes no hubieran salido los de gente que no tiene nada que ver con la banda (la de Claudio es la cuarta versión publicada de la separación de Los Prisioneros). Los tres anteriores tenían cosas verdaderas, pero les faltaba información y había tendencia a alimentar ciertos mitos que con Biografía de una amistad quedan más aterrizados. Un ejemplo de eso son las letras que hablan de compromiso social, que claramente no existe, es bueno que estén todas las cartas sobre la mesa y la gente sepa quiénes eran Los Prisioneros.

La primera edición fue censurada por la editorial, pero cuando me dejó libre decidí hacer una segunda publicación sin censura, con fotografías y más detalles que habían faltado.

¿Falta algo por decir?

Yo creo que ya está todo dicho, la música va por un lado y a la historia la complementan las canciones de Los Prisioneros que hablan de cosas que le produjeron a la gente en ese momento.

Los discursos de los políticos también nos asombran y después te das cuenta que no tanto. La banda se acaba y también las relaciones. No tengo problema en dejarlo registrado todo hasta el fondo.

biografia_de_una_amistad.jpg

Foto: Facebook Biografía de una amistad

¿Cómo logra Claudio Narea y Los Indicados darle un sello diferente a su proyecto personal y salirse de las influencias de Los Prisioneros?

Todavía tocamos algunas canciones de Los Prisioneros que nos gustan como We are sudamerican Rockets y Quieren dinero, lo hacemos con un miembro original de la banda: el baterista Miguel Tapía, pero en este proyecto cada músico tiene distintas funciones. Por ejemplo,  Ricardo, baterista de Los Indicados, es en los shows el asistente de batería de Miguel Tapía, el baterista original de Los Prisioneros. Diógenes toca el bajo en las giras, pero para el disco hizo de guitarrista y baterista.

Aunque no podemos negar que hay una conexión con Los Prisioneros, Claudio Narea y Los Indicados tiene un sonido actual, un pop anclado en esta época. Hay referencias de música que nos gusta mucho: soul, blues, rock y música africana, todas desde una perspectiva del presente.

No me gustaría que nos convirtiéramos en una agrupación de covers tributo a Los Prisioneros, aunque sería una carrera mucho más sencilla y lucrativa.Está bien tocar canciones de hace 30 años pero a mí me gusta hacer sonar canciones recientes que tengan que ver con lo que hacemos hoy.

¿Cómo fue la tarea de seleccionar los 11 temas que trae el disco?

El disco está producido entre Jaime, el guitarrista, y yo. Grabamos trece canciones de las que dos quedaron por fuera.

Al poco tiempo de sacar este disco se me ocurrió hacer uno nuevo con Profetas y Frenéticos Conga. El nuevo tiene un rock and roll más vasto, pero no deja de ser novedoso, sale a principios de diciembre en Chile y va a estar en todas las plataformas digitales.

Ahora mismo estoy trabajando en un nuevo disco de otro grupo para demostrar que no nos quedamos quietos, es de una banda que yo tuve en los noventa.

_dms6945.jpg

Han podido estar presentes en varias décadas de la música, ¿Cómo ve Claudio Narea y Los Indicados la música latinoamericana actual?

Desde hace 30 años, cuando comenzamos con Los Prisioneros en Chile no había una escena, no había shows internacionales. Teníamos una dictadura con toque de queda, la vida nocturna no existía, todo era apagado y conseguir instrumentos musicales era una cosa difícil. No sé qué hubiera sido de la banda si no hubiera aparecido un manager con dinero que pagara nuestras grabaciones, primeros demos, discos y  por supuesto instrumentos.

Desde esa época que no había escena hasta hoy que ya existe han cambiado muchas cosas.  No sé si han llegado muchos músicos chilenos a Colombia, me imagino que sí. Hay muchos haciendo música, tal vez no han logrado la fama de Los Prisioneros, pero si hay mucho y en toda Latinoamérica está pasando lo mismo.

Con Los Indicados venimos de México, la escena musical es muy grande, hay muchos artistas que van de paso tocan y muchos mexicanos que salen. Sabemos que en Colombia pasa lo mismo.

¿Cómo es el contacto con el público, donde no llegaron Los Prisioneros?

En general en México el público es muy receptivo había gente que no conocía de Los Prisioneros o de Claudio, pero quedaban prendidos, llegando a Colombia por lo menos ya había una expectativa, en México no había nada.

En otros países la gente va porque Claudio, por esa historia de que tocaba con Los Prisioneros, por ese pasado.

En México hay un hambre por ver música nueva y cómo está sonando. En el ambiente se siente el hábito de ampliar el espectro, y para nosotros es como tirar semillas en un lugar muy fecundo. Tocamos en tres partes y la gente nos dijo que la banda sonaba muy bien, que tenemos que volver, eso nos abre un camino muy bueno para lo que viene.

¿Cómo aprovechan la tecnología?

Antes había un montón de sellos que editaban y ahora casi no existen, estamos viviendo la era digital.  Cambiaron las plataformas, de repente el vinilo desapareció y en estos años volvió con una fuerza gigantesca. Yo creo que ahí está el desafío, en mantener cierta coherencia con el sonido. Somos los músicos los llamados a hacerlo todo y a entregarle a la gente a través de las plataformas buena música.

En Chile son pocos los artistas que están firmados por un sello disquero, creo que con la evolución digital les conviene más, aunque yo soy un fanático de las portadas de los vinilos y los libros de los Cds, que son tesoros valiosos para los que crecimos en esa época.

¿Para dónde va la gira de este nuevo disco?

Vamos para Chile, hicimos un crowdfunding de las personas que nos apoyaron para venir acá. Tenemos unos conciertos en el sur que son míos y tenemos varios con Miguel que son de Los Prisioneros. Ahora tengo tres proyectos.

¿Hay alguna responsabilidad con la música por el legado del rock en español?

Yo no lo siento exactamente como una responsabilidad, a mí me salen las canciones que tienen que ver con lo que hoy está sucediendo, por ejemplo, Terroristas viene perfecta para el momento de elección presidencial de Donald Trump en Estados Unidos. La canción describe un mundo más peligroso con esas declaraciones de odio, intolerancia. El secreto de la paz puede venir bien para Colombia, pues muestra que el secreto para encontrar la paz es el respeto todo el mundo.

Publicidad