Se encuentra usted aquí

La vuelta de Providencia: reggae nacional para el mundo

Por
Redacción Shock

En lo que le consta al reggae colombiano Providencia es una de esas agrupaciones que no han bajado la guardia, ellos han marchado seguros durante más de 15 años por los senderos de un género que ha tenido subidas y bajadas, por lo menos en lo que a Colombia se refiere.

Y aunque el trajín de estos años ha sido largo, hasta hace unos días solo tenían un trabajo discográfico y varios sencillos en el bolsillo. Razón de sobra para tomarse bien en serio este lanzamiento que se alcanza a meter entre los más relevantes de la escena nacional del 2015. Se trata de ‘Beligerante’, el segundo  disco  en su trayectoria, que ya lanzaron en Medellín, la casa de la banda, y que pronto viene a parar en la capital y en otras ciudades.

Este disco es una bandera digna de hondear para el reggae colombiano, un trabajo que explora sin miedo los recovecos de otros géneros. Camilo Restrepo, frontman poderoso y fundador de la banda, habló con nosotros, y después de escucharlo entendimos lo que nos contaba: este disco fue cocinado dos veces y esa segunda y final versión fue pensada en el baile como motor.

Y si bien una buena parte de esta placa discográfica parece estar hecha para sacudir el alma danzante, no olvida esa parte del reggae tan crucial y tan necesaria, la que es para cantar, para sentir desde adentro. Providencia es nuestro artista recomendado de la semana, hablamos con ellos. 

Nuestras recomendadas: Aquí no hay general, Beligerante, Karma Dub Wise y el bonus track: El Duende Feat. Ñejo

Para empezar siga a @ProvidenciaCol aquí

Antes que todo: un breve resumen de la historia de Providencia 

Provi nació en el 2001, muy por la época del 911 en septiembre recuerdo, en esa época fue que empezamos a ensayar, comenzamos con Leo que estuvo hasta el 2012, y otros chicos que pertenecían a Burkina, otra banda de ska. Nosotros queríamos hace un banda de reggae en español, y Providencia fue una banda que se hizo en vivo, desde el primer día salimos a tocar… ensayamos como dos meses. Así fue como se construyó. Influenciados por artistas que nos gustan mucho como Cultura Profética, Los Wailers, Los Cafres, Gondwana.

“Radio Candela”, fue el primer disco que nació en el 2008, un compilado de lo que hicimos entre el 2001 y el 2007 y ahora Beligerante es como un compendio y una ventana para que vean lo que pasó entre el 2008 y el 2012.

Son una banda de una historia y un recorrido largo ¿Por qué tan pocos discos en tanto tiempo?

Se ve mucho la inexperiencia, porque no éramos músicos de profesión; yo soy abogado y leo diseñador y estábamos aprendiendo en la marcha; también se debió a que la banda cocinaba mucho en vivo y nos demorábamos en producir, no teníamos muchas herramientas, casi todo se hizo en ensayos y conciertos. En el 2011 sacamos sencillos que funcionaron como Juanita Bonita, Beligerante, Karma, que ya habíamos sacado en YouTube.

¿Qué bandas ya estaban sonando cuándo ustedes arrancaron?

En la época en que empezamos habían pocas bandas, veníamos de la ola del ska de los noventas, de bandas grandes como Los Elefantes, Los Coffemakers, La Severa Matacera, Skampida, The Klaxon. Acá, en Medellín, Burkina, Los Coffe Makers, De Bruces a mí; de hecho nuestro primer concierto fue con De bruces. Teníamos muchos referentes, Alerta ya había empezado, y por supuesto The Rebels, que siempre hay que referirse a ellos.

Y en ese entonces, ¿cómo era el tema de difundir el reggae?

Nosotros empezamos difundiendo nuestra música por MSN (risas), luego pasamos a tener espacio en radios alternativas como Hagalau, en blogs, en emisoras virtuales; luego llegó Radiónica, que empezó a abrir espacio al país y fueron un empujón muy grande; Radioactiva Medellín también estuvo presente y hasta en emisoras urbanas sonamos.

¿El reggae nacional se ha fortalecido, debilitado o solo se ha mantenido?

Yo creo que la escena llegó a un punto que se afirmó, pero no creció mucho más en cuanto a que las bandas propusieran; los que estábamos nos reafirmamos por la constancia, otras se fueron y ahora hay varias que están emergiendo. Yo siento que la escena está firme y diversa: hay para el que le gusta el reggae más roots como De bruces a mí; a los que le gusta el reggae latino como nosotros; al que le gusta el reggae con hip hop como Natural Selection; el reggae rasta como Tarmac.

¿Qué propuestas en Medellín están pegando duro?        

Hay una chica de la que me gusta hablar mucho porque canta increíble; se llama La Tifa, está haciendo muy bien las cosas y hacía falta una buena cantante en Medellín, ella es la esperanza de que hay muchas cosas y se ha afirmado porque hay un público. Cada vez que hay concierto va gente que no solo le gusta el reggae, sino el hip hop, el rock, el que es gomelo.

Usted trabaja con Ñejo y de hecho en el disco la canción que cierra es El Duende, una colaboración con él ¿Cómo ha sido el tema de incursionar con un artista urbano? ¿Le han criticado ese featuring?

Yo siento que estamos en una época muy buena porque los estereotipos se están acabando, por ejemplo, la nena que se pone las Dr. Martins también baila reggaetón. Nosotros tenemos esa colaboración con Ñejo en El Duende y eso es muy positivo para la banda, porque los que escuchan música urbana han llegado a nosotros y se han encontrado con una banda con contenido. A la gente le gusta escuchar música con sentido y para mí es muy chévere que exista ese acercamiento con la música urbana, así como con el dancehall.