Se encuentra usted aquí

Las 10 mejores (¿o peores?) películas del hombre vs. la naturaleza

Hombre vs. volcanes, hombre vs. huracanes, hombre vs. serpientes y tiburones… el resultado siempre será igual.
Por
Redacción Shock

Antes del estreno de Miedo Profundo, la nueva película de Blake Lively en la que es perseguida por un tiburón muy persistente, los invitamos a ver estas películas que muestran la lucha del hombre por sobrevivir las fuerzas de la naturaleza. Tal vez al verlas se les quiten las ganas de acampar, ir al mar o explorar territorios inhóspitos por un buen tiempo.

Por: Juliana Abaúnza // @julianaabaunza

10) Anaconda (1997)

Bueno, calma. Yo sé que Anaconda no es la mejor película del mundo y que bajo ningún parámetro clasifica como una obra maestra del cine, pero es de esas películas que son tan malas que son entretenidas. Probablemente no la han vuelto a ver desde los 90, así que los invito a repetirla algún domingo de guayabo cuando la den en Premier Caracol. Vale la pena por ver a Jennifer López cuando apenas empezaba a ser famosa y tenía como 100 mil millones de dólares menos en el bolsillo.

9) Volcano (1997)

Parece que 1997 fue el año de “la naturaleza nos quiere matar”. Además de anacondas hechas en computador, esta divertida época nos trajo a las pantallas Volcano, una película en la que, como siempre, Tommy Lee Jones hace de Tommy Lee Jones. No recuerdo cuál es la explicación absurda que dan en la película pero el punto es que un volcán hace erupción en Los Ángeles y todo el mundo corre como si fuera el fin del mundo. Una vez más, vale la pena para repitirla un domingo en el que no quieran pensar mucho.

8) La tormenta perfecta (2000)

Seré sincera: cuando fui a ver esta película en cine me quedé dormida. No sé si ese día estaba cansada o no me había tomado la combinación correcta de Coca-Cola y tinto, pero el caso es que dormí después de la primera media hora y me levanté para ver la media hora final. O sea que realmente no me perdí de mucho. Lo importante es que George Clooney quiere ir a pescar aunque todo el mundo le advierte que va a haber una tormenta –ehm, perfecta–, y se lleva a Mark Wahlberg y al resto de su tripulación a ver si logran subir la ola más grande del mundo. ¿Por qué la puse por encima de Anaconda y Volcano, películas en las que no me dormí? Porque en Imdb.com La tormenta perfecta tiene mejor puntaje y estoy tratando de no ser tan subjetiva.

7) Tornado (1996)

Con esta sí me pongo subjetiva porque me encanta y no me importa cuánto tenga de puntaje en Imdb.com (6,4, no está tan mal). De todas las películas no-tan-respetadas que tocan el tema hombre vs. la naturaleza, Tornado es mi favorita. Le digo Tornado y no Twister porque la vi en televisión doblada al español, que es como se deben ver la mayoría de películas noventeras malas. Hay muchas cosas chéveres por las que vale la pena repetirla: Helen Hunt, Bill Paxton, un tornado que lleva una vaca. En fin. Hace mucho no la veo pero en los noventa fue muy emocionante; tanto que le hicieron una atracción en el parque de Universal en Orlando para que vayan y los sacudan mientras les botan viento y agua en la cara.

6) Into The Wild (2007)

Siempre me ha sorprendido que esta película, dirigida por Sean Penn y basada en un libro, inspire a algunas personas a dejarlo todo e irse a vivir a algún lugar sin tecnología y rodeado de naturaleza. Para mí, en cambio, el mensaje fue muy claro: “si intentas ser uno con la naturaleza, vas a morir. No vayas ni siquiera a acampar”. Además de unas ganas profundas de nunca salirme de Google Maps, esta película me dejó algo chévere: su banda sonora, hecha por Eddie Vedder de Pearl Jam.

5) ¡Viven! (1993)

Uno de mis primeros recuerdos cinematográficos es ver ¡Viven! con mis papás. Así como yo, toda una generación aprendió con esta película que la solución al viejo problema “nos vamos a morir de hambre en la nieve” es “comámonos a nuestros amigos muertos”. La película también nos enseñó que el trabajo en equipo es importante y que hay que aprovechar al máximo los recursos y otras lecciones que no involucran canibalismo.

4) The Edge (1997)

Por si no la recuerdan, la trama de The Edge (llamada Al filo del peligro en hispanoamérica) es: la naturaleza de Alaska vs. Anthony Hopkins vs. Alec Baldwin vs. un oso. Siempre me ha parecido que esta película es una de las subvaloradas de los 90. Tiene actuaciones chéveres, un guión muy bueno escrito por David Mamet (el mismo de Los intocables, Hannibal o Ronin), un análisis interesante de qué se necesita para sobrevivir en entornos hostiles y, aunque ya lo dije, un oso. Los osos siempre mejoran todo.

3) Aguirre: la ira de Dios (1972)

Werner Herzog está obsesionado con mostrar lo dura e indiferente que puede ser la naturaleza frente a los esfuerzos del hombre por dominarla. Como no podía meter todas sus películas, escogí esta historia de unos conquistadores españoles que buscan El Dorado en el Amazonas. Klaus Kinski, en el papel de Aguirre, es el protagonista de la película. Aguirre lidera su grupo a punta de malas decisiones, locura y decapitaciones. Al final (spoiler alert), cuando ya todo el mundo se muere, Aguirre queda solo en una balsa rodeado de micos. Y con esa escena ya sabemos a qué le apuesta Herzog en la pelea “hombre vs. naturaleza”.

2) Náufrago (2000)

Los lectores más artistudos me regañarán por poner Náufrago por encima de cualquier película de Werner Herzog, pero qué le vamos a hacer. En esta lista las crispetas le ganan al caviar. La historia de supervivencia de Tom Hanks en una isla funciona como una guía por si alguna vez uno llega a quedar náufrago en una isla. Tom nos enseña a encontrar agua y comida, a hacer chozas, a prender fogatas, a sacarnos muelas con caries y a hacernos amigos de un balón de volleyball. Aunque la película deja de ser tan emocionante y se vuelve empalagosa desde que rescatan a Hanks, vale la pena repetirla para volver a llorar con la “muerte” de Wilson. El que diga que no lagrimeó es un mentiroso.

1) Tiburón (1972)

Obviamente en el primer lugar de esta lista tiene que estar esta película hecha por el maestro de los blockbusters, Steven Spielberg. Estamos en el año 2016 y gran parte de la población sigue sintiendo miedo de meterse al mar por culpa de una película que se estrenó en el 75. Este clásico lo tiene todo: tomas impecables, un guión buenísimo, personajes inolvidables, una banda sonora perfecta y uno de los mejores “villanos” del cine.

Temas relacionados: 
Publicidad