Se encuentra usted aquí

Las 20 mejores películas del cine animado

La fascinación por los universos fantásticos que recrean y la conexión que logran con todo tipo de público, les ha abierto su propio espacio en la historia
Por
Redacción Shock

Dejando por fuera los grandes clásicos, las propuestas animé, manga y sus derivados, porque hacen parte de otro universo, nos pusimos en la tarea de identificar nuestras películas animadas favoritas, a propósito del estreno de 'Buscando a Dory'.

El año pasado 'Intensamente', 'Los Pinguinos de Madagascar' y 'Cinderella' se ubicaron entre las 10 películas más vista de Colombia. La fascinación por los universos fantásticos que recrean y la conexión que logran con todo tipo de público, les ha abierto su propio espacio en la historia.

Esto le ha permitido a los grandes estudios hacer mucho dinero, pero también a directores realizar proyectos que además de entretenimiento tienen poderosos mensajes.

Seleccionamos las 20 películas dentro de la era reciente que consideramos cualquier mortal debería haber visto, con el pesar de dejar por fuera algunos títulos memorables.

Por: Juan Pablo Castiblanco @Kidcasti y Luis Mayolo @mayolito // Gifs: Giphy.com

Toy Story 1, 2 y 3 (1995, 1999, 2010)

Director: John Lasseter 

La capacidad de transmitirle a unos juguetes las emociones humanas más complejas son su mejor logro:  Los celos de Woody hacia Buzz Lightyear, la relaciones de pareja entre los cara de papa, los miedos de Rex, el trauma y la maldad de Lotso y hasta el fashionismo de Ken. Y mientras lo hace nos mete de cabeza en una historia de aventuras, humor y nostalgia por la niñez que nadie puede evitar disfrutar. Magistrales, por eso nos tomamos la libertad de clasificarla como una sola historia. 

via GIPHY

La oveja Shaun (2015)

Directores: Mark Burton y Richard Starzak

Con personajes extraídos de la popular serie de animación inglesa Wallace y Gromit, esta comedia ovejera y campesina demostró que una película sin diálogos puede ser muy divertida. Sí, no parece muy emocionante, pero hay que darle una oportunidad para descubrir su humor negro y sus secuencias vibrantes.

Wall-E (2008)

Director: Andrew Stanton

Una historia robótica de amor con un mensaje poderoso y nada mamerto sobre el futuro de la humanidad. Quién puede evitar sufrir cuando Wall-E recibe tremenda descarga, se resetea y no puede reconocer a Eva; o verse reflejado con esa manada de gente con sobrepeso alienada por la tecnología y reducida su capacidad física e intelectual a la más mínima expresión. Gran combinación.

via GIPHY

 Anomalisa (2015)

Directores: Charlie Kaufman y Duke Johnson

El mismo escritor de joyas surrealistas como Eterno resplandor de una mente sin recuerdos ¿Quieres ser John Malkovich? dio el salto a la animación y, por supuesto, el resultado iba a ser impecable y doloroso. Inspirado en un desorden cognitivo conocido como el síndrome de Fregoli, en el que el cerebro deja de diferenciar a las personas, el guionista y director Charlie Kaufman construyó una asfixiante y triste historia que representa muy bien a las animaciones que no son para niños. 

via GIPHY

Up (2009)

Directores: Pete Docter, Bob Peterson

Tiene tal vez la escena más romántica y triste a la vez de la historia de la animación. La historia de amor entre Carl y Ellie, y cómo juntos llegan a la vejez hasta que ella se muere, sin palabras, solamente con imágenes y música. Inspiradora, con una buena dosis de humor gracias a Russell.

Waking Life (2001)

Director: Richard Linklater

Una película obligada para todos. Filosofía y reflexiones existenciales llevadas al límite. Preguntas y respuestas sobre la frontera entre realidad y ficción. Uno de los directores que mejor comprende la condición humana, Richard Linklater (el mismo de Boyhood o Antes del atardecer), sorprendió al mundo con este filme experimental hecho en rotoscopia: la técnica de superponer animación sobre imágenes grabadas. Cinco años más tarde volvió a repetir la técnica sin tanta profundidad pero con el mismo delirio en el thriller policiaco A Scanner Darkly.

Intensamente (2015)

Directores: Pete Docter, Ronnie Del Carmen

Aunque por momentos le falta ritmo, es la historia mejor construida de los últimos tiempos. Una película llena de creatividad que se toma el tiempo, como ninguna otra película, de pensar hasta el más mínimo detalle para construir la visión de un mundo imaginario. 

Fantastic Mr. Fox (2009)

Director: Wes Anderson

La reconocida atmósfera teatral, naif, ingenua y añejada de Wes Anderson, que el mundo conoció en películas como Los excéntricos Tenenbaum o Rushmore, tuvo un exitoso capítulo en una adaptación de un clásico cuento infantil de Roald Dahl (el mismo de Charlie y la fábrica de chocolates). Una cinta ágil y divertida, que usa el precioso recurso del stop-motion y abundante humor negro.

via GIPHY

Grandes Héroes (2014)

Directores: Don Hall, Chris Williams

La conexión emocional la logra ese robot blanco, gordo y tierno de Baymax tan solo pronunciando algunas pocas palabras y derritiéndonos con su inocencia, aprendizaje y limiticaciones físicas. Todo ello en universo de superhéroes y villanos, conspiraciones y tecnología. De las películas más entretenidas de la historia del cine de animación.

via GIPHY

Arrugas (2011)

Director: Ignacio Ferreras

Probablemente el caso más lejano de animación para niños. Triste, melancólica y depresiva, esta película ambientada en un ancianato narra la amistad entre dos ancianos, en donde uno de los dos sufre de Alzheimer. Basada en la novela gráfica de Paco Roca, es una cinta que perfectamente resume el concepto de melancolía.

Persépolis (2007)

Directores: Vincent Paronnaud, Marjane Satrapi

Renunciando a Hollywood, la directora Iraní hizo la película de la mano creativa y financiera de Francia, con el único de propósito de no irrespetar su idea. Una historia sobre el fundamentalismo, el radicalismo, pero también sobre la cultura y la familia, sin tanta sensiblería.

Kung Fu Panda 3 (2016)

Directores: Alessandro Carloni y Jennifer Yuh Nelson

Uno de los productos más exitosos y todavía bien explotados de Dreamworks (no como Shrek) logró en su tercera entrega mantener el humor, la narración y el misticismo de sus antecesoras, y agregarle una capa adicional. De una manera sencilla y divertida, desglosó complejos y profundos conceptos budistas que conmueven y dejan pensando sobre la vida y su más allá.

via GIPHY

Shrek (2001)

Directores: Andrew Adamson, Vicky Jenson

Su humor negro el mejor de sus legados, con un burro tan insoportable como inolvidable y unas bromas que los adultos disfrutan más que los niños.

Monsters Inc (2001)

Directores: Pete Docter, David Silverman, Lee Unkrich

Es difícil dejar una de las películas de Pixar fuera de este tipo de listados, y más aún esta. Aunque usa el mismo tipo de animación 3D de sus primas, su gran mérito es que se metió muy dentro de uno de los mitos más populares de la infancia, y construyó un nuevo universo alrededor. De paso, parodió muchos elementos del mundo real y por eso su secuela, Monsters University, también se puede considerar un clásico imperdible.

Anina (2013)

Director: Alfredo Soderguit

Sin los millones de Hollywood, esta coproducción colombo uruguaya logra recrear una historia cotidiana y reflexiva sobre los problemas de la niños cuando comienzan a enfrentarse al crecer, convirtiendo sus preocupaciones en grandes líos existenciales. Bellísima Capicúa 1, capicúa 2, capicúa 3.

Ralf el demoledor (2012)

Director: Rich Moore

Dentro de la crisis creativa de Hollywood, las parodias y adaptaciones de clásicos de la cultura pop se han abierto camino. Sin un guion muy sorprendente o una animación trasgresora, Ralf el demoledor impresiona por los múltiples universos que construyó y que reviven los grandes clásicos del género hermano de los videojuegos. Un deleite visual y una demostración de que los gringos ya lo pueden casi todo.

Pequeñas voces (2010)

Director: Jairo Carrillo

Una historia dibujada y narrada por niños, y su particular visión del conflicto colombiano. Con una estética increíble, su apuesta no es por entretenernos, sino el confrontarnos, y ese aporte en un universo como el nuestro ya la hace muy valiosa.

El viaje de Chihiro (2001)

Director: Hayao Miyazaki

Es difícil escoger un solo título de uno de los artistas más prolíficos y creativos de la animación, y que ha llevado este formato a otro nivel. Vecino del inmenso cosmos del animé, Miyazaki se ha alimentado de mitología occidental, de la historia universal y de cuentos fantásticos para crear sus propios mundos. El viaje de Chihiro, por su éxito en taquilla en todo el mundo alimentado por el Óscar que se ganó como Mejor película animada en el 2003, se ha convertido en la mejor introducción para los que no conocen la obra de este director japonés, y a la vez en un gran ejemplo de su habilidad para cruzar mundos reales y fantásticos.

Número 9 (2009)

Director: Shane Acker

Apocalíptica, futurista, retro y con una estética visual única, decorada por un desasosiego poco común en el género.  Cuando la responsabilidad del destino de la humanidad la tienen unos muñecos de trapo, las máquinas parecen invensibles.  

via GIPHY

El extraño mundo de Jack (1993)

Director: Henry Selick

Aunque Tim Burton no la dirigió pero sí la produjo y escribió la historia y el poema sobre el que se basó, es uno de los grandes hitos que revela su macabro sello donde lo pesadillesco y lo romántico encajan a la perfección. Una película adulta para niños y a la vez una infantil para adultos que marcó una generación y que, en tiempos donde todo eran los clásicos rosa de Disney, marcó un momento clave para demostrar que la animación no era sinónimo de ingenuidad.

******

Estreno: Buscando a Dory 

Ya fuera del listado, el recomendado para este fin de semana es 'Buscando a Dory', la continuación de la tierna historia de 'Buscando a Nemo', pero como sucedió en 'Mi Villano Favorito' con los Minions, explorando en el mejor personaje de la película: 'Dory'. Un melodrama con personajes adorables y 30 minutos finales dignos de la mejor película de aventuras.

 

Temas relacionados: