Se encuentra usted aquí

¿Las galletas Oreo son tan adictivas como la cocaína?

Por
Redacción Shock

Según un estudio su alto contenido en grasa y alto nivel de azúcar estimula el cerebro tanto como las drogas potentes.

Según un estudio del Connecticut College, en New London, determinó que las Oreo son tan adictivas como la cocaína o la morfina. De acuerdo con la investigación, las galletas activan las mismas neuronas del centro del placer en el cerebro que se activan con el abuso de drogas.

El neurocientífico Joseph Schroeder hizo el estudio con ratones y descubrió que la reacción de los roedores era muy similar a las ratas que habían consumido cocaína en pruebas anteriores.

“La galleta favorita en EE.UU. es tan adictiva como la cocaína, por lo menos para las ratas de laboratorio. En un estudio diseñado para arrojar luz sobre el poder adictivo de los alimentos ricos en grasa y en azúcar, el profesor Joseph Schroeder y sus estudiantes encontraron una asociación igualmente fuerte entre los efectos placenteros de las Oreos y los de la cocaína o la morfina, en un entorno específico”, destacó el college en un comunicado.

Al respecto, el neurocientista señaló que "nuestra investigación apoya la teoría de que los alimentos ricos en grasa/azúcar estimulan el cerebro de la misma manera que lo hacen las drogas”.

"Esto puede explicar por qué algunas personas no pueden resistirse a estos alimentos a pesar de que saben que son malos para ellos", sostuvo Schroeder.

El experimento consistió en usar ratones hambrientos y ponerlos en un laberinto con dos rutas: una llevaba a pasteles de arroz y la otra a las galletas Oreo. En el ejercicio los animales fueron inmediatamente a las galletas, al igual que lo hicieron otros ejemplares en otros experimentos realizados con cocaína o morfina, y permanecieron juntos a las Oreo el mismo que tiempo junto a los estupefacientes.

Uno de los datos que más llamó la atención del equipo investigador fue que al igual que los seres humanos, las ratas prefirieron comer primero el relleno de crema y después las galletas.

Por: Elespectador.com

Temas relacionados: