Se encuentra usted aquí

The Legend of Zelda A Link Between Worlds: Una revolución desde lo clásico

Por
Redacción Shock

The Legend of Zelda es una franquicia referente de calidad, de ideas frescas y bien ejecutadas, de personajes memorables y de un universo rico que ha cautivado a millones de jugadores desde su primera entrega en 1986. He visto al joven héroe de traje verde recorrer un sinfín de escenarios, mundos oscuros y hostiles, calabozos intrincados e incluso el vasto océano, y ahora lo encuentro ante una nueva aventura, de aspecto familiar, pues se desarrolla en el mismo mundo de A Link To The Past, pero que siento ha comenzado una revolución en lo que el mundo de la Trifuerza tiene para ofrecer. El nombre de esta odisea para la Nintendo 3DS es The Legend of Zelda: A Link Between Worlds. 

Por: Felipe Castillo - @toraplu
(toraplu.com)

Aunque a primera vista el juego parezca un remake de A Link To The Past, bastan pocos minutos para sentir que este mundo tan cercano a los fans de Zelda es una experiencia distinta, que invita a explorar de nuevas maneras. Un ejemplo es Ravio, un excéntrico personaje que desde muy temprano en la aventura, renta todos los ítems necesarios para recorrer el mapa y los calabozos; esto logra que el mundo por el que Link camina se sienta mucho más abierto, grande, y funcione a una velocidad rápida, nueva para la franquicia, pero que no llega como algo incómodo o forzado. 

Además del acceso a los ítems, Link obtiene una nueva habilidad: convertirse en un ser bidimensional, un dibujo que viaja por superficies planas cambiando la perspectiva del escenario. Esto, junto al buen efecto 3D que permite la consola, hace que los puzzles del juego alcancen un alto nivel creativo y se conviertan en otro de los grandes aciertos del juego. Así mismo, mientras Link esté hecho una pintura en la pared, los precipicios ya no importan, las distancias se acortan, los lugares por explorar aumentan e incluso puedo defenderme de ataques enemigos. 

Otro de los apartados impecables es la banda sonora. Su compositor, Ryo Nagamatsu, conocido por su obra en Super Mario Galaxy 2 y New Super Mario Bros. Wii, hizo un gran trabajo reviviendo piezas clásicas en la serie, además de crear nuevas melodías que ambientan de forma precisa y bella todas las situaciones del juego. Mis canciones favoritas son las que tocan los músicos del Bar de Leche en Kakariko Town -las diez rupias mejor invertidas de mi vida.

En definitiva, por su éxito al revivir y renovar un mundo clásico, por el excelente diseño de niveles y por lo magistral de su banda sonora, The Legend of Zelda: A Link Between Worlds puede convertirse en uno de los mejores juegos de la franquicia, una obra maestra en dos pantallas que no tendrá dificultad para ocupar un lugar especial en el corazón de los jugadores.

Temas relacionados: