Se encuentra usted aquí

Lo que hay que tener en cuenta antes de medírsele al paracaidismo

Cinco consejos para perderle el miedo a botarse en caída libre desde un avión.
Por
Redacción Shock

Dejen de lado todos sus miedos, no le comenten mucho a sus familiares lo que van a hacer, bájense de unos seiscientos mil pesos y salten. Todas las emociones que va a experimentar lo valen.  

Por: Esteban Daza // @steban_dl

El paracaidismo es uno de los deportes extremos más seguros y con más adrenalina que pueden llegar a encontrar. Caro, sí, pero inolvidable. Para que se disfruten este momento con todas las de la ley aquí van algunas recomendaciones para que no hayan peros en su aventura. 

Escoja una escuela

Muchas personas le dan mucha importancia a la locación pues en el momento en que el paracaídas se abre se puede disfrutar del paisaje en toda su majestuosidad. Desde esa altura cualquier lugar se ve espectacular, así que si es su primer salto escojan el lugar al que les quede más fácil llegar y luego, como seguramente les va a quedar gustando, revisen opciones en otros lugares: su próximo salto puede ser sobre el mar o incluso en algún desierto. En Colombia hay varios sitios donde puede hacer paracaidismo, los más cercanos a Bogotá son Flandes y Girardot. También hay opciones en Santa Marta, Cartagena y Medellín. 

Háganse amigos de su instructor

Generalmente son muy amables y están un poco fritos. Hablen con ellos, no les dé pena decirles que están asustados. Ellos saben qué decir y de seguro se van a sentir más cómodos saltando con alguien que les inspire confianza. Además recuerden que los van a estar grabando y fotografiando, y conseguir buenas imágenes depende en gran medida de la empatía que exista con su acompañante. 

Párenle bolas a las instrucciones que les dan antes de saltar
En el momento en que abran las puertas de la avioneta posiblemente se les olvide hasta su nombre, pero a medida que la adrenalina baja van a ir recordando qué es lo que deben hacer para evitar accidentes durante el descenso. Entre las instrucciones más importantes está no tomar las manos de su instructor cuando salten; de lo contrario les será imposible abrir el paracaídas y levantar las piernas en el aterrizaje. En ese momento todo el trabajo está a cargo del instructor.

Nunca cierren los ojos

Es un poco difícil y más teniendo en cuenta que se va a saltar a más de diez mil pies de altura, pero el salto es tan corto que si cierran los ojos se van a perder todo. Griten, lloren, madreen todo lo que quieran, pero siempre traten de tener los ojos abiertos. 

Tómense fotos

No sean líchigos, si van a hacer paracaidismo háganlo con todos los juguetes. Algunas agencias ofrecen un paquete sin fotos, pero a menos de que para ustedes esta sea una actividad que hace parte de sus rutinas, inviertan unos pesitos más para retratar el momento. Además, después de todo el susto que vivirán, les aseguro que ver sus expresiones en fotos o video cerrarán esta experiencia con broche de oro. 

Relájese y disfrute 

El miedo también se goza, siempre tengan eso en mente. En mi caso el “culillo” se me pasó como tres segundos después de que salté. Se siente como si algo subiera de su estómago a su pecho, y ese “algo” solo puede ser liberado a través de un grito y unas cuantas groserías. Después de eso todo lo que viene es absolutamente increíble.    


Temas relacionados: 
Publicidad