Se encuentra usted aquí

Los 10 mandamientos de las redes sociales

Porque no a todos se les ve bien un “Eeee, eee, ¡Epa Colombia!”
Por
Redacción Shock

¿Se han preguntado por qué han perdido seguidores últimamente?  Puede que estén cayendo en uno de estos pecados. Nada está bien, todo está mal.

Por: Esteban Daza // @steban_dl /  Foto: Getty

Todos son libres de hacer en sus redes lo que se les venga en gana, en eso estamos claros. Pero existen cierto tipo de detalles que dicen más de ustedes de lo que pueden llegar a imaginarse. Así que para evitarse penas ajenas en el futuro o incluso hacerse bloquear por varios de sus amigos sigan estos consejos.

1. Debo cuidar la ortografía

Está bien, a todos se nos puede escapar uno que otro errorcito como comernos una tilde o algo así, pero hay casos atroces que atropellan el idioma terriblemente. Por favor revisen que sus publicaciones estén escritas correctamente antes de compartirlas. No es tan complicado, activen el auto corrector  y ya está. Aquí también entran esos a los que les gusta poner zetas y haches donde no van o mezclar minúsculas y mayúsculas. ¡No se ve bonito! ¡No lo hagan! 

 

2. No publicaré cada una de las fotos de  mis vacaciones o eventos

Después de paseos o fiestas hay cientos de fotos en nuestros celulares o cámaras y así que si ustedes creen que es absolutamente necesario crear un álbum del momento, tómense la molestia de seleccionar las fotos que van a subir. Por ejemplo: si se fueron de viaje, las fotos de la comida que les dan en el avión o de cada rincón del hotel sobran. En una farra las fotos bailando, en las que general todos están sudando tampoco deberían ser compartidas.

También tengan en cuenta que la única red social donde se crean álbumes es Facebook. En Instagram solo publiquen la mejor de todas, dos cuando mucho, o simplemente hagan un collage en caso de que tengan varias fotos que sus seguidores merezcan ver.

 

3. No usaré un idioma que no domino

 

No sean pretenciosos. Si no saben otro idioma publiquen todo en su lengua materna y eviten hacer el ridículo. El traductor de Google es cero confiable en estos casos, así que no se limiten a copiar y pegar lo que este les diga o pueden llegar a ser terriblemente troleados por sus amigos o incluso convertirse en un meme.

4. Facebook no es mi diario

Eviten publicar estados de más de tres párrafos a diario con detalles que deben quedarse en su vida privada o que solo deberían compartir con su familia o amigos más cercanos. Publicar sus problemas en Facebook no ayudará a que estos desaparezcan. Así que si no se quieren ganar un “dejar de seguir” por sus amigos absténganse de hacer publicaciones de este tipo.

5. Aprenderé a superar etapas

Esto aplica para los que ya terminaron el colegio, universidad o acaban de regresar de un viaje. Con que publiquen una foto con un mensaje bonito es suficiente para hacerle saber a los que lo siguen que vivieron una buena experiencia y que van a extrañar las personas que conocieron o las cosas que hicieron. Pero cuando estas fotos o estados se hacen constantes, empiezan a ser desesperantes. Aprendan a cerrar ciclos, seguramente vendrán cosas mejores, así que dejen el pasado atrás y traten de seguir con su vida.

6. No haré comentarios de experto

Este tipo de personajes aparecen después de partidos de fútbol o elecciones especialmente. A menos de que ustedes sepan mucho del tema y tengan un aporte verdaderamente valioso que el mundo merezca conocer, absténganse de hacer este tipo de publicaciones.

7. No fastidiaré a mis amigos con indirectas para otras personas

Esto además de inmaduro es vergonzoso, ya que todo el mundo se enterará de que tan dolidos están porque les pusieron los cachos o les terminaron, pues generalmente los protagonistas de estas publicaciones son ex parejas. Ya existen Whatsapp o mensajes de texto, así que si en verdad necesitan desahogarse para superar la tusa, usen estos medios para decirle lo que quieran a sus ex o hablar con los amigos a los que verdaderamente les interese el terrible estado anímico por el que están pasando.

8. No seré un barra brava virtual

No hay nada más ñero que un hincha, sea del equipo que sea, que use redes sociales para agarrarse con hinchas de otros equipos, alardearse por los triunfos del equipo de sus amores o, peor aún, insultar al técnico o a los jugadores del partido del día. Está bien que se alegren o que se enrabonen por los resultados de su equipo, pueden compartirlo en sus redes por supuesto, pero eviten hacerlo acompañado de madrazos. Esto los hace quedar muy mal, en serio.

9. No compartiré cuanta cosa me vaya encontrando

Hay información que es relevante o divertida o que está bien compartir. El problema nace cuando estas publicaciones se hacen a diario. Muchas personas lo hacen para tener acceso a la información después, pero les tengo noticias: en Facebook existe la opción de guardar, así que no compartan la rutina de abdominales que encontraron en una página fitness, recetas de cocina o frases de automotivación. O bueno, háganlo, pero no todos los días.

10. No pondré foto de perfil con famosos

Listo, compartan su momento farándula cuando se cruzaron a algún cantante, actor o presentador; pero no hagan de esta su foto de perfil, no seas tan mañés.

 

Publicidad