Se encuentra usted aquí

Los bebés están naciendo sentenciados a ser adictos

En Estados Unidos los bebés están naciendo con dependencia a las drogas que consumen sus madres, pero estas no son las únicas adicciones con las que crecen
Por
Redacción Shock

Según un artículo publicado en BBC Mundo, en 2013 unos 27.000 bebés estadounidenses nacieron con dependencia a las drogas que consumían sus madres mientras estaban embarazadas. 

El síndrome con el que nacen los bebés hijos de madres consumidoras se le conoce como Síndrome de Abstinencia Neonatal y se manifiesta con temblores, diarrea, estornudos y llantos profundos que hacen contorsionar el cuerpo; en algunos casos, también convulsionan. 

Cada 19 minutos nace un bebé con ese síndrome que, en ocasiones, empieza a notarse justo cuando se corta el cordón umbilical, que es el que sirve como suministro de droga. Si la madre es consumidora de heroína la abstinencia llegará en las primeras 24 horas de nacido del bebé; si es otra droga sintética como la metadona, el niño puede empezar a tener síntomas más tarde. 

En los casos de otras sustancias como la marihuana, la información todavía es difusa respecto a los daños que pueden ocasionar en los recién nacidos. Según estudios hechos en el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado, el THC (componente principal del cannabis) se transmite a los niños a través de la placenta y la leche materna. En este informe médico asocian a la marihuana con el bajo peso al nacer y, posterior al parto, con posibles problemas de atención, deterioro cognitivo o bajo coeficiente intelectual. Sin embargo, existen casos de consumidoras de marihuana que se apoyan en estudios hechos en Jamaica para afirmar que es menos dañino que, por ejemplo, consumir alcohol. 

Claro está que si la idea es echarle la culpa a los alucinógenos por el síndrome de dependencia, las entidades de salud se están quedando con la mitad de la historia por contar. 

¿Adictos por las farmacéuticas?

Desde hace tiempo circulan versiones truculentas y sospechosas respecto a la temprana medicación en enfermedades como la esquizofrenia. 
Solo uno de cada 10 mil niños padece la enfermedad formalmente, pero se han promocionado creencias como que los síntomas de la esquizofrenia infantil incluyen “problemas sociales” e “ilusiones relacionadas a temas infantiles”. ¿No es eso por lo que pasan todos los niños? 

Según un artículo del Archives of General Psychiatry, escrito por Joan L. Luby de la Universidad de Medicina de Washington. A diferencia de la creencia de que antes los niños eran emocionalmente inmaduros como para experimentar efectos depresivos, ahora sí se cree que los preescolares pueden sufrir de desórdenes depresivos mayores (MDD). Lo que ha conllevado a promover una medicación temprana de los niños. En otras palabras, las ventas crecen si los niños son “diagnosticados” desde jóvenes.

Esta controversia respecto a los medicamentos, se trata, en el fondo, igual que en el caso de las madres consumidoras, de una sentencia de por vida a la ingesta de medicamentos para tratar algún problema. 

Temas relacionados: 
Publicidad