Se encuentra usted aquí

Los botones que le hacen falta a Facebook

Facebook tiene nuevas funciones, pero aún no nos representa. Acá recomendamos una lista de botones mejores que los nuevos.
Por
Redacción Shock

Ya aceptamos el hecho de que Facebook sabe dónde estamos, qué nos gusta, para dónde vamos y que queremos comprar para ofrecérnoslo en un anuncio y hacernos babear hasta que compremos. Pero ya que le dimos acceso a casi toda nuestra vida deberían tener en cuenta nuestros reclamos.   

Hace poco la plataforma cambió (otra vez) para agregar nuevos emoticones y sumarle más opciones al tradicional Like. Ahora, los que usamos esta red tenemos múltiples opciones para opinar sobre lo que publican los demás: Love, Ahaha, Wow, Sad, Angry. ¿Por qué solo podemos estar felices, asombrados, tristes o enojados? 

Creemos que para que Facebook sea más consecuente con la humanidad debería incluir más opciones. Por lo menos unas cuantas básicas y que se correspondan con la realidad de lo que pensamos. No como la antigua función de “dar un toque”, que si no la imaginamos en la vida real, se vería bastante ridícula; tenía muchos vacíos: nunca supimos cómo o a dónde íbamos a tocar a nuestro amigo. 

Hemos creado una breve lista de sugerenciasde botones que esperamos que en algún momento Mark Zuckerberg tenga en cuenta. Ya que su invento nos volvió torpes para interactuar en la vida real, por lo menos puede hacer que la virtualidad tenga más opciones para que nos expresemos. 

No me gusta: Cuando empezó a decirse que Facebook incluiría nuevos botones que acompañarían al Like, todos esperábamos lo más predecible, un clamor clásico: el botón de No me gusta. Con la nueva actualización, si alguien publica una canción, por ejemplo, y no nos gusta no tenemos más que poner, sino que nos hace tristes o nos enfurece. 

JA…JA…JA: Si hay algo en lo que se ha quedado corta cualquier red social y cualquier emoticón es en expresar los comentarios sarcásticos. Con tanto bromista en Facebook poniendo memes y frases superchistosísimas es necesario poder manifestarnos de la mejor forma para que el bromista entienda la dura verdad: que NO es gracioso. 

Me importa una mierda: Fotografías de bebés en el útero de la madre; Kilómetros recorridos en la última sesión de entrenamiento; tratados políticos de veinte páginas; y, lo peor de todo entre las peores cosas posibles, los status que saludan los meses o días con una frase motivacional del tipo: “Bienvenido febrero, ¡vamos con toda!” merecen todo nuestro desprecio. Facebook nos ahorraría mucho tiempo con el hecho de que con un simple clic podamos expresarnos y decir: Me importa una mierda. (Para los que se ofendan con esto, por tomárselo personal, ha de ser necesario una opción extra que diga: Adiós para siempre).

Madura: Sabemos que hoy, cientos de años después de que los avances científicos lo han dejado claro por completo, la tierra no es plana. Aun así, todavía hay gente que no lo cree. Esa misma gente, con seguridad, debe ser la misma que confiaba en las cadenas que antes nos inundaban el buzón de spam del correo y ahora invaden nuestro timeline con cosas como: si no le das like a este perrito bebé que fue atropellado tendrás mil años de mala suerte o cosas así. 

¿Por qué no te callas?: En 2007 el rey de España le dijo a Hugo Chaves lo que muchos pensaban y nunca se atrevían a decir. Desde luego, también hizo falta quien se lo dijera al rey y todos los políticos que estaban con ellos en ese momento. La frase ¿Por qué no te callas? se popularizó por su contundencia y porque es lo que le queríamos decir a muchas personas que hablan de lo que no saben. Escudados en el derecho a la libre opinión postea sobre cualquier asunto seudotrascendental de la vida. Cualquiera. Alguien tiene que decirlo, ¿por qué no se callan?

Offline para siempre: Es triste, sí, pero si hay una función de la que Facebook carece es una especie de estado que diga algo así como “Hasta aquí fue”. Al paso que vamos, nuestro epitafio deberá ser publicado también en Facebook y debería tener un espacio en nuestra foto de portada. El problema acá sería ¿quién activa el botón de “Estoy muerto”? 

Temas relacionados: