Se encuentra usted aquí

Los trinos que intentan explicar el error grosero de Ter Stegen

En el fútbol de hoy al portero se le exige demasiado.
Por
Redacción Shock

En el fútbol de hoy al portero se le exige demasiado. Ya un buen arquero no solo es el que tiene grandes reflejos bajo los tres palos o sale bien en los tiros de esquina, sino el que juega muy bien con los pies y tiene el potencial de iniciar también las jugadas que terminan en gol. 

Hoy con la ayuda de la tecnología y la estadística esta habilidad se puede medir y se valora como una cualidad de los porteros de grandes equipos y define la escogencia del nombre para esta posición. Un ejemplo claro fue la contratación de Claudio Bravo por el City de Guardiola.

El error grosero de este domingo de Ter Stegen en la derrota del Barcelona 3 a 4 frente al Celta en la Liga Española, parece confirmar la premisa sobre la importancia de que un portero sea lúcido con los pies. Otra lectura podría ser que esta misma exigencia incrementa las posibilidades de equivocarse de los guardametas.

¿Qué conclusiones podemos sacar de esto? Los fanáticos del fútbol intentan explicarlo en redes sociales.

1. Ter Stegen es bueno con los pies, no con la toma de decisiones.

Temas relacionados: 
Publicidad