Se encuentra usted aquí

#LosDesaparecidos de la escena musical paisa: parte 1

Invocamos a los viejos paisas que inundaron la escena con música tremenda a prueba de obstáculos
Por
Redacción Shock

Invocamos a los viejos paisas que inundaron la escena con música tremenda a prueba de obstáculos 

Por Alejo Álvarez  @alejoalvarezj 

Si algo tienen los paisas es que son verracos y unidos. No es un cliché, es real. Esa siempre ha sido mi sensación cuando he pisado suelo antioqueño. Varias veces tuve la oportunidad de asistir a festivales, lanzamientos y grabaciones y ese fue un rasgo característico: el uno le prestaba el amplificador o el pedal al otro, alguien ponía el carro para traer un bombo, etc. Y las cosas se hacían, sucedían. Nunca he conocido a Juanes pero siento que por algo de esa tierra ha salido el que es quizá, el rockstar más grande que tiene este país: echado “pa’ lante”. Por algo el mito aquel de que Juanes solo comió arroz durante una larga estadía en Los Ángeles mientras cuajaba Fíjate bien.  El caso es que el rock de estos manes, o más bien la escena de esta ciudad, es bien particular y diferente a la del resto del país. La historia del rock paisa es muy amplia, pero de esa escena paisa que me tocó a mí, recuerdo algunos nombres que vamos a invocar hoy en #LosDesaparecidos.

La 69

Quizá por ser tan proclive a la música de The Cure o Placebo me gustó esta banda conformada por Alejo Arango, Asnhower “el burro” Castro, Alejandro Araoz y Jorge “Chata” Mejía. Publicaron dos sencillos brutales, All she wants y Laura que alcanzaron a sonar en algunos espacios de la capital, más un disco llamado La 69. Ellos impactaban porque sonaban “muy Londres” y algunas canciones inclusive pasaron por las listas de Radiónica y Radioacktiva. Fueron de los primeros en incorporar a su música el tecladito ese Micro Korg tan azotado en estos días. Alejo hoy en día es dj del legendario bar Berlín de la capital antioqueña y fue guitarrista de Juanita Dientes Verdes. Pillen pues cómo sonaban:

La 45

Cuando vi el videoclip Transplante de estos muchachos, dirigido por Óscar Azula, esperaba que al cabo de un par de años estuvieran volando en lo que llaman el mainstream. La banda estuvo liderada por un tremendo personaje del mundo del canto en Colombia como Camilo Martínez. Junto a él estaban Chalo Hernández y Juan David Villa, quien también tocó en la legendaria banda Juanita Dientes Verdes. La 45 tocó en casi todos los sitios que había para tocar en Medellín, de allí saltó a Cali e inclusive a Palmira y, posteriormente, a la capital paisa de nuevo. Martínez trabajo en múltiples e insólitos oficios e ingresaría a diferentes realities de canto y en uno quedó de segundo lugar. Hoy en día es un pirata en el musical Peter Pan que se presenta por estos días en Bogotá. Disfruten de su álbum homónimo con esta tremenda balada que sonaba a Medrano, muchos años antes de Medrano.

Rey Gordinflón

Todo un referente de la escena de Medellín y tremendos representantes del ska y al reggae paisa. Nombres como Andrés Rúa y Juan Antonio Murillo están asociados a la banda aunque por ella pasó un combo bravo y al final la banda terminó con un combo que no fue el que comenzó. De ellos se recuerdan canciones como Buenos días y Feeling down. En 2005 ganaron el premio Shock como mejor carátula de disco con su CD Medallo Deluxe.

Lilith

Chicas rockeras; eso lo dice todo. Dos discos: Réquiem y Playground. Sara Delgado en la voz y nombres como el de Pamela Ospina, que hoy en día está en Radioacktiva Medellín, entre otras como Gloria Mesa y Tatiana González. Siempre he dicho que hacen falta más chicas rockeras, o mejor, más chicas con bandas.  Y ellas eran un buen referente en su momento. En 2008 abrieron el concierto de la agrupación holandesa Within Temptation. Y bueno, como lo dije al principio: chicas rockeras… 

 

Pop Corn

De ellos recuerdo a Lelo y Tache. En el bajo Juan. Le abrieron al grupo mexicano Molotov en una de sus visitas a Medellín por allá en el 2003. Grabaron cuatro discos.

Bajo Tierra

Quizá esta es la banda que más extraño de la escena paisa. Se dibujan nombres como Lucas Guingue y Jaime Pulgarín. Pero mucho parche de rockeros claves de nuestro país pasaron por Bajo Tierra: Pedro Villa, “Papo” en la guitarra, “Panelo”, Tato Lopera y por supuesto Alejandro Duque. Aunque estos manes tienen un disco clave que se llamó Lavandería Real de 1997 y que grabaron para Codiscos, yo me enganché a lo que fueron en la época de Los días adelante de 2007, cuando venían a Bogotá a hacer cosas con el sello Polen (de donde salió Bomba Estéreo) y cuando tocaba la batería Alejandro Duque. De ese álbum y de esa época se desprenden dos canciones que todavía llevo conmigo en mi reproductor: Los Killer Monkeys y Reina del Hielo. A través de ellas di nuevamente la mirada a canciones como Justiciero y el mega clásico El Pobre que todavía cantan en las noches de viernes las hordas de borrachos despechados, a veces sin saber de quién es la canción. Bajo Tierra es la banda perfecta para “ingresar al rock paisa”. Una buena excusa para conocerlos es arrancar escuchando esta canción: 

Temas relacionados: 
Publicidad