Se encuentra usted aquí

Manuel Medrano: "Crecí escuchando a todos esos manes que le cantan al amor"

Por
Redacción Shock

Por Mariangela Rubbini @bilirubbini

Este miércoles 28 de octubre, el artista cartagenero pero hecho rolo a la fuerza, Manuel Medrano, presenta su álbum debut en uno de los escenarios más imponentes de la ciudad, el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo. A solamente unas horas de este lanzamiento, orgullosos podemos decir que desde el primer día que lo escuchamos cantar y que vimos uno de esos videos acústicos suyos que se paseaban por YouTube, se convirtió en una gran apuesta de esta casa, que hoy está firmado por Warner Music México y que se convirtió en artista prioridad para toda la región, que sin duda alguna está dando pasos agigantados para convertirse en una de las nuevas estrellas de la escena pop de Latinoamérica, y que aunque esto apenas está comenzando, si sabe caminar pausado, con humildad y con certeza, en menos de nada Manuel se colará entre los grandes del sur del continente.

Tuvimos la oportunidad de escuchar junto a él, recién llegadas del proceso de mezcla, una a una, las 12 canciones que componen el disco, y de corroborar una vez más, muy de cerquita, por qué su música ha logrado conectarse con tanta gente en tan poquito tiempo.

El mood de las canciones y la atmósfera en la que se mueve su música tiene cierta nostalgia, sonoridades del pasado, un romanticismo latente. ¿de dónde nace ese gusto en usted?

No sé cómo decirlo y no quiero que suene como algo malo, pero lo cierto es que yo he perdido muchas cosas de cuando era chico. Debo decir que entonces era bastante romántico, que regalaba cartas de amor y chocolates, y les hacía dibujos a las chicas. Fui siempre muy detallista, estaba muy pendiente de las niñas que me gustaban y me enamoraba muy fácilmente. Luego uno crece y le da otro valor al amor, lo recibe de una manera diferente y también lo da de una manera diferente. Recuerdo que en mi casa todo lo que se escuchaba era música romántica, desde Leonardo Favio y Leo Dan, pasando por Camilo Sexto, Juan Gabriel, Daniel Santos, Benny Moré. Todos manes que le cantan al amor todo el tiempo. Desde Héctor Lavoe, Willie Colón, Robi Draco, Silvio Rodríguez, etcétera.  Hasta en la metáfora, ellos tenían el amor ahí metido. Fue inevitable que a mí se me quedara mucho eso. Desde que yo empecé con la música, desde cuando recibí mi guitarra.

¿Quién le regaló esa primera guitarra?

Fue muy coincidencial la cosa. Perdí un año en el colegio y en mi casa me dieron la guitarra como premio de consolación. Obviamente yo nunca pedí una guitarra, yo quería otra cosa pero la recibí y me enamoré del hecho de poder escribir mis propias canciones y de tener la posibilidad de interpretarlas con la guitarra. Era yo solito con mis sentimientos, con mis emociones, y la guitarra se convirtió en esa herramienta que empecé a utilizar para exponer lo que sentía, lo que quería comunicar.

Si estuviéramos hablando en términos cinematográficos, y tuviera que ubicar en una locación, en un entorno físico, su música, ¿cuál sería?

Soy muy astral, sabes. Siempre he tenido una curiosidad muy especial por la estratosfera, por el espacio, por las profundidades del mar, y es clarísimo que es así. Los dos sencillos que me han abierto todas las puertas hablan de eso. Lo dicen, así, abiertamente: Afuera del planeta y Bajo el agua. Pero también me atrae mucho la naturaleza. Si tuviera que escoger una locación para mi música, definitivamente sería la tierra, el agua, y ni siquiera el cielo, sino el espacio.

Temas relacionados: