Se encuentra usted aquí

Mark Wahlberg, de símbolo sexual a padre de familia en 'Transformers'

Por
Redacción Shock

A sus 42 años de edad el actor y productor de cine y televisión no deja de sorprender a la audiencia a la hora de elegir sus papeles, y eso fue precisamente lo que sucedió cuando dejó a conocer que iba a protagonizar ‘Transformers: Edad de la extinción’ (participar por boletas para la premier Shock), con una nueva perspectiva como Cad Yeager , un padre de una adolescente y mecánico que tiene que ver la forma de salvar a su hija –y de paso al mundo- de esos poderosos seres mecanizados que ya todos conocemos: los autobots y los decepticons (ver primeros modelos). Shock conversó con Wahlberg sobre su trabajo en esta película (ver tráiler).

Mark Wahlberg Transformándose paso a paso

Por Mario Amaya - @amayamario

Usualmente cuando uno lo ve en una película junto a una bella chica, usted está involucrado sentimentalmente con ella, pero esta vez sorprende verlo interpretando el rol de papá de la misma. ¿Lo siente como una evolución en su carrera?

Sabía que podía interpretar de forma creíble a un papá de una joven tan bella, porque en el Hollywood clásico, la rubia de 18 años seguramente sería mi novia. Es chistoso, porque parece que fuera ayer cuando yo era el que estaba en el puesto del chico que estaba con ese miedo de darle un mal tiempo al padre de la novia, y ahora, aquí me encuentro en esas andanzas. Me siento con suerte de poder estar en películas con roles interesantes donde puedo ser un padre de familia, que es algo que disfruto ser en la vida real, y la idea de que mi hija vaya a tener un novio, que va a pasar más rápidamente de lo que quisiera (risas), ya sea que me guste o no la idea de que vaya a suceder, es algo con lo que me puedo identificar. Me pareció que fue ese elemento humano en esta historia de los Transformers en el que quise enfocarme, porque sabía que Michael Bay se encargaría del énfasis necesario en los efectos especiales.

En esta historia usted es un mecánico, y se ve muy convincente. ¿Tiene alguna relación fuerte con la mecánica en la vida real?

Sí, por supuesto, me encanta la mecánica y yo puedo reparar cualquier auto que no sea de inyección electrónica. Todo lo que sea de carburadores y mecánica clásica, yo le jalo a eso. Tengo varios carros, no recuerdo cuántos, depende de a quién le vayas a preguntar en la casa, quienes son los que realmente son los dueños de ellos, pero a todos les meto mano a la hora de cambios menores cuando tengo tiempo, porque lo tomo como un hobby.  Y mi personaje es como un aspirante a inventor, que además tiene capacidad para reparar cosas y es como el que arregla todo en el pueblo.

¿Recuerda cuál fue su primer automóvil?

El primer carro que compré fue un Volkswagen Escarabajo modelo 1971, cuando tenía 15 años de edad y ni siquiera tenía licencia de conducir. Se lo compré a un amigo que prácticamente me lo regaló, me lo dejó como en $50 dólares, y aún lo manejo de vez en cuando, por lo menos hasta que llegue no pueda seguir más.

¿Y ese amor por los autos ha cambiado desde que se convirtió en padre?

Claro que ha cambiado, porque en donde crecí estábamos muy influenciados  por el hip hop, y uno quería el carro engallado y último modelo. Ahora que lo tengo, me doy cuenta de que no siempre un carro lujoso se traduce en práctico, por eso que prefiero manejar un automóvil normal. Bueno, por un tiempo, porque luego me vuelve a picar el bicho de querer manejar algo lujoso. Así que mi relación con los autos, es muy ambivalente.

¿Tiene algún auto o marca de autos con el que sueñe tener?

He tenido suerte de manejar todo tipo de autos, pero si hubo algo que me hizo enamorarme de los autos viejos clásicos norteamericanos y autos de alto cilindraje fue el poder haber rodado en Detroit y estar de cerca a General Motors. Estuve muy tentado a comprarme un auto, pero realmente es un riesgo que uno vaya en una autopista y de pronto se quede varado (risas).

Y en cuanto a los Transformers como personajes de la cultura pop moderna, ¿ha sido seguidor de éstos, o se imaginó ser un día la cara de esta franquicia?

Sí vi las películas, y recuerdo cuando salió la primera. Mi reacción fue similar a cuando vi por primera vez ‘Parque Jurásico’, algo que nunca había visto antes, con esa última tecnología de efectos visuales que se entrelazaba con la historia de los personajes. Pero nunca imaginé que iba a hacer parte de esta clase de historias. Hay que agregar que por supuesto mis hijos son grandes fanáticos de la saga y recuerdo seguir los programas de televisión cuando era más joven. Pero mi trabajo en otros proyectos con Michael Bay se convirtió en una gran experiencia para los dos, y él pensó en que quería hacer una nueva imagen e historia con los Transformers, irse en una nueva dirección, y fue su idea en ponerme en esta historia. Estábamos en los estudios de Paramount viendo una proyección de la película ‘Pain and Gain’, y luego cuando estábamos caminando hacia el estacionamiento me dijo “hey, tengo una idea. ¿Qué te parecería estar en Transformers?”, a lo cual le contesté ahí mismo, ‘si quieres que esté en ella, lo haré’. Y lo dije con convicción y sin pensarlo.

¿Por qué se construyó esta estrecha relación entre ustedes?

Michael Bay me dio todo el espacio del mundo para desarrollar mi personaje durante el rodaje de ‘Pain and Gain’, por lo que le dije que mientras que me dejara hacer lo mismo para desarrollar mi personaje, lo haría. Y Michael me dijo que por eso mismo era que me quería en este papel. Cuatro meses después me envió el guión y vi cómo realmente tenía la visión de llevar esta historia a un nuevo nivel con un elemento humano importante a la historia y eso me pareció aún más especial.

¿Cuál es el aporte de su personaje a la película y qué la hace única?

Bueno, el objetivo era tratar de hacer algo completamente diferente, con una historia que se entendiera por sí sola y no necesariamente como parte de una saga. Por eso se puede apreciar todo un nuevo elenco de personajes, un nuevo grupo de villanos, y lo que está en juego es mucho más grande. Lo que esperamos es que la gente se pueda sentir relacionada desde la perspectiva de la persona común y corriente que se ve envuelta en una situación extraordinaria, en el que mi personaje trata de hacer lo imposible por tratar de que su hija sobreviva. Y en cuanto a lo que hace única esta historia es que además de la trama, hay efectos y cosas que uno nunca ha visto antes. Michael Bay está siempre a la vanguardia de cambiar el juego y traer cosas nuevas cuando se trata de hacer películas de esta índole. Y eso lo van a poder apreciar en la película.

¿Cómo es desarrollar un personaje como el que se ve en Transformers a diferencia de un personaje como el que interpreta en ‘Ted’, que está en producción?

Bueno, yo siempre tengo la visión de hacer mi interpretación lo más verosímil y realista posible, porque el objetivo es que el público al ver las películas crea en lo que está sucediendo. Pero gracias a la idea de trabajar con personajes generados por computador, Ted fue una gran experiencia que hizo que me sintiera mucho más cómodo para meterme en un proyecto como el de Transformers, porque Ted es un pequeño oso de peluche siempre sabía a lo que él iba dentro de la historia, a diferencia de hacer una escena en el que uno está con quince autobots y ellos están teniendo una conversación o una discusión. Toca hacer un trabajo más profundo para verse con mucha confianza, o de otra forma se corre el riesgo de verse ridículo, porque esta es la forma más grande de pretender estar interactuando con cosas que no existen. Pero si realmente lo pienso, todos los días hago eso a una escala más pequeña con mis hijos cuando jugamos a pretender ser personajes, por lo que al final del día esto me ha ayudado mucho a sentirme más confiado de hacer diversos tipos de personajes.

¿Entonces el ser padre de familia ha influenciado de una u otra forma la dirección que ha tomado su carrera hoy?

No necesariamente, porque siempre he tratado de ser disciplinado con los proyectos, aún entendiendo que también soy papá, pero trato que las cosas de la casa no influencien mucho las decisiones que tomo, aunque confieso que me he vuelto un poco más conservador cuando se trata en hacer algunas cosas, a diferencia de ciertos filmes que he rodado en el pasado.

Y como actor, ¿cómo se siente en actuar con imágenes generadas por computador en comparación a otros actores de carne y hueso?

Llegué a asustarme algo con la idea de tener que interactuar por mucho tiempo con personajes generados por computador, pero una vez te metes en ese rollo se puede llegar hasta a disfrutarlo, porque uno no tiene que lidiar con el ego de otros actores (risas), pero eso en verdad depende. Quiero decir, uno obviamente se siente mejor y más atraído a actuar con grandes talentos, y he tenido la fortuna de haber trabajado con grandes actores a través de los años, no hay nada más gratificante que compartir escena con gente talentosa. Pero de vez en cuando, es bueno no tener que lidiar con egos y tener el escenario sólo para uno en el set, ¿por qué no?

Usted es conocido por querer siempre mostrar ejemplo para hacer las cosas más con hechos que con palabras. Se graduó finalmente  para demostrar a sus hijos de la importancia de estudiar, los llevó a que vieran cómo se removía sus tatuajes para mostrarles lo doloroso que puede llegar a ser. ¿Sigue con ese plan de liderar con ejemplo para que sus hijos se sientan animados o desanimados de hacer cosas en la vida?

Eso es muy subjetivo, porque a final cada uno de nosotros elegimos vivir la vida que tenemos y aunque dar ejemplo es importante, a veces parece no funcionar. Mis hijos no les gusta mucho el colegio que digamos, pero lo tienen que terminar como sea, porque es educación y disciplina lo que está en juego en un mundo donde no importa si yo hice dinero, si no tienen bases y no son competitivos el mundo los va a devorar. Así que uno tiene que liderar con ejemplo. Lo mismo pasa en esa edad en que no les gusta nada, no quieren cantar, no quieren ir a la iglesia, y eso es algo que para mí es muy importante, reconectarse con pilares de fe, porque mi fe ha hecho que tenga un enfoque positivo de la vida, al menos para mí en los últimos veinte años. Pero eso es algo que pueden comenzar a entender cuando tienen ocho o diez años de edad. Así que sí influye en su comportamiento lo que ellos ven de su padre y su madre.

¿Pero siente que es una ventaja o una desventaja el hecho de que usted puede ayudarles a realizar sus sueños, o es peligroso? Porque usted creció en un ambiente pobre, luego sus circunstancias son diferentes…

Sí hay de ambas, ventajas y desventajas, porque ellos no necesariamente pueden entender lo que me tocó hacer en la vida para lograr lo que tengo hoy, pero espero que con el tiempo puedo educarlos de una forma que puedan ser gente productiva y positiva y no sientan que lo que tienen es algo que se merecen porque sí. Pero es duro, porque es una espada de doble filo, uno como padre quiere darles a los hijos todo lo que uno no pudo tener a su edad, pero al mismo tiempo uno quiere que tengan ética de trabajo, que sepan valorar que las cosas que se ganan a pulso y con trabajo y se conviertan en las personas que pueden llegar a ser. Pero sé que son buenos chicos y eso me enorgullece.

Además de actuar, usted produce series de televisión. ¿Después del éxito de ‘Entourage’, cuál es su próximo proyecto a producir?

Estamos desarrollando una serie en HBO con Dwayne ‘The Rock’ Johnson, quien es además productor ejecutivo, de un programa que se llama ‘Ballers’, que trata del mundo y estilo de vida de jugadores profesionales de fútbol americano de la NFL en Miami, las locuras en las que se meten dentro y fuera del juego. Ya grabamos el piloto y esperamos que la cadena de el visto bueno para seguir con el resto de episodios para la primera temporada.