Se encuentra usted aquí

Megan Fox: “La gente se sorprende al ver que no soy estúpida”

Por
Redacción Shock

Es indudablemente una rebelde sin causa, con un cuerpo y figura envidiables y una actitud que la convierten en la perfecta ‘femme fatale’ en Hollywood hoy. Ha sido considerada la mujer más sexy del planeta, libre de espíritu, bohemia, sensual y seductora. Con la nueva versión de ‘las tortugas ninja’ en cartelera mundial, Megan Fox disfruta de ser nuevamente el centro de atención del mundo, algo que no deja de ser natural para ella, aunque su rol de madre ha hecho revaluar la forma de ver su vida. La actriz conversó con Shock en la suite de un hotel en Beverly Hills para hablar sobre su vida en este momento.

Por Mario Amaya @amayamario // Foto: AFP.

Para un actor la versatilidad es un elemento clave del éxito, y eso es algo que A sus 28 años de edad, Megan Fox quiere recordarnos con cada uno de los papeles que interpreta, aún más en un género como el de acción de ciencia ficción. Y eso se puede apreciar en ‘Las tortugas ninja’, la nueva versión del clásico moderno en la que interpreta a Abril, una mujer seductora reportera neoyorquina quien descubre un nuevo clan de vigilantes en la ciudad. “Es raro y a la vez no lo es que Michael Bay haya sido al artífice para que haya obtenido este papel, puesto que al final él es el jefe y no importan las controversias que la prensa haya escrito sobre nosotros cuando estuve rodando ‘Transformers’. Y Michael Bay merece todo el crédito del mundo por el tremendo éxito que ha tenido esa franquicia, puesto que es un genio y sabe lo que está haciendo y conoce lo que la gente quiere ver”.

Pero más que un trabajo cualquiera en una película de verano de Hollywood, Megan tiene aún un rol más importante que nada como madre de familia de dos niños,

-Noah y Bodhi- y compañera sentimental de Brian Austin Green, su esposo (famoso por su rol en la ya clásica serie de TV ‘Clase de Beverly Hills’), quienes a pesar de lo frágiles que pueden resultar las relaciones en Hollywood, se ha mantenido sorpresivamente estable. Con dos hijos, definitivamente le queda muy bien su etiqueta de ‘mamacita’.

Es evidente que usted es hermosísima, y eso tiene ventajas y desventajas. ¿Le ha pasado que por esto la gente no la tome en serio?

Lo que he encontrado más evidente con el tiempo, es que cuando la gente finalmente me conoce, ya sean periodistas, fans o quien sea, se sorprenden de ver que no soy estúpida (risas). Así que el obstáculo que tengo que sobrellevar, ya sea que sea porque soy actriz, o con algún estereotipo, o de posar como modelo en bikini o lo que sea, es que una mujer bella igualmente puede ser educada, interesante o profunda, y por alguna razón la sociedad no puede ver esos elementos juntos. Esa es la traba que tengo con más frecuencia con la gente. Y en términos de no ser tomada en serio como actriz, creo que eso recae más en mí que en cualquier otra actriz , porque es mi trabajo interpretar un papel en una película, y es tarea de ustedes como audiencia de juzgarlo y gustarles o no como lo he hecho. No puedo enojarme con nadie sino le ha gustado mi desempeño frente a las cámaras, porque es su opinión.

¿Qué tanto le ha cambiado la vida su nuevo rol como madre?

Esto es algo que definitivamente me ha cambiado la vida como persona en todas las formas posibles. porque cambia tus prioridades, obviamente, pero además cambió la forma en que entiendo la vida humana en el sentido espiritual, porque siento que ya había conocido esas almas que nacieron dentro de mí desde mucho antes, como si ya hubiera vivido con ellas en vidas pasadas. El lazo de unión que siento con mis hijos es tan fuerte, que es como si me hubiera lanzado en una cruzada espiritual. Y como actriz, siento que ser madre me ha quitado muchos miedos de estar frente a las cámaras. Así que ya no me siento tan tensa ni encerrada mentalmente cuando se encienden las cámaras y me siento mucho más osada.

¿Y eso entonces ha afectado los proyectos que quiere hacer?

Me afecta en el sentido de que si un proyecto, por ejemplo tiene que ser rodado en Bulgaria, probablemente no lo pueda hacer porque no puedo mudarme con mis bebés allá mientras trabajo. Pero en términos de contenido, no realmente. Me gusta y disfruto trabajar en esta clase de películas de acción y de superhéroes, en gran parte porque sé que son las películas que ellos van a ver cuando crezcan y sean adolescentes y adultos, y creo que van a pensar que es muy ‘cool’ saber que su madre hizo parte de ellas. Pero además de eso, no creo que haya nada que sea muy oscuro de hacer, sólo por el hecho de que uno se haya convertido en madre.

Usted tiene dos hijos, un hijastro y a su esposo. ¿Cómo hace para balancear su vida entre cuatro varones?

Yo me siento como la abeja reina, la matriarca de la casa (ríe), así que he construido una familia que sabe que tiene que también cuidar de mí y que me haga sentir protegida. Y eso es algo que disfruto, porque no tengo que compartir esa atención con nadie más. Si tuviera una hijita, todo se centraría solamente en ella, lo cual no es malo, pero si no la tengo, ¿por qué no disfrutarlo yo? (risas). Así que me gusta mucho tener a mis chicos, y paso un gran tiempo con ellos en casa.

¿Quisiera tener más hijos?

No, no quisiera tener más, pero si es lo que el universo y Dios tienen planeado para mí, entonces estoy abierta a la idea. Me gustó mucho estar embarazada y tener mis bebés, amo ser madre, y te pone muy ocupada y es caótico a veces, y es mucho trabajo tratar de tenerlos, pero si llegara a pasar, serían bienvenidos.

Ahora que mencionó estar en una cruzada espiritual tras tener sus hijos, ¿es ese un factor para la decisión de los nombres de Noah y Bodhi?

Bueno, Bodhi es el término que los budistas usan cuando Buda ha alcanzado la iluminación y ha logrado llegar al Nirvana y significa despertar espiritual o trascendencia. Quise darle ese nombre para que estuviera protegido espiritualmente y creo que representa su esencia o así lo sentí mientras estuvo creciendo en mi vientre. Siento que es un buscador y un investigador nato, por lo que su nombre le queda muy bien. Y Noah dentro del cristianismo es considerado como un nombre de salvación, por lo que fueron inspiradores para mis hijos.

¿Usted está siguiendo el budismo?

Soy una persona de mente muy abierta, por lo que no sigo una religión en particular. Pero voy a la iglesia, razón por la que pueden considerarme como cristiana. Aunque soy de las que piensa que ese término es muy ambiguo para mis creencias, luego soy como una cristiana esotérica. Hay algunas bases fundamentales en las que creo, pero soy abierta a toda clase de culturas y religiones.

¿Qué es lo que sigue para usted?

Por como le ha ido a ‘Las tortugas ninja’ en la taquilla, una segunda parte es ya un hecho. De resto, no tengo nada concreto, en gran parte porque acabo de tener a mi segundo bebé que tiene seis meses, y tengo que determinar cuál es la mejor edad en la que puedo dejarlo en casa mientras voy a trabajar. Yo dejé a Noah cuando tenía seis meses y medio para filmar esto, por lo que fue algo muy duro y me ha hecho sentir culpable hasta ahora.

¿Cómo hace para poder mantener un balance en su vida en general?

No creo que tenga un secreto, como a veces me preguntan; pero sí creo en la reencarnación y en vidas pasadas, en la elevación espiritual y en progresión, y siento que mi espíritu ha estado en este mundo por un buen tiempo, y quizás ya había vivido en el pasado una vida en la que tuve que lidiar con mucho de fama y atención, pero no trascendí en el sufrimiento como debí haber aprendido de eso, y por eso de pronto es que tuve que volver a vivirlo de nuevo.

Pienso que tengo que lidiar con ciertas dificultades y aprenderlas como lecciones, pero no para ponerme aquí en el papel de víctima ni nada de eso, sino para ayudarme a mantenerme enfocada. La meditación es otra parte importante para sentirme equilibrada y en contacto entre mi mente y mi cuerpo. Hago 45 minutos de meditación todos los días. Entre eso y tener a un esposo que me ayuda y es tan paciente y colaborador con mis bebés, siento que realmente estoy con mi alma gemela que me ayuda como nadie en esta vida.

Usted acaba de interpretar a una reportera. Digamos que en ese rol tiene que entrevistar a Megan Fox. ¿Qué preguntas le gustaría responderse a sí misma?

Yo tocaría temas como cuáles son particularmente los mayores desafíos que he tenido que abordar, como por ejemplo, hablar sobre inseguridades, vanidad, ira, que me contara qué piensa del significado de estar viviendo la vida que tiene en esta Tierra. Pero mucha gente no quiere ir tan profundamente en esas cosas porque es dar un esbozo de lo que realmente una persona es, y hay que tener mucha habilidad para responderlo y respondérselo a uno mismo.

¿Si tuviera que hablar con adolescentes sobre la vida y el amor cómo lo abordaría?

Yo siento que como dice Buda, la vida es sufrimiento, por lo que uno no puede decirle a un muchacho que no van a haber cosas que duelan de la vida, porque va a pasar. En la vida van a doler cosas, especialmente en el amor. Pero lo importante es enfocarse en que uno no puede realmente amar a nadie más si uno no se ama primero a sí mismo. Por eso uno debe tener eso como prioridad, de apreciarse por lo que uno es y no dejar que nadie tome ventaja o se burle de eso.

Existen muchos conceptos sobre las celebridades, como el que todo se lo hacen a ellos o viene servido en bandeja de plata, que no cocinan, o limpian sus casas, etcétera. ¿Es eso cierto en su caso?

¿Que si hago todo eso en casa? Claro que lo hago, definitivamente cocino para todos en casa, pero claro, no soy una chef, así que sé hacer bien huevos revueltos y sopa de tomate (risas). Obviamente tengo ayuda en casa para cuidar a los niños por cosas normales de tener que salir a trabajar, pero cuando Brian y yo estamos en nuestro hogar hacemos todo nosotros mismos, y en parte porque no queremos perdernos nada de la vida familiar normal como cualquier otro núcleo de familia; de ver cómo los niños crecen en un ambiente tan normal como sea posible. Pero voy a ser honesta, no soy una gran amiga de tener que andar limpiando la casa o ser muy organizada, en eso Brian es muy bueno para mantener todo en orden.

En su carrera le ha ido muy bien como figura sensual. ¿Piensa en buscar roles más serios en el futuro?

Si llegan, lo consideraría, pero eso no significa que no me sienta bien con lo que he venido haciendo, y entiendo que muchas de las películas que hice al comienzo de mi carrera tiene que ver con mostrar a la mujer como objeto sensual, sin irse a la desnudez, pero mostrando lo suficiente para atraer el público masculino, pero para mucha gente es muy difícil pasar esa etapa. Pero para mí está bien, en el sentido de que no siento que tenga que probarle nada a la gente, porque ahora como madre mi vida es mucho más importante que la percepción que tenga el público o los ejecutivos de los estudios de cine sobre mí.

Publicidad