Se encuentra usted aquí

Monophonicos y Shock presentan 'Cantar pa' mi pueblo'

Por
Redacción Shock

Foto: Lisa Palomino

Después del lanzamiento del disco “El Callegüeso y su mala maña” que tuvimos de La Mambanegra, en Armando All Stars en Bogotá, nuestro “Shock Presenta” repite en el mismo lugar, esta vez con Monophonicos de la mano de Tigo Music, la noche del lunes 20 de abril.

 El 2014 fue importante para Monophonicos. La agrupación colombiana integrada por Charlie Illera, Sarah Sophia, José Daniel, Andrés, Christian, Leo y Juan Camilo,  pasó una larga temporada en los Emiratos Árabes y estando allí, montó su show en cada lugar en el que le abrieron las puertas. Pero el 2015, inició mucho mejor para ellos. Pasaron por el SXSW (Austin, Texas), por el Festival Hangout (Orange Beach, Alabama) y por el legendario Festival Calle 8 que se hace en Miami, Florida. Lo suyo, aunque empezó con puros covers, ha sido fusionar músicas como el bolero, el porro, la cumbia y el son cubano con sonidos más actuales como la champeta y la terapia.

A finales del año pasado, la banda entró a los estudios de Audiovision para grabar un par de canciones propias, y el proceso continuó iniciando el 2015. Apadrinados por Tigo Music, Monophonicos contó con el respaldo de grandes ingenieros de grabación como Mauricio Cano, Kiko Castro y Andrés Landinez. 

El EP que Monophonicos lanzará de la mano de Shock, incluye las 4 canciones inéditas que los chicos hicieron en el icónico estudio: Porrophonico, Cantar Pa´Mi Pueblo, Sin Control y Champephonica. A propósito de esto, hablamos con Charlie y Sarah. 

¿Qué nos pueden adelantar de lo que se traen entre manos para el lanzamiento que está planeado realizarse de la mano de Shock este lunes 20 de abril?

Vamos a estar presentando un EP de 4 canciones que fueron grabadas con el apoyo de Tigo Music en los estudios de Audiovision. Dos de ellas se grabaron en noviembre del año pasado y las otras dos, en el mes de febrero de este 2015. La noche del evento, obviamente tocaremos esas canciones pero también un par de sorpresitas más que tenemos preparadas por ahí.

El año pasado, la banda salió por primera vez de Colombia. ¿Qué le aportó esa experiencia a la creación de estas nuevas canciones de Monophonicos?

Cuando regresamos de Dubai, llegamos a Colombia buscando un sonido propio, con composiciones nuevas y que fueran de nuestra propia autoría. Monophonicos venía haciendo sus propias versiones de canciones de antaño pero tener la posibilidad de viajar a los Emiratos Árabes, y de pasar también por Womex, que esta vez se hizo en Santiago de Compostela, en España, nos permitió nutrirnos de otra cultura musical, de conocer mucha gente y de hacer muy buenos contactos. Regresamos con todas las ganas de querer hacer algo propio y la teoría fue mantener el mismo sonido, fusionando loops de canciones de los años 40 y de los 50s, y someterlas a una nueva mezcla, a una fusión creada por nosotros. Esto, además de trabajar en nuevas composiciones musicales y nuevas letras. Todas de nuestra autoría.

Viajando también ganaron cancha en la tarima y por eso suponemos que la puesta en escena que veremos en el lanzamiento será diferente. ¿No es así?

Ya somos 7 músicos en escena. Ahora tenemos un contrabajo increíble con nosotros: Juan Camilo Alemán, quien ha tocado con Monsieur Periné; y está Leo Jaramillo, quien ha tocado en la Mojarra Eléctrica. Leo le mete Saxofón y clarinete a la cosa. Mantenemos el acordeón, que ahora es incluso más protagonista que antes, y por supuesto guitarra, bajo, batería, percusión latina, y hay un Yembé. En dos de las canciones (Porrophonico y Sin Control) el percusionista, participa de forma más protagónica, incluso rapeando en una de ellas. Ya lo verán.

¿Entonces están explorando ahora con muchos más sonidos?

En esta nueva etapa de Monophonicos quisimos que la gente no fuera solamente a ver un concierto. Ahora la idea es que también pueda interactuar con la banda y pararse a bailar en esos momentos en donde hay champeta, base del souk africano y terapia.  Seguimos igual con el porro, la cumbia y hasta los tangos.

¿Cómo lograron empezar a trabajar en un sonido propio para que el proyecto no termine siendo un sancocho de muchos sonidos?

Con los beats que Charlie (Illera), produce buscamos darle esa sonoridad que nos identifique como banda y que nos haga únicos.

Después de haber pasado por Dubai, por el SXSW, por Alabama y por Miami, ¿qué encontraron que es lo que hace que el nombre de Colombia esté tan de moda en el mundo entero?

Hemos podido darnos cuenta de que los artistas colombianos somos muy apetecidos. La cultura musical colombiana se ha convertido casi que en una potencia en la actualidad.  Solamente llevando el título de ser colombianos, ya eso genera un atractivo bastante positivo. Y creemos que sobre todo la cumbia, el sonido de nuestras percusiones y el acordeón, son cosas que encantan afuera.

¿Cómo los recibe la gente?

Al principio la gente piensa que hacemos vallenato pero cuando arranca el show entiende que se trata de una propuesta diferente y auténtica. Ahora que somos más músicos en escena, hemos querido tener muy en cuenta la participación de cada uno de los integrantes, dándoles un protagonismo diferente en cada canción. Todos ayudamos, de alguna manera, a prender la fiesta y a que la gente se conecte con nosotros.

¿Qué es lo que vamos a bailar entonces el lunes 20 de abril?

Cantar pa´ mi pueblo, que es la que le da el título al EP,  es un porro acumbiao. Sin control, que es  la canción que escribió Christian Moreno, nuestro percusionista, podría describirse como un hip hop vintage con funk. Champephonica está basada en el souk africano y la terapia, y Porrofónico es eso, un porro.

En este lanzamiento, la gente va a ver a un Monophonicos con un look diferente y con una nueva puesta en escena. Hablemos de este cambio y de la intención que hay detrás de eso.

Todos los grupos, cuando están empezando van detrás de encontrar una identidad. En eso estamos nosotros. Acabamos de hacer una sesión de fotos donde aparecen varios accesorios de la época, pero como no queríamos vernos todos uniformados, decidimos destacar la personalidad de cada uno, igual manteniendo una unidad y un concepto. Ya no van a ver a los chicos con tirantas. Y eso lo decidimos porque ese es un concepto que ya trillaron demasiado, y ahora hasta los meseros de un restaurante vintage las usan. En cuanto a puesta en escena, como ahora somos más, hay mucho juego entre nosotros y con el público, y la repartición en la tarima es diferente. No es que hayamos quitado cosas, sino que las hemos mejorado porque nuestra intención es seguir creciendo.

¿Están trabajando en un álbum completo para lanzar más adelante?

Lo ideal sí es lanzar luego un disco, pero no queríamos esperar tanto tiempo y por eso decidimos salir con el EP. Cuando tengamos unas 8 o 9 canciones listas saldremos con un álbum completo. Por ahora, Cantar pa´mi pueblo estará en exclusiva en la plataforma de Deezer durante 6 meses.

¿Cuáles son los planes para lo que queda del 2015?

Nuestra gran apuesta es hacer una gira por Europa y seguir componiendo y produciendo para completar el álbum. Queremos volver al Womex, que este año será en Hungría a mediados de octubre, y aprovechando que ya estaremos por allá, queremos tocar en algunos lugares. Estamos todos con eso metido en la cabeza y la idea es poder lograrlo.

Temas relacionados: