Se encuentra usted aquí

Mourinho, el Kanye West del fútbol

Si Mourinho y Kanye West fueran amigos tendrían mucho en común y estas frases lo demuestran
Por
Fabián Páez López

Si Mourinho y Kanye West fueran amigos tendrían mucho en común y estas frases lo demuestran. 

Por: Fabián Páez López @Davidchaka

En una vieja entrevista con Show Estudio, Kanye West se puso su bien conocido traje de egoman y soltó esta frase: "Soy la vasija de Dios. Pero el mayor dolor de mi vida es saber que nunca podré verme a mí mismo actuando en directo". Una máxima que de haber sido pronunciada por alguna figura futbolística, solo podría haber salido de la boca de un personaje: José Mourinho (aunque podría ser Zlatan, pero él está fuera de categoría, él los mira a todos desde arriba).

Uno se puede imaginar a Mou soñando con verse a sí mismo en un banquillo dando indicaciones y alabando su trabajo mientras está en su casa en pantuflas. Es más, el día que el autoproclamado ‘Special One’ le ganó la Copa del Rey al Barcelona dirigiendo al Real Madrid, cuando le preguntaron por las declaraciones de Johan Cruyff, en las que afirmaba que él era más un entrenador de títulos que de buen fútbol, Mou respondió haciendo alardes: "Gracias, me gusta ser entrenador de títulos". Otra de las respuestas clásicas del Kanye West del fútbol mundial. 

Desde luego, si hablamos de cifras y de logros, pocos argumentos hay para discutirle tanto al uno como al otro. Por un lado, Kanye West es una máquina de hacer dinero con sus diseños, sus canciones, y de paso, con sus pataletas mediáticas: en 2015 se estimaba que su fortuna compartida con Kim sobrepasaba los 215 millones de dólares. Mourinho, por su parte, tiene entre sus cartas de presentación el haber ganado, entre otros títulos, nada más ni nada menos que dos Champions League; dos Premier, un trofeo de la Serie A y uno de la Liga española. 

Sin embargo, lo cierto con Mourinho es que su última temporada en el Chelsea fue tan nefasta como la interpretación de ‘Bohemian Rhapsody’ que hizo Kanye West en Glastonbury 2015 como "tributo" a Freddy Mercury. (No sabemos si a eso se refería Kanye cuando dijo que sentía dolor por no poder verse a sí mismo en directo). Ahora, Mou le apunta a recuperar el desahuciado Manchester de Van Gaal y ya le están armado un nuevo equipo. Podría volverse a ver la cara con Zlatan, que es un agente libre. Pero tanto Mou como Kanye parece que no necesitan ni refuerzos ni nada. Cada uno, en sus resepectivas profesiones, es 'especial'; así pierda, juegue o cante mal. 

Si Kanye y Mou usaran Tinder, serían un match de amigos de inmediato. Son almas gemelas y estas frases demuestran su empatía. 

Mourinho: 

“Estoy agradecido a Dios por no tener modestia porque es una cualidad que no ayuda en nada”. 

Kanye West: 

"Soy la estrella de rock número uno de las que viven y respiran. Soy Axl Rose, soy Jim Morrison, soy Jimi Hendrix". 

Mourinho:

"Wenger, Ferguson y Benítez nunca serán tan especiales como yo"

Kanye West:

"Uno de los problemas de ser una burbujeante fuente de creatividad, porque yo soy como un burbujeante laboratorio, es que si no lo cubres de alguna manera en algún momento romperé el cristal".

Mourinho: 

"El alcalde de Reggio Calabria me ha acusado de querer dar una moneda a un niño discapacitado. En realidad, le he dado un crucifijo que me regaló mi mujer y que he llevado en el bolsillo durante tres o cuatro años. Es un crucifijo que mi mujer había comprado en Fátima. Evidentemente, tengo mala suerte, incluso cuando hago un gesto afectuoso me critican".

Kanye West:

"Me siento discriminado (en el mundo de la moda) por no ser gay".

Mourinho:

"Tampoco Jesucristo era simpático para todos, así que imagínate yo"

Kanye West:

"Cuando alguien llega y dice algo como "Soy Dios', todo el mundo piensa: '¿Quién se cree que es?'. Pues yo te acabo de decir quién me creo que soy. Un dios. Te lo acabo de decir".

Temas relacionados: