Se encuentra usted aquí

¿Música digital o análoga? Descubra qué tipo de consumidor es usted

Por
Redacción Shock

Por: Fabián Páez. Desde el fonógrafo, pasando por el gramófono, el tocadiscos, el minicomponente, Walkman, Discman, reproductor de Minidisk o el mp3, la música ha estado asociada con tecnologías distintas que permiten su reproducción y distribución en masa. Hoy, la música digitalizada ha hecho que las personas integren cada vez más su consumo a la vida cotidiana.

Este comportamiento, según  la empresa de antropología virtual Antropomedia, ha sido impulsado por el “boom” de los implementos portátiles  y el acceso a Internet a través de ellos, los sitios web de intercambio de archivos persona a persona y a las empresas que ofrecen streaming. 

Pero no todos los consumidores de música son simpatizantes del uso de las plataformas de streaming, o no se conforman simplemente con buscar música en internet para llevarla en sus dispositivos móviles. Al mismo tiempo que se masifica el uso de aplicaciones como Spotify o Deezer, se ha venido incrementando el consumo de música análoga, especialmente en vinilo.

Según datos de Nielsen Soundscan, durante el primer semestre de 2014, hubo un incremento de 40,4% en las ventas de música grabada en acetato en comparación con el mismo período de 2013. Se vendieron 4 millones de unidades, mientras que el año anterior la cifra fue de 2,9 millones.

Este panorama, en el que los consumidores de música se debaten entre la ilusión de propiedad que genera la compra de música en formato físico y las posibilidades de explorar que ofrecen los servicios de streaming,  ha afectado la ritualidad alrededor de la compra de un disco y la forma de escucharlo. Los cambios en la tecnología han generado nuevos tipos de usuarios musicales ¿En cuál de estos clasificaría usted?

El coleccionista: es aquel usuario que sigue convencido que la música en formato físico es la mejor.  Es de los que se sienta únicamente a escuchar música junto a su reproductor de vinilos. Valora la música y todo el arte alrededor de ella. Reproduce la música de forma digital sólo para escucharla pero el disfrute total se da cuando pone un disco y escucha cada una de sus piezas. 

El convenenciero: este usuario oscila entre la música física y la digital, todo depende del lugar en donde está y la compañía que tiene. Puede disfrutar de la música en ambos formatos. Este usuario solo escucha las piezas más representativas de cada disco, no es de los que descarga discografías completas.

El explorador: este tipo de consumidor es un disco duro ambulante. Es el que disfruta totalmente la música digital y explora la mayoría de las plataformas digitales con el objetivo de conocer nueva música y descubrir nuevos grupos. Pra él vale más la diversidad musical que la acumulación física. Tiene cuenta en cada una de las plataformas y pasa horas organizando listas de reproducción.

El one-hit wonder: si fuera un fanático de fútbol, este usuario sería el popular ‘clasiquero’. Aquel que solo utiliza las plataformas o medios sociales más conocidos. Solo le interesa conocer la música del momento para poderla compartir en sus medios sociales. Para este usuario resulta inaudito gastar dinero en un disco en formato físico. Sus únicas fuentes para adquirir nueva música son la radio y las recomendaciones de amigos.

Temas relacionados: