Se encuentra usted aquí

Nuevos sonidos latinos que hay que oír: con ustedes, The Chamanas

The Chamanas: cuando la música es de aquí y es de allá.
Por
Redacción Shock

Desde una de las fronteras más densas y peligrosas del mundo ha emergido una banda fresca y poderosa. Un combo de cinco

Por: José “Pepe” Plata //  @owai

Cuando el mundo en el que vivimos está cerrando las fronteras y piensa que hacerlo es la solución a problemas que van más allá de una marca territorial, es cuando los límites más se hacen notar y cuando el arte más los desdibuja. Y es así como llegamos a un grupo que pertenece a la frontera y que con orgullo la representa: The Chamanas.

Esta banda, conformada por Manuel Calderón (bajo), Paulina Reza (voz), Héctor Carreón (guitarra), Alejandro Bustillo (batería) y Fernando Fonseca (teclados) tiene ya un disco llamado Once Once que fue publicado por el sello Nacional Records. Y en menos de un año, el disco ha sido reeditado con tres canciones adicionales.

 

Ya han llevado a cabo presentaciones en festivales como el Vive Latino (México D.F.) y también en el tradicional festival SXSW de Austin, Texas. Y con menos de tres años de vida musical han participado también en la Latin Alternative Music Conference de Nueva York. Todo ese proceso tuvo su coronación en el 2016 cuando fueron nominados a Mejor Nuevo Artista en la pasada entrega de los Grammy Latino, en la misma categoría que fue ganada por Manuel Medrano.

Esta agrupación puede ser tan mexicana como un mariachi o tan estadounidense como la salsa de tomate en las papas fritas. Aunque en estos tiempos de globalización, estemos todos tan conectados y seamos casi siempre clientes de China, hay miradas musicales que reivindican el poder cruzar los bordes. Sus integrantes provienen de Ciudad Juárez (Chihuahua) y El Paso (Texas).  Estos cinco personajes se nutrieron musicalmente de pop, jazz, bossanova, música independiente y todo aquello que muestra que pasar por encima de los bordes es una manera de reafirmar otras posibilidades. Su música puede llevar a pensar en las baladas de los setenta, pero hay aspecto de calidad sonora y artística que hace sentir que su disco es uno de los grandes logros sonoros que no provienen del DF, sino de otro lado de ese país. El año pasado hicieron parte del cartel del Festival Almax en Bogotá y su Once Once ha estado presente en varios listados de lo más importante de la música alterlatina. Hablamos con ellos.

the-chamanas4.jpg

¿Qué significa para ustedes nacer musicalmente en la frontera más transitada del mundo: la de México y Estados Unidos?

MANUEL CALDERÓN: Es algo muy interesante no solo como músicos; también como personas. Tiene mucho significado porque crecimos en un momento donde teníamos la radio y los canales de televisión para conocer el mundo. No había tanto acceso a cosas como hoy en día. Pero teníamos elementos de los dos mundos. Podíamos escuchar música típica como huapangos o sones, pero también The Flaming Lips. Veíamos los shows de Estados Unidos y las novelas de México. Crecimos de una forma muy distinta aunque somos de la frontera, del mismo lugar. Tuvimos amistades del lado de El Paso y de Ciudad Juárez. En El Paso hay una gran base aérea a la cual van personas de todo el mundo. Y en Juárez la gente va para aprovechar las maquilas; viene gente de otros estados de México a trabajar o a intentar pasar a Estados Unidos. Es como una mini fusión de culturas. En The Chamanas se refleja eso, crecer con gente de varios lados. Por eso puedes ver que nuestro disco tiene diferentes colores o sonidos. Escuchas huapangos, huaztecos y música más indie como Broadcast.

Siendo una banda joven, ustedes podrían haber optado por promocionar su música a través de BandCamp o Soundcloud, pero están firmados por el sello Nacional Records.  Eso no lo tienen muchos. ¿Cómo llegaron allí?

HÉCTOR CARREÓN: Con mucho esfuerzo. Seguimos siendo independientes. En Estados Unidos estamos con Nacional, en México con Casete. Hay gente que ha creído en nosotros y nos ha ayudado mucho. Este proyecto nació en un estudio de grabación. Manuel y yo nos conocimos en Sonic Ranch, un estudio donde mucha gente ha grabado. Conocimos gente muy diversa y esto nos permitió entender cómo se mueve la industria. Por eso nuestro disco Once Once ha llamado mucho la atención. Tuvimos la oportunidad de trabajar con Beach House en dos de sus discos y ellos además nos invitaron a hacer una gira por Estados Unidos.

Su disco Once Once tiene también una sonoridad muy ligada al cine. ¿Han explorado esta posibilidad o se han acercado a directores cinematográficos?

MC: Si estamos muy abiertos a esto. En México hay una persona que se encarga de presentar nuestra música ante estos proyectos. Y hace un año, estuvimos en una serie de HBO con la canción Dulce mal.

Cuando un artista suele tener colaboraciones con otros, es una especie de relación fan-artista. ¿Con quién les gustaría a ustedes hacer una colaboración?

HC: El principal ya se nos fue. Era Juan Gabriel.

PAULINA REZA: Natalia Lafourcade sería muy bonito. O con Julieta o Ximena Sariñana. O tal vez con Carla Morrison. También Porter nos gustaría-

MC: Hicimos una canción navideña con Enjambre y tenemos un dueto con Los Ángeles Negros. Compartir una sala de ensayo o equipos e ideas es algo muy bueno. Con Los Ángeles Negros lo que hicimos fue bueno.

Publicidad