Se encuentra usted aquí

Ocho mordiscos memorables en la literatura

Por
Redacción Shock

Indudablemente el tema de esta semana fue la mordida de Luis Suarez al jugador italiano Chiellini en uno de los partidos de esta Copa del Mundo. Una agresión que mal o bien podría traspasar al mundo literario y parecer sacada del libro de Bram Stoker ‘Drácula’ o simplemente ser uno de los feroces ataques hechos por el temible Hannibal Lecter.    

Ahora bien, indagando entre páginas de pergamino nos dimos cuenta que morder no solo es sinónimo de agresión como ya comúnmente es conocido, en la literatura también han existido mordiscos memorables y trascendentales que han sido los encargados de hacer que las historias centrales de estos cuentos o novelas de ficción cambien el rumbo natural de los hechos.

Por eso aprovechado la coyuntura decidimos buscar algunos de los libros más recordados donde los mordiscos sin querer queriendo y de manera no tan obvia se convirtió en el gran protagonista.

Blancanieves y los siete enanitos: Una de las historias más recordadas en la literatura infantil es el clásico de los Hermanos Grimm ‘Blancanieves y los siete enanitos’. Después de que la princesa escapa del reino para no ser asesinada por su madrastra, la malvada bruja se convierte en granjera y por medio de artimañas obliga a Blancanieves a comer una manzana envenenada. Minutos después de que esta inocente niña  le da un gran mordisco a la provocativa fruta, entra en un sueño profundo del cual es casi imposible despertar, lo que lleva a la malvada madrastra a convertirse en la única heredera al trono.

Drácula: en este conteo no podían faltar los famosos chupasangre y por eso decidimos incluir el clásico libro de Bram Stoker, la historia donde el Conde Drácula se enamora de Mina, una simple mortal que le recuerda a su amor de hace cuatrocientos años atrás, y debe morderla para que ella pueda obtener la vida eterna y transformarse en un vampiro al igual que él.            

Hansel y Gretel: otro de los clásicos cuentos de los Hermanos Grimm. En esta historia los hermanos Hansel y Gretel se encuentran perdidos en el bosque, ambos muertos de hambre descubren  una casa hecha de dulces así que ambos deciden darle una ‘pequeña mordida’. De repente sale la dueña de la casa y ven que se trata de una anciana quien después resulta ser una malvada bruja que quiere engordarlos para después comérselos.

Hannibal: Si de mordiscos se trata la novela de Thomas Harris es un claro ejemplo de este tema. Aquí solo podemos decir que la manera despiadada en la que Hannibal Lecter devoraba vivas a sus víctimas es la fiel descripción de lo que hace una buena mordida.

La Saga Crepúsculo: La novela romántica escrita por Stephenie Meyer nos hizo esperar durante 4 tomos el mordisco de Edward Cullen a Bella Swan. Al final de toda la saga este guapo vampiro le entierra los colmillos a su enamorada para así convertirla en un chupasangre igual que él y así evitar que muera después que haber dado a luz a su primera hija.

Zombie: guía de supervivencia. Aunque en este libro publicado por Max Brooks en el 2003 los mordiscos no son el eje de partida, o de quiebre, en la temática de la historia, si es el texto que usted debe leer para poder sobrevivir a una invasión zombie al estilo The Walking Dead.  Este pequeño instructivo le enseña todo lo que debe saber del virus venenoso y como puede lograr evitar ser mordido por un muerto viviente.  

Ellas se están comiendo al gato. Un texto colombiano hecho por el escrito Miguel Ángel Manrique cuenta la historia de un periodista que entrevista a nueve sobrevivientes de un apocalipsis zombie.

Kamasutra: El antiguo texto hindú que trata sobre el comportamiento sexual humano también tiene una sección dedicada especialmente a los mordiscos. No vaya a creer que aquí le enseñan como atacar de manera casi carnívora a su pareja, este libro le da unos tips para morder sensualmente a su pareja y así asegurar que su novio, amante o arrocito en bajo alcance fácilmente el clímax. Desde tiempos atrás se cree que la mejor manera de alcanzar el punto máximo de la pasión es sacando a flote la  esencia animal que se lleva dentro al inicio del encuentro sexual ya permite que las personas se desinhiben más fácilmente y todo fluya de la mejor manera. 

Temas relacionados: