Se encuentra usted aquí

Outside Lands: un festival en tierras remotas

Por

Fotos y textos por: Nathalie Guio  /  Lucho Molina @luchomolina para Shock.co

El Golden Gate Park es el punto de encuentro de más de 60 mil personas que se reúnen por tres días desde hace 7 años a festejar con música, comida, vino, cerveza y arte en el festival Outside Lands. Localizado en el extremo oeste de San Francisco (precisamente las Outside Lands, o “tierras remotas”), zona que hasta el siglo 19 se consideraba inhabitable por sus condiciones geográficas, este emblemático lugar acoge año tras año no solo a grupos musicales, sino también a toda la cultura de la bahía. En su corta historia, el festival ha recibido artistas de talla mundial como Radiohead, Neil Young, Stevie Wonder, Paul McCartney y Metallica.

Este año el festival se celebró el fin de semana pasado. Cuando anunciaron el cartel ya se habían agotado las entradas y empezaron a sonar grandes nombres. Kanye West cerró el viernes siendo el primer rapero que lo hace en este festival, al mismo tiempo que Arctic Monkeys cerraba la cuota rockera de ese día en el que también se destacaron las presentaciones de Warpaint, Chromeo y Disclosure. 

El sábado, Tom Petty revivió sus éxitos y puso a cantar a un público que no podía creer lo bien que seguían sonando los Heartbreakers después de casi 40 años de historia. A esa misma hora al otro extremo del parque, Macklemore tenía la rumba prendida para un público más joven y sólo la detuvo por un momento para prestarle la tarima a una chica que le propuso matrimonio a su novia, justo ahí, ante la mirada extasiada de miles de espectadores. Sin duda un momento memorable en la historia del festival. En esa misma tarima, Capital Cities había puesto a bailar y batir chaquetas a otros tantos unas horas antes. 

La banda Chvrches estaba programada para el domingo, último día del festival, pero les tocó cancelar a última hora por problemas logísticos. Su turno lo tomó el británico Paolo Nutini quien, muy acertadamente tocó un cover de la canción “Recover” de Chvrches. Otro momento memorable lo protagonizó la sueca Lykke Li, quien en medio de su show le pidió un porro a alguien del público, le dio un par de caladas y dijo sonriendo “it’s so good to be in San Francisco!” y empezó a cantar su último sencillo “Never gonna love again”. Flaming Lips y The Killers hicieron lo suyo para cerrar la tarima principal como se lo merece un evento de este tipo.