Se encuentra usted aquí

Pato Machete aterriza en Bogotá ¿Quién quiere ir?

Por
Redacción Shock

¿Quiere ir al concierto de Pato Machete en Bogotá? Clic aquí que nosotros invitamos.

Patricio Chapa Elizalde es un regiomontano de pura cepa, está a punto de cumplir los 40 y puede que así, de primerazo, no le suene su nombre. De entrada le decimos que en su espalda carga con el peso de haber sido uno de los líderes del grupo que para muchos es considerado la primera agrupación de hip hop manito en salir a la luz y viajar a otras latitudes: Control Machete. Influenciados por el toque Cypress Hill marcaron no solo a una generación, sino a todo un continente.  El power trío conformado por el Toy Selectah, Pato y Fermín fulminó la cabeza de muchos con canciones que sabían que sabían a México, a Colombia, a un underground que dejó de serlo muy pronto, llegando incluso a tocar las tarimas de Rock al Parque en 1997 y 1999. 

Después de un tiempo cado uno tomó su rumbó. En el caso de Pato, se armó de una banda y colaboraciones para debutar con su primer disco ‘Contrabanda’, después de 10 años llega a Bogotá. Hablamos con él, él mismísimo Pato Machete. 

¿Quiere ir al concierto de Pato Machete en Bogotá? Clic aquí que nosotros invitamos.

¿Cuándo fue la última vez en Colombia?

Estuve allá la última vez hace más de diez años, nos dimos una vuelta con nuestro segundo, y tenemos mucha familia y amistades por allá. Siempre nos han apoyado entonces estamos demasiado contentos de regresar y qué mejor manera que con Celso.

¿Qué ha pasado en este tiempo?

Hemos estado chambeándolo con varias personas cercanas, muchos colaboradores, gente que de alguna manera se no ha cruzado en el camino y que ha sido parte clave de lo que hacemos. Hemos tenido la posibilidad de participar y enriquecernos con otros proyectos, y creo que eso se ha complementado muy bien.

¿Qué está pasando por el hip hop en estos días? ¿Cómo está la escena?

Acá hay mucha raza que tiene rayo haciendo hip hop y es bien interesante ver cómo surgen nuevas generaciones y nuevas propuestas constantemente. Creo que es un momento muy mágico para lo que se hace aquí, es maravilloso como poco a poco han ido encontrado la voz, un refugio, la posibilidad. Hay gente que lleva mucho rato trabajando, que se involucran, y poniendo la música en el mapa.

Ustedes sacaron el género de Monterrey y prácticamente lo esparcieron por el mundo. Ya han pasado varios años desde entonces. ¿Ha existido una evolución?

Sí, yo creo que sí.  Ha habido de alguna forma una especie de evolución, una escuela en todo esto finalmente. Como platicábamos han pasado 20 años y es bien interesante ver como no fue una moda o algo que pasó y ya, como mucha gente creyó y nos comentaba. Al final de cuentas se ha mantenido estable, han llegado cambios, ha crecido y han ido sumándose más exponentes, se ha formado una escena. Yo creo que es muy mágico pensar que de alguna manera hemos sido parte de eso y  que seguimos generando un lugar todos los días y seguir evolucionando un poco y proponer como siempre.

"Han pasado 20 años y es bien interesante ver como no fue una moda o algo que pasó y ya, como mucha gente creyó y nos comentaba"

Surgieron muchos que criticaron la inmersión de otros géneros en sus canciones. ¿Aún pasa?

Pasa un poco, en todo lado, con el tema este de la parte conservadora, a todos no ha pegado. Para nosotros siempre ha sido una cuestión muy natural como se ha dado todo. Como hablábamos… esos featurings nos han hecho abrir el oído, es algo que necesita el ser humano y a lo mejor también el expresionista. Yo creo que más que nunca ahora es importante entender las aperturas y las posibilidades, creo que es una muy buena energía la que trae el hecho de involucrar diferentes corrientes de pensamientos de manera, de forma, de estilo. Siempre es bueno dejarse llevar.

Tu proyecto en solitario ha sido casi que un colectivo. Se ha nutrido de bastantes colaboraciones

Siempre hemos buscado hacer intervención, complementarnos con otros proyectos y de alguna manera extendernos a otros estilos, creo que esa es la parte de la magia con la que podemos jugar. Hay muchas intensiones de tratar de sacar otra banda adelante, para mostrar que hay mucha gente haciendo cosas interesantes. Trabajamos con un sello y queremos abrir esa posibilidad, producir a mucha gente y tratar de pasar una antorcha y es muy interesante estar viendo de cerca qué es lo que está pasando. El tema del featuring es natural para nosotros, porque nos nutre, nos abre el panorama.

¿Qué se traen para el show en Bogotá?

Estamos ya muy preparados, pero sobretodo muy entusiasmados de viajar con el compadre Celso Piña y armar un show con mucha energía, mucha magia, mucha luz pero sobretodo con muchas ganas de ir a saludar a nuestra familia de ir a saludar a la familia ya que llevo rato de no ir.