Se encuentra usted aquí

Paulina Rubio y Kelly Rowland, las dueñas del encanto en 'The X Factor'

Por
Redacción Shock

Comenzó este viernes en Colombia por el canal Sony, la nueva temporada de 'The X Factor', el reality musical de Simon Cowell que entrega al ganador cerca de 5 millones de dólares. Entre sus novedades se destacan la participación en el jurado de Paulina Rubio y Kelly Rowland, quienes se sentarán junto a Demi Lovato. 

Un combo pesado de chicas que buscan hacer más divertido el popular programa musical. Esto fue lo que dijeron la 'Chica Dorada' y la exDestiny Child.

-Paulina Rubio

Se une a este grupo de jueces latinas - Shakira, J.Lo, Christina - que están evaluando competencias norteamericanas, de habla inglesa. ¿Qué piensa de esta tendencia? ¿Cree que refleja un cambio y una participación real de los latinos en la cultura estadounidense?

Creo que sí, definitivamente. Éste es el momento y me siento muy emocionada de hacer parte de esto.

¿Cómo cree que reaccionará el público con estas artistas latinas que tienen un ligero acento al hablar inglés?

 No sé. Eso es parte de lo que soy y de cómo se están construyendo los Estados Unidos. Estoy emocionada. Creo que el público va a sorprenderse con la forma como Kelly, Demi y yo armonizamos, y cómo interactuamos con Simon. Va a ser divertidísimo.

Ya tiene la experiencia de un programa de concursos previo. ¿Éste es diferente? ¿Va a ser la misma a la hora de juzgar?

No, nada es lo mismo. Cada proyecto es diferente. En La Voz Kids trabajé con niños, que es asombroso, pero en The X Factor hay grupos diferentes; los chicos, las chicas, hay concursantes de más de 25 años... Creo que la responsabilidad es mayor. Se trata del enorme talento que hemos visto en todo el país. No te imaginas la energía en el set...

Es curioso que hayan escogido sólo mujeres para conformar el jurado...

Creo que las mujeres somos mejores que los hombres todo el tiempo, sean latinas o no. Nosotras compartimos, nos preocupamos, somos divertidas y diferentes. Tal vez sea una moda, pero más allá de la moda, repito, es la forma en la que Estados Unidos está creciendo. Latinos, mujeres y otras poblaciones diferentes se suman a estos proyectos justamente por eso.

-Kelly Rowland:

¿Cómo es la química con el nuevo grupo de jueces? 

Honestamente nos hemos divertido mucho. Recuerdo el primer día en el set, con todas las cámaras sobre nosotros; Demi entró y me saludó de la manera más natural... así ha fluido todo. Aunque el programa no es sobre el jurado, sino sobre el talento, que es, creo, por lo que me gusta tanto: encontrar el gran talento que hay ahí fuera.

¿Cree que la categoría de grupos será igual de fuerte a como lo fue la temporada pasada?

La verdad es que todas las categorías están muy fuertes. Estoy feliz por todos nosotros, porque nos hemos apasionado mucho por ellas. Va a ser una temporada increíble. Todos van a quedar sorprendidos con todo el talento que hay en cada grupo.

¿Tiene algún estilo particular para juzgar? ¿Es difícil decirle a alguien que no?

Yo soy constructiva a la hora de criticar. Soy firme, pero me gusta ser honesta. Recuerdo mi propia carrera en la industria musical y todas las veces que me topé con personas que tenían cosas duras para decirme, pero, la verdad, yo crecí más con las personas que eran constructivas y me daban detalles de cómo podía crecer. Quise ser como estas personas. Se trata de ser honesta con ellos, con tacto, es importante para no matar sus sueños.

¿Qué consejo les da a las personas que persiguen el éxito en la carrera musical?

Les pediría que se aseguraran de que lo hacen por la razón correcta. Lo que de verdad admiro de los concursantes es que tienen una semana para prepararse, para estar listos para las entrevistas, las cámaras, el maquillaje, saberse la canción, conocer el escenario, las coreografías. ¡Eso es mucho! La gente te está viendo cada semana y eso ejerce cierta presión para que crezcas muy rápido: o aprovechas la oportunidad y creces, o fallas. Es cierto, algunos fallan porque no creen lo suficiente en sí mismos. Yo sólo espero que los concursantes reconozcan que tienen una oportunidad única y que estén a la altura.

¿Cuáles son las dificultades de crear estrellas en este tipo de programas? Incluso American Idol ha enfrentado problemas para escoger un artista que tenga un impacto real en la industria...

Es por eso que The X Factor tiene mentores: para ser constructivos y honestos, para brindar conocimientos, para ayudarlos a crecer. Cuando se trata de la industria musical, lo que yo aprendí es que el tiempo lo es todo; estar preparado, lo es todo. No se trata del programa, sino de los concursantes: ¿están listos para darlo todo de sí mismos? ¿están listos para compartir su don con todo el mundo? ¿están listos para dejar el miedo a un lado y salir al frente de millones de personas? Usualmente somos nuestro crítico más duro... pero en esta industria tienes que tener un instinto animal y la determinación de conseguir lo que persigues.

¿Qué es lo más importante en un artista: el carisma, el talento o las actuaciones en un escenario? ¿Qué busca en un artista?

Todas son importantes, pero hay que tener en cuenta que la gente busca ver pasión y, sobre todo, entretenerse. Si no te estás divirtiendo tú en el escenario, ¿cómo vas a poder divertir a alguien más? Los concursantes deben saber quiénes son y qué clase de artistas quieren ser antes de subir al escenario. La idea, como mentores, es guiarlos en esa dirección.

¿Qué es lo más difícil de ser jurado?

Tener que decir que no o tener que dejar ir a alguien. Una de las cosas que he tenido que recordar de mi recorrido hasta ahora en la industria musical es justamente cuántas veces me dijeron que no.

Usted ha tenido mucho éxito en Reino Unido y en general en toda Europa, pero no tanto como otras estrellas del pop. ¿Cómo ve ese panorama? ¿Cómo explica esa diferencia en los mercados?

Yo hago música que me gusta, sabiendo que ésta continúa cambiando. Como artista, tienes permitido ser creativo... lo que pasa es que a veces tienes éxito y a veces no. Si lo tienes, fluyes con él. Es que nunca se sabe qué puede pasar. Yo sigo grabando de todas maneras. Piensa en Robin Thicke: nadie le estaba prestando atención, aún siendo tan talentoso como lo es. Tiene un éxito y, de repente, el hombre está en boca de todo el mundo... Así es la música ahora. Yo creo que tiene que ver con la manera en que la música le llega al público y con cómo se hace popular. Cuando pega, pega.

Entrevista suministrada por la prensa de Sony Entertainment con la traducción de la Revista Artificio.

Temas relacionados: