Se encuentra usted aquí

Peluditas, de colores y virales. Lo que pasa cuando el vello femenino es vetado.

Esta vez el turno de los quince minutos de fama que alguna vez predijo Wharhol es para un tema peliagudo
Por
Redacción Shock

Y usted ¿estaría dispuesta a abandonar la depilación y ahorrarse dolores y unos cuantos pesitos? 

Por Mayra Hernández @Mayaelectrik

Cada minuto que pasa, en internet nacen y mueren trending topics, contenidos virales y fotos con miles de millones de likes. Esta vez el turno de los quince minutos de fama que alguna vez predijo Wharhol es para un tema peliagudo, carrasposo cuando crece, suave cuando está en su máxima esplendor y vetado por años y décadas enteras en el cuerpo femenino y hasta en Instagram cuando sobrepasa la línea del bikini de las mujeres ¿Adivina adivinador, quien será el misterioso señor? Nada más y nada menos que el vello corporal femenino. Y no solo el púbico, sino todo aquel que tiende a asomarse por naturaleza en el cuerpo de las mujeres: empezando por las cejas, el bigote, las axilas, el entremuslo, las piernas y hasta en los dedos de los pies. 

No es un secreto los juicios y opiniones que ha tenido que enfrentar por décadas enteras el vello femenino.     Sobretodo desde los años 20 cuando la ropa empezó a tapar menos y la moda y los estereotipos de belleza determinaron que esos pelos en las mujeres, eran desagradables y no dignos de ser vistos ni exhibidos. En pleno 2016, en tiempos digitales de altos índices de adicción a las redes sociales y de gente “open mind” esas ideas sobre el vello femenino parecerían anticuadas y retrogradas, pero la realidad es otra. 

Empezando por redes como Instagram, que desde al año pasado dejó muy claro en sus términos y condiciones de uso que no solo vetaría los pezones, sino también cualquier imagen en la que se asome tímida o notoriamente el vello púbico. Claro, el femenino, porque a el masculino sí le dijeron “bienvenido sea”. 

No por nada,  la cuenta de Instagram de Sticks and Stones, una revista australiana con más de trescientos mil seguidores, que acostumbra a publicar imágenes sugestivas como esta, con dos chicas apenas depiladas, fueron censurados por la red que inmediatamente borró la foto y eliminó la cuenta del portal.

La historia no fue la misma con  la cuenta de Calvin Clain, cuando presentó su campaña protagonizada por Justin Bieber con los clásicos boxers apretados en los que claramente, el vello púbico del cantante salta a la vista. Ainsley Hutchence, directora de la revista y la agencia que produce las imágenes que se publican en Stick and Stones, confesó a varios medios, que estaba segura que si el vello púbico que se asomaba fuese masculino, ni esa foto ni la cuenta de su revista habrían sido eliminadas. 

Con este caso y las repetidas ocasiones en que han sido vetadas imágenes explicitas de los pezones de Rihanna, Milley Cyrus, y hoy por hoy en el caso colombiano de Hellvira, la estrella  creadora del perfomance de streptease Diabolique Cabaret, muchas preguntas surgen en el panorama. Si la mayoría de usuarios de una plataforma como Instagram son mujeres, entonces ¿ por qué el cuerpo femenino es el primero en ser censurado?

Mientras esas preguntas esperan una respuesta, en una época donde,  cada vez más y con mayor fuerza,  se retan los estereotipos tradicionales, a pesar de que la negación a la naturaleza al cuerpo femenino se mantiene, surgen con fuerza acciones digitales en respuesta a actitudes como las de una de las redes sociales con más usuarios en el mundo. 

Y cada vez más tienen más resonancia. Recientemente a más y más mujeres, algunas con posiciones más feministas que otras, se atreven a mostrar con orgullo en redes sociales su vello corporal en distintas partes del cuerpo como una forma de auto-expresión y empoderamiento respecto al pelo natural del cuerpo, desafiando el status quo, las normas del aseo personal, y, lo que es más importante, redefiniendo lo que es digno o no de avergonzarse como mujer.

5 pruebas de que internet se defiende a grito herido el vello femenino

1. “Cuando un hombre me dice que soy hermosa”

El más reciente caso de altos índices de viralidad o en otras palabras, de un contenido altamente compartido, likeado y comentado, fue este poema publicado hace unas semanas por Naina Kataria. Una joven bloguera de Nueva Delhi que se inspiró en la lucha que día a día enfrentamos las mujeres respecto a nuestros cuerpo, la naturaleza del mismo y los estándares sociales y culturales de negación de la belleza femenina para escribir estas palabras que a la fecha son dueñas de 44.66 likes, 10.820 compartidos y 3610 comentarios.Si es viral, es porque quizás muchas nos sentimos identificadas. No en vano, depilarse es doloroso, no solo física, sino también mentalmente. Las cifras hablan por sí solas. Y eso que la foto no es precisamente la pierna de una supermodelo.

2. Lo bello del vello

Imágenes: www.refinery29.com

“Celebrar lo bello del vello corporal, y empoderar a las mujeres inspiradoras”. Ese fue el objetivo de Refinery29, uno de los medios independientes de moda más reconocidos de Estados Unidos, al publicar esta serie de fotografías protagonizadas por bello corporal  que decoraron con otras formas, texturas y colores para anunciar su apoyo a esta creciente tendencia y aplaudir la actitud de las mujeres, que aceptan la naturaleza de su cuerpo  como Ivy Stewart y Lee Armoogam, las modelos que protagonizan esta serie.

3. Body Hair Book

Cat Coule es una instagramera y amante empedernida de la poesía que hace unos cuantos años dejó de depilar sus axilas y ahora publica con frecuencia fotos de su nueva motica de pelo adquirida que recoge entre 300 y 500 likes por foto. Segura de que la sociedad ha creado una cultura de represión por el cuerpo femenino, ahora recoge donaciones para crear un libro con fotografías de mujeres y hombres que aceptan la peludés de sus cuerpos con el firme propósito de inspirar a otras y otros ¿Le donaría unos centavos a la niña?

Temas relacionados: