Se encuentra usted aquí

Pink Floyd: el regreso de una nave

Por
Redacción Shock

El hombre no conquistó la Luna con el Apolo 11 y las consabidas palabras del astronauta norteamericano Neil Armstrong en 1969. El hombre realmente llegó a la Luna cuando Pink Floyd lanzó el álbum “The Dark Side Of The Moon” cuatro años después: guiada por el ingeniero y músico Alan Parsons e impulsada por técnicas avanzadas de grabación, la banda inglesa creó un satélite sónico y conceptual de rock que desde aquel entonces no ha dejado de girar alrededor del mundo aunque, a ciencia cierta es el mundo el que gira desde entonces alrededor de su órbita.
 
Hoy, 50 años después de surgir y 20 años después de no lanzar un nuevo álbum de estudio, Pink Floyd está de regreso y aterriza en medio de un mundo que ya no es el de antes y en el que sus integrantes sobrevivientes –los que aún siguen vivos o no sucumbieron a las disputas legales que los enfrentaron por el control de la marca Pink Floyd, específicamente Roger Waters–; son septuagenarias esfinges de una especie de “civilización musical perdida” o que difícilmente se ha vuelto a ver. 

Cómo encaja su nuevo álbum “The Endless River” en el presente, qué lugar ocupa dentro de la discografía misma de la banda, qué es Pink Floyd sin Waters y con David Gilmour y Nick Mason al frente de la nave y qué canciones de su pasado difícilmente serán superadas a pesar de que tanta agua ha pasado bajo el puente, son algunas de las muchas preguntas que este “Río Sin Fin” ha traído para los fans de siempre y aún quienes por primera vez asoman su cabeza por el calidoscopio de Pink Floyd.

En Shock invitamos a una serie de reconocidas firmas del medio musical y entendidos de una obra en la que la creación de las portadas de los discos es tan crucial como la calidad de audio que experimentará el oyente o la campaña promocional que da paso al lanzamiento; y en donde nada parece navegar al azar o a viajar la deriva.

-IR AL ESPECIAL.

 

Temas relacionados: