Se encuentra usted aquí

¿Planeando vacaciones? ¿Qué tal unas semanas en el Sudeste Asiático?

Rompan marrano, saquen visas y sigan estas recomendaciones para planear la ruta.
Por
Redacción Shock

Sí, es un destino un poco lejano desde nuestro país, y sí, hay que realizar varios trámites e invertir una suma de dinero considerable para llegar allí; pero en cuanto se pone un píe fuera del avión, todos estos detalles se vuelven minúsculos frente a la experiencia que se está a punto de vivir.

Por: Esteban Daza // @steban_dl

Desde que salí de Colombia hace ya diez meses, no solo tenía en mente llegar a Australia para estudiar inglés. Otro de mis objetivos era recorrer algunos países del Sudeste Asiático, pues estaba demasiado cerca como para dejar pasar la oportunidad de explorar una zona que combina naturaleza, espiritualidad, gastronomía, fiestas y aventura. No es sencillo planear una ruta. Muchos viajeros optan por comprar el tiquete de ida y dejarse sorprender por cada destino. En el caso de los colombianos el plan no puede ser tan libre, pues en la mayoría de los países que comprenden la región nos piden visa y por ende tiquetes de entrada, salida y reservas de alojamiento.

Para comenzar es necesario definir previamente qué lugares ver, qué tipo de planes buscan y cuánto tiempo pueden dedicarle a cada destino. El recorrido por esta región es ideal pues se acomoda al bolsillo y tiene opciones de fiesta, culturales y de playa. Antes de armar maletas, hay que tener algunas cosas en cuenta.

Presupuesto

A pesar de que el estilo y costo de vida en cada uno de los países que comprenden esta región pueden variar un poco, en el caso de los turistas la mejor forma de hacer que el dinero alcance es coordinar un presupuesto diario de acuerdo a los planes que se están buscando. Después de comprar los tiquetes aéreos y si se están viajando en plan mochilero, 40 dólares americanos por día son más que suficientes en la mayoría de los países, sin lujos ni regalitos para llevar a la casa, pero sin privarse de disfrutar de los mejores planes de cada destino.

Es buena idea comprar una sim card en los países donde más tiempo vaya a estar y donde vaya a explorar por su cuenta. Así evitará perderse gracias a Google Maps o tomar Uber. contar con un plan de datos es indispensable, pues el wifi en sitios públicos del sudeste asiático no es el mejor.

La ruta

El tiempo y el dinero es el factor determinante para planear el viaje, así que cuando tenga todos estos detalles claros es más sencillo diseñar una ruta. Muchos viajeros gastan aproximadamente cuatro meses recorriendo el Sudeste Asiático, la mayoría de ellos ahorran lo suficiente, renuncian a sus trabajos y emprenden la aventura. Internet está inundada de información y testimonios de miles de personas que han explorado esta región. No existe una ruta predeterminada, lo mejor que cada uno puede hacer es revisar cada destino y ver qué tan interesante puede llegar  a ser de acuerdo a las experiencias que se estén buscando. Con exactamente 42 días, la ruta que recomiendo incluyó siete países. Muchos dirán que no es tiempo suficiente, pero la clave aquí es disfrutar del destino que se está explorando y no atormentarse pensando en lo que se está perdiendo. Recuerden, es imposible conocer todo en un solo viaje. Estos son algunos de los imperdibles:

Bali, Indonesia

Bali es el mejor lugar del Sudeste Asiático para viajar solo, pues tanto locales como turistas buscan conocer nuevas personas todo el tiempo. Es muy fácil hacer amigos allí, sin importar nacionalidad, edad o género. Esta isla es el paraíso de los australianos, pues tienen lo que más les gusta: buenas fiestas y dónde surfear. Lo mejor de todo es que todo es muy barato así que Bali es un lugar fácil de explorar sin gastar una fortuna. 

  • Tipo de planes: templos, playas, deportes, naturaleza, gastronomía, rumba.
  • Lo que no puede perderse: ver el atardecer en el templo Uluwatu, visitar el Bosque de los Monos, tomar clases de surf, probar la comida local, recorrer las terrazas de arroz, escalar algún volcán e ir de rumba.
  • Temperatura: la isla tiene un clima tropical, cálido la mayor parte del año, suficiente para disfrutar de la playa y explorar sin sofocarse por el calor.
  • Presupuesto diario: 35 dólares, incluyendo alojamiento en hostales, comida en restaurantes normales (tipo corrientazo), transporte y entradas a atracciones.
  • Tiempo mínimo de estadía: una semana.
  • Ojo con: los monos, hay en casi todos los templos y se roban objetos como gafas y gorras. No camine por las calles de Kuta solo a la madrugada pues puede ser peligroso. Siempre use repelente y bloqueador; y siempre pida rebaja; normalmente aumentan mucho los precios.
  • Transporte: la forma más económica de explorar la isla es alquilar una moto, la mayoría son automáticas así que son sencillas de manejar. Si no tiene mucha experiencia manejando es mejor que busque otra opción pues el tráfico en la isla es bastante pesado.

Yogyakarta, Indonesia

Es un lugar poco concurrido por turistas latinoamericanos, así que no se extrañe si en la calle le toman fotos o le piden que pose con ellos, pues somos algo así como una especia exótica para ellos. Los locales son muy amables, pero casi nadie habla inglés, así que este listo para usar su lenguaje de señas para hacerse entender hasta con los requerimientos más simples.

  • Tipo de planes: templos.
  • Lo que no puede perderse: visitar Borubudur, el templo budista más grande del mundo, y Prambanan, un conjunto de 200 templos hindúes catalogado como el más grande de Indonesia.
  • Temperatura: cálido y húmedo durante el día, un poco frío en la noche. Siempre cargue una chaqueta en su bolso por si acaso.
  • Presupuesto diario: 25 dólares. Incluyendo los mismos gastos que en Bali.
  • Tiempo mínimo de estadía: dos días.
  • Ojo con: las lavanderías. Después de mandar a lavar mi ropa allí, mi ropa blanca nunca más volvió a ser de ese color.  
  • Transporte: igual que en Bali lo más barato es alquilar motos. Pagué cuatro dólares por dos días. El tráfico allí es menos pesado pero las distancias para recorrer los templos son largas, entre una y dos horas.  

Singapur, Singapur

Según el último informe de El costo de la vida en el mundo de la Unidad de Inteligencia de The Econmist, Singapur es la ciudad más costosa del mundo. Y sí que lo es, aunque este no es un impedimento para explorar esta ciudad con presupuesto de mochilero. En cuanto al alojamiento, hay hostales muy económicos (aproximadamente 14 dólares la noche con desayuno incluido) ubicados en el barrio chino y el indio. En cuanto a las comidas las opciones más económicas y sabrosas se encuentran en estas zonas también. Por ejemplo en el barrio chino se puede encontrar un almuerzo con bebida por dos dólares aproximadamente, incluso un poco menos. El trayecto en el metro oscila entre un dólar americano por trayecto, dependiendo la distancia del recorrido. Pero, si se está hospedando en el barrio chino o indio, puede conocer los lugares más interesantes de la ciudad caminando.

  • Tipo de planes: shows de luces, arquitectura, modernidad. multiculturalidad.
  • Lo que no puede perderse: beber algo y disfrutar la vista en uno de los restaurantes del Marina Bay, ver el show de los árboles artificiales de Gardens by the bay y el show de proyecciones en pantallas de agua frente al Museo de artes y ciencias, y visitar el barrio chino.
  • Temperatura: es bastante caliente, prepárese para sudar todo el día y añorar entrar en un sitio con aire acondicionado. Además, tenga en cuenta que los sitios más interesantes son elegantes así que no lo van a dejar entrar en pantaloneta y chanclas, o puede que lo dejen entrar pero va a ser el parche del sitio.   
  • Presupuesto diario: 40 dólares o menos.
  • Tiempo mínimo de estadía: dos días.
  • Ojo con: las reglas de Singapur son bastante estrictas; no cruce los semáforos en rojo, no tire basura en la calle, etc.
  • Transporte: el metro en Singapur es muy fácil de manejar. Sin embargo, la mejor opción si no se cuenta con un presupuesto muy alto es caminar pues todo es relativamente cerca. También puede descargar Uber que en este caso es mucho más económico que los taxis.

Kuala Lumpur, Malasia

La capital malaya es el paraíso para los amantes de la tecnología, pues se pueden encontrar todo tipo de accesorios y aparatos a muy buenos precios. Así que si está pensando en cambiar de cámara, celular, computador o simplemente quiere engallar los que ya tiene, Kuala Lumpur es el lugar. Además de esto, la oferta gastronómica es bastante amplia y económica. Una cena en un muy buen restaurante está alrededor de siete dólares americanos, lo que la convierte en el destino perfecto para los aficionados a conocer nuevos sabores y darle gusto al paladar en general.

  • Tipo de planes: tecnología, arquitectura, templos, gastronomía. 
  • Lo que no puede perderse: visitar las Torres Petronas y la Torre KL, explorar las Cuevas Batu y probar la comida local.
  • Temperatura: menos caluroso que Singapur pero húmedo. La ventaja es que aquí el código de vestimenta es un poco más relajado.  
  • Presupuesto diario: 30 dólares. Incluyendo alojamiento, transporte y comida en buenos restaurantes. Si quiere comprar tecnología el presupuesto aumenta.
  • Tiempo mínimo de estadía: dos días.
  • Ojo con: el tráfico, hay cero respeto por el peatón así que siempre hay que estar alerta a la hora de cruzar la calle.
  • Transporte: una opción muy barata, rápida y cómoda es Uber. Un trayecto de 20 minutos no cuesta más de dos dólares. Caminar también es buena opción pero las distancias son un poco extensas.

Tailandia

Resumo en un solo apartado todos los destinos de Tailandia para no extenderme mucho. Este fue el país que más me gusto de todo mi recorrido, pues cada lugar de Tailandia tiene algo único por conocer y cientos de experiencias por vivir. Aunque el presupuesto es un poco más elevado que en otros países, sigue siendo un lugar accesible económicamente. Además hay que tener en cuenta que no todos los días se van a hacer tours o bucear así que habrá días en los que se gaste menos que en otros. Tenga en cuenta también la forma en la que se va a desplazar dentro del país, aunque hay varias aerolíneas de bajo costo, hay opciones más económicas como buses y trenes nocturnos, aunque claramente gastan más tiempo. Otra opción, indispensable para conocer las islas es tomar ferris; los precios de cada trayecto oscilan entre 10 y 30 dólares dependiendo de la distancia entre cada destino. Pero sin importar el dinero, Tailandia es uno de esos destinos que ningún viajero se arrepentirá de conocer.

  • Tipo de planes: playas, gastronomía, rumba, templos, buceo, masajes, naturaleza, tatuajes.
  • Lo que no puede perderse: visitar las islas Phi Phi y Maya Beach, recorrer los templos y calles de Bangkok, bucear en la isla Tao, ir a la Full Moon Party en la isla Phangan, pasar el día con los elefantes en Chiang Mai, conocer el Templo Blanco de Chiang Rai, hacerse un masaje Thai en cualquier lugar del país.
  • Temperatura: en las islas el clima es perfecto, cálido pero fresco, perfecto para estar todo el día en la playa e ir de fiesta en la noche. Bangkok por su parte es demasiado caliente, casi desesperante pues no corre mucho viento. Además todo está lleno siempre lo que empeora la situación. Chiang Mai y Chiang Rai están ubicadas al norte y son más frescas a pesar de no estar cerca al mar, en las mañanas y en la noche puede llegar a ser un poco frío.
  • Presupuesto diario: teniendo en cuenta planes como visitar Maya Beach, bucear y pasar el día con los elefantes, es mejor tener un presupuesto un poco más alto para Tailandia. Yo aconsejaría unos 50 dólares diarios, incluyendo hoteles, comida y el tipo de planes que mencioné anteriormente.
  • Tiempo mínimo de estadía: tres semanas.
  • Ojo con: el servicio al cliente. Los tailandeses no se caracterizan por ser los más amables. Cuando alquilen motos revisen y tomen fotos en frente del alquilador para evitar sorpresas a la hora de regresarla. Si van de fiesta, pilas con mezclar cerveza con los famosos baldes, pues aunque estos parezcan un coctel común y corriente, pueden embriagar en cuestión de minutos. 
  • Transporte: Phi Phi es una isla pequeña que se recorre fácilmente caminando, en Koh Tao y Koh Phangan y Chiang Mai lo más económico es alquilar motos. En Bangkok utilice Uber, es más barato que los taxis y que los famosos Tuk Tuk: motocicletas con tres ruedas y una especie de carruaje en la parte trasera para el traslado de pasajeros.

Siem Reap, Camboya

La vista del amanecer, los minuciosos detalles de cada edificio y la fuerza de la naturaleza devorando poco a poco las ruinas, convierten a éste en un destino que ningún amante de la fotografía puede omitir si visita esta zona. El plan allí es completamente cultural: dos días para conocer la antigua ciudad de Angkor. Recorrido de un día cuesta 30 dólares más la entrada al complejo, 20 dólares, pero muchas personas recomiendan dividir el recorrido en dos días. Si se va a primera hora (la hora de apertura es a las 5:00 am.) hay tiempo suficiente para explorar todo en un solo día.

  • Tipo de planes: arqueología.
  • Lo que no puede perderse: recorrer las ruinas de la región de Angkor, hogar de los vestigios de las capitales que comprendieron el imperio Jémer. Comer y explorar los mercados nocturnos de Siem Reap.
  • Temperatura: frio en las mañanas, caliente durante el día y la noche.
  • Presupuesto diario: 80 dólares para dos días teniendo en cuenta el recorrido por Angkor.
  • Tiempo mínimo de estadía: dos días.
  • Ojo con: no haga el recorrido por los Angkor en elefantes, es una forma de contribuir a su maltrato, además de que es más costoso.  
  • Transporte: aquí los tuk tuk son la mejor forma de desplazarse, tanto para recorrer los Angkor como para moverse por la ciudad.

Luang Prabang, Laos

Llega un punto de todo viaje en el que se puede llegar a sentir más cansado de lo que se estaba antes de iniciar. Este lugar no tan concurrido, es perfecto para recargar baterías, e igual ofrece algo único para conocer. A menos de 40 minutos de la ciudad se encuentran las Cataratas de Kuang Si: un paraje que combina árboles, vegetación y aguas color turquesa, perfectas para descasar y tomar un nuevo aire para continuar con el viaje.

  • Tipo de planes: relajarse, disfrutar de la naturaleza, mercados nocturnos.
  • Lo que no puede perderse: pasar el día en las cataratas Kuang Si.
  • Temperatura: al mejor estilo de Bogotá prepárese para quitarse y ponerse su chaqueta varias veces durante el día. Las mañanas y las noches son bastante frías, mientras que entre el medio día y las tres de la tarde la temperatura es propicia para refrescarse en las aguas color turquesa de Kuang Si.
  • Presupuesto diario: 35 dólares.
  • Tiempo mínimo de estadía: dos días.

Hanoi y  Bahía de Ha Long Bay, Vietnam

Vietnam es un país ideal por su contenido histórico consignado en museos y monumentos que ayudan a reconstruir la época de la guerra que este país afrontó hace menos de un siglo. Pero este no es el único plan. La Bahía de Ha Long o Ha Lon Bay, es para muchos turistas el lugar más hermoso de todo el país. Estuvo nominada para estar en el grupo de las siete maravillas de mundo moderno pero al final no lo logró. Varios viajeros pagan tours de tres días y dos noches, pero si no se cuenta con mucho tiempo, la opción de dos días y una noche no está mal. Por 90 dólares se consigue transporte desde Hanoi con recogida en el hotel, crucero por la Bahía, una noche de alojamiento en el crucero o en alguna isla y todas las comidas incluidas. La ventaja de visitar este sitio en invierno es que no es muy concurrido: después de atravesar un par de cuevas con un kayak todo lo que se puede escuchar es el ruido de los monos y las aves que viven en los más de 2000 islotes que componen la bahía. A pesar de las bajas temperaturas vale la pena pegarse un chapuzón allí, pues esta oportunidad no se da todos los días.

  • Tipo de planes: museos, naturaleza, historia.
  • Lo que no puede perderse: visitar el mueso de Guerra de Vietnam y explorar la Bahía de Ha Long o Ha Long Bay.
  • Temperatura: depende la época del año.
  • Presupuesto diario: 35 dólares, incluyendo el viaje a Ha Long Bay.
  • Tiempo mínimo de estadía: tres días.
  • Ojo con: las normas de transito no se respetan allí, así que tenga cuidado cuando cruce las calles.
  • Transporte: en Hanoi Uber vuelve a ser la mejor opción. Para llegar a Ha Long Bay lo mejor es reservar un tour.

¿Y cómo es lo de las visas?

Indonesia, Singapur, Malasia, Tailandia, Camboya, Laos y Vietnam, son los países que pueden incluir en el viaje. A excepción de Singapur, todos los demás países exigen visa a los colombianos para ingresar, pero no todas demandan largos procesos para ser adquiridas. En el caso de Camboya y Laos los colombianos podemos obtener la visa a la llegada en el aeropuerto; hay que presentar los tiquetes de entrada y salida, la reserva del hotel, una fotografía tipo pasaporte  y pagar 30 y 25 dólares respectivamente. La visa en Vietnam tiene un proceso similar, con la diferencia de que hay que hacer la solicitud por internet para pagar los 25 dólares. Luego, en el aeropuerto, hay que presentar la carta de solicitud que se obtuvo previamente y pagar 25 dólares más; es decir, 50 en total.

Indonesia y Tailandia tienen oficinas consulares en Bogotá, generalmente solicitan tiquetes tanto de entrada como salida, reservas de alojamiento de todos los días que se pretende estar en el país y llenar un formato de solicitud que entregan en la embajada. Sin embargo en algunos casos pueden exigir carta de empleos, extractos bancarios, entre otros. Lo mejor es revisar los requisitos antes de aplicar pues cambian constantemente.

Los precios de la visa de Tailandia varían de acuerdo a las entradas que se hagan al país: 35 dólares por una sola entrada o 170 dólares por entrada múltiple. En el caso de Indonesia el visado de tres meses con una sola entrada cuesta 45 dólares.

La visa de Malasia es la más engorrosa si se tramita desde Colombia. Todo el proceso se debe hacer a través de la embajada del Reino Unido en Bogotá, solo se puede ingresar y salir del país por el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, tiene vigencia por 14 días y una sola entrada, y su valor oscila entre 80 y 120 dólares. Si se es residente en el exterior, el trámite es mucho más sencillo. Desde Australia solo piden reservas de vuelos y hoteles, llenar un formulario y pagar nueve dólares australianos, que equivalen a siete americanos aproximadamente.

Temas relacionados: