Se encuentra usted aquí

¿Por qué mi novio no es Christian Grey?

Por
Redacción Shock

El estreno del primer tráiler de la película de '50 Sombras de Grey' (ver tráiler) vuelve a poner en boca de todos el fenómeno literario de E.L. James. Por eso decidimos indagar en la psiquis de una de sus fanáticas, que se devoró los libros como si no existiera un mañana, sobre por qué esta historia 'enloquece' sobre todo a las mujeres y es considerada como de culto. El resultado, esta columna.

Por @adrianitaca

Muchas nos hicimos esa pregunta luego de pasar horas pegadas a tres libros de más de 500 páginas, y la pregunta en si resulta absurda porque quién en realidad quiere un novio ¿Depravado? ¿Caprichoso? ¿Celoso? Y hasta traumatizado… pero sobre todo lo depravado. 

Bueno la respuesta podría ser corta porque además de describirlo como el hombre más guapo del mundo es asquerosamente millonario. Pero NO, no es la plata, ni la pinta, es la actitud. Creo que muchas soñábamos con ser la señorita Steele mientras leíamos las páginas de esa apasionante trilogía, queríamos a un señor Grey que nos dijera: “Deje de morder su labio”. Anhelábamos ese hombre rudo que tocaba el piano, hablaba francés, sabía pilotear un helicóptero y además era un experto amante capaz de llevar a cualquier mujer hasta el clímax.

¿Será que somos masoquistas? (Hablo en mi nombre y de algunas amigas) Lo digo porque este señor Grey nos hizo enamorarnos de él aun después de leer cómo trataba a sus “sumisas” y cuanto látigo (y otras cosas) les daba, yo creo que nosotras a la vez queríamos ser esa que él escogió, soñábamos ser esa Anastasia que aparte de disfrutar de la fortuna de Christian, vivía los orgasmos en su máxima expresión.

Confieso que duré casi un año enamorada del señor Grey y ya lo estaba olvidando pues como con cualquier relación si no se cultiva se muere, y volver a leer una y otra vez el libro me parecía algo como obsesivo. Pero volvió, volvió ÉL, con la diferencia que ahora tiene una imagen, no la que yo me esperaba, pero la tiene.

El tráiler de la película me dejó intrigada y todavía faltan 7 meses para lo que con seguridad será un plan de amigas, ir a morbosear al churro de Christian Grey y a conocer a su familia, sus lujos, sus depravaciones y hasta a su Anastasia.

Repito, por qué mi novio no es Christian Grey.